Compartir
Publicidad
Según un estudio, el 12% de las calorías que consumen nuestros hijos viene de la comida rápida
Nutrición Infantil

Según un estudio, el 12% de las calorías que consumen nuestros hijos viene de la comida rápida

Publicidad
Publicidad

El ritmo de vida que estamos llevando no sólo nos está pasando factura a nosotros sino que lo está haciendo con el futuro de nuestros hijos. Según un estudio realizado por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud en Estados Unidos, el 12% de las calorías que consumen nuestros hijos viene de la comida rápida y es algo que tendrá consecuencias en la salud de nuestros hijos a medio y largo plazo.

Los tiempos en los que teníamos tiempo para preparar la cena desde cero y para sentarnos entorno a la mesa a disfrutar de ella junto al resto de la familia son cada vez más cortos y en muchos hogares practicamente inexistentes, de ahí el auge que este tipo de comida está teniendo en nuestros días.

El marketing y nuestra cultura del "ya" y "ahora" están haciendo estragos en la dieta

Se calcula que un niño de nueve años consume de media el equivalente diario de una hamburguesa pequeña, de las que van con los menús de comida rápida, en comida rápida (menús de comida rápida, pizzas a domicilio, platos precocinados, etc)

Según Sandra Hassink, presidenta de la** Academia Americana de Pediatría**, esto funciona porque los envases llenos de dibujos y los regalos que vienen con los menús hacen que resulten altamente atractivos y deseables por los más pequeños y no tan pequeños, pues otro grupo que gran riesgo son los adolescentes y en este caso el cebo son los anuncios de esta comida asociada a reuniones de amigos y diversión, a parte de un precio muy asequible para sus bolsillos.

176986525

La tasa de obesidad se ha multiplicado en los últimos años

El porcentaje de calorías que provienen de este tipo de comida es del 9% en niños menores de 11 años y del 17% en adolescentes (de 11 a 19 años), lo que nos da una media del 12%.

En los años 80, la tasa de obesidad en los niños era del 7%, hoy está entorno al 18%.** ¡Más del doble!** Y en adolescentes la cosa es mucho peor, pues se ha pasado de una tasa del 5% al 21%

Debido a esto, cada vez es más común ver enfermedades en niños que hasta la fecha sólo se veían en personas de mediana edad, como presión arterial alta, diabetes tipo II o enfermedades de hígado, afirma Hassink.

Tendemos a creer que en la infancia y la juventud hay como una especie de reserva de salud, un tiempo de "inmunidad" que podemos aprovechar antes de hacernos mayores y empezar a vernos esos michelines asomando en la playa. Pero eso no es cierto, este tipo de dietas va a influir directamente en la salud de nuestros hijos en el futuro. Adquirir hábitos saludables desde pequeños es la mejor baza de la que disponemos para ayudar a mantener una buena salud en el futuro.

Efectos a corto plazo de la obesidad en la salud de nuestros hijos

  • Aumento de enfermedades del cardiovasculares debido a un exceso de colesterol y alta presión arterial.
  • Mayor posibilidad de desarrollo de diabetes.
  • Mayor probabilidad de problemas en articulaciones y rotura de huesos.
  • Mayor probabilidad a ser objeto de bulling y de tener baja autoestima.

Efectos a largo plazo de la obesidad en la salud de nuestros hijos

  • Los niños que son obesos de pequeños, especialmente aquellos que son obesos ya con dos años, tienen mayor probabilidad de ser adultos obesos.
  • Existen estudios que han relacionado la obesidad con un aumento de la probabilidad de padecer ciertos tipos de cáncer como cáncer de mama, colon, endometrio, esófago, páncreas, tiroides, ovarios, cérvix y próstata, entre otros.

Necesitamos aplicar cambios en nuestras vidas

486019873

Sabemos que es complicado encontrar tiempo en nuestras vidas y que muchas veces nos dejamos llevar por las peticiones de nuestros hijos que a su vez son presa fácil del marketing de este tipo de empresas, pero es algo que debemos hacer por el futuro de nuestros hijos, es un pequeño esfuerzo que sin duda merece la pena.

Muchos padres creen que este tipo de comida es apta para los más pequeños, pero gran parte de las calorías ingeridas son calorías vacías que no aportan nada a nuestro organismo, a parte de grasas y azúcares.

Algunas ideas que os proponemos para realizar estos cambios:

173298743
  • Evitar comer más de una vez por semana en sitios de comida rápida.
  • Los niños quieren el menú de la cadena de comida rápida por el regalo, así que podemos comprar nosotros un regalo para ellos e ir a otro sitio de comida más sana o comer en casa.
  • Muchos de las cadenas de comida rápida tienen ya la posibilidad de escoger platos más sanos y podemos sustituir parte de nuestro menú por elecciones menos calóricas: por ejemplo la opción sustituir paratas fritas por gajos de manzana o verduras que tienen en algunas hamburgueserías o podemos escoger una pizza cuatro estaciones en vez de la de beicon y cuatro quesos.
  • Si nos paramos a pensar realmente, al cocinar ciertos platos, ni perdemos tanto tiempo, ni sale más caro que cenar fuera o pedir la cena. Una pizza se prepara en 10 ó 20 minutos dependiendo del tipo de ingredientes que lleve, una hamburguesa se hace en cinco minutos y pollo asado sólo requiere meterlo en el horno y esperar a que se haga.
  • El tiempo que pasamos cocinando no es tiempo perdido, podemos aprovechar y cocinar con nuestros hijos, es una forma divertida de experimentar con la comida y un niño está más dispuesto a probar nuevos alimentos cuando ve cómo se preparan o cuando ha podido experimentar con ellos.
  • Podemos cocinar la noche anterior o durante el fin de semana y así solo tendremos que descongelar o recalentar la comida.
  • Mirad bien las etiquetas de composición de los productos que compramos y rechazar aquellos con alto porcentaje de azúcares o grasas.
  • Sustituir la bollería industrial de la merienda por piezas de fruta u otro tipo de merienda más sana.

Si no sabéis qué cocinar o cómo hacerlo, en los sitios de nuestros compañeros de Directo al Paladar y vitónica podéis encontrar numerosos consejos para cocinar de forma sana y deliciosa, así como otros muchos para introducir hábitos saludables en vuestra vida. También nosotros, cada jueves, te traemos un resumen de las mejores recetas de ellos.

Foto | thinkStock
Vía | USAToday
En Bebés y Más | Diez hábitos saludables en el embarazo, Buenos hábitos para la merienda de los niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio