Compartir
Publicidad

Diez hábitos saludables en el embarazo

Diez hábitos saludables en el embarazo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya estás embarazada y quieres cuidarte para que todo salga perfectamente. Todo el mundo alrededor te dice lo que tienes o no tienes que hacer, algunas veces con razón, otras veces sin fundamento. Pero sí hay algunos hábitos saludables durante el embarazo que deberías seguir.

Se trata de consejos que nos van a beneficiar en cuerpo y mente, para lograr pasar un embarazo más saludable y prevenir riesgos innecesarios. No te preocupes si acabas de saber que estás embarazada, estás a tiempo de cambiar de hábitos y "ponerte en forma".

Come sano durante el embarazo

Una buena alimentación es primordial en cualquier etapa de la vida, pero especialmente durante el embarazo. Entre los consejos para una alimentación sana durante el embarazo podemos destacar el consumo de fruta y verdura bien lavadas (ricas en fibra, vitaminas...), lácteos (nos aportan calcio), carnes y pescados (excepto algunos no recomendados como el atún rojo y emperador)...

Puede que tengas hambre a todas horas, pero recuerda elegir tentempiés saludables, no tomar alimentos crudos (sushi, steak tartar...) o poco curados. Evita la bollería industrial y en general dulces y comida con exceso de grasas saturadas.

Toma un suplemento de yodo y ácido fólico

Durante el embarazo y la lactancia se recomienda un suplemento de yodo y de ácido fólico, nutrientes esenciales para el correcto desarrollo del bebé.

Los médicos suelen recomendar suplementos alimenticios que contienen estas sustancias junto a otras importantes como calcio, hierro, omega-3, vitaminas... por si la alimentación de la madre tiene carencias y no llega a las recomendaciones.

Procura mantener un peso adecuado

Es difícil hablar del el aumento de peso ideal durante el embarazo, ya que aunque en general se recomienda un incremento entre seis y doce kilos, las embarazadas con bajo peso deben aumentar más kilogramos para recuperar su estado nutricional, mientras que las que comienzan con exceso de peso han de limitar su aumento.

dieta-embarazada

Mantén una buena hidratación

Mantenerse bien hidratada durante el embarazo bebiendo agua suficiente es fundamental para mantenerse sana, para prevenir problemas como la obesidad, las varices, el edema, estreñimiento... Se recomienda beber al menos dos litros de agua diarios durante el embarazo, probablemente más si es verano y siempre que tengas sed.

También puedes optar por zumos naturales (mejor que los envasados), leche, batidos caseros y tomar abundante fruta y verdura también te mantendrá bien hidratada.

Di no a tabaco y alcohol

Está comprobado que fumar durante el embarazo plantea riesgos. Debido a la falta de oxígeno, el feto puede no crecer y su ritmo cardiaco se acelera. El tabaco se relaciona con muchos abortos y muertes de bebés, por lo que ha de evitarse en la medida de lo posible, no solo en la madre, también en el entorno.

Por otro lado, el alcohol pasa al torrente sanguíneo del bebé y también le afecta negativamente y si el consumo es habitual pueden darse complicaciones obstétricas e incluso el síndrome alcohólico fetal. En definitiva, mejor no beber ni una gota de alcohol durante el embarazo.

Haz ejercicio durante el embarazo

Si no existe contraindicación médica o riesgo para el embarazo, la práctica habitual de ejercicio proporciona múltiples beneficios a la madre y al bebé. El momento y el ritmo con el que empecemos dependerá de cada mujer y a lo que esta estuviera acostumbrada, pero en general no hay límites para ello y se puede seguir con actividad física hasta el final del embarazo.

Hay algunos ejercicios más adecuados para la embarazada, como la natación y otros ejercicios en el agua, caminar, yoga, ir en bicicleta... Dependerá de nuestros gustos y además nos prepara para afrontar fuertes y con más ánimos el parto, ayudando a una mejor recuperación.

Además, no olvidemos los ejercicios de preparación al parto (acudir a las clases puede ayudarnos en muchos sentidos y también nos prepara para la llegada del bebé) y algunos importantes como los de Kegel para fortalecer el suelo pélvico...

Haz el amor

Otro ejercicio que podemos practicar es en la intimidad. Practicar sexo durante el embarazo, siempre que no exista riesgo, es beneficioso tanto para la madre como para el feto, por lo que se trata de otro hábito saludable a tener en cuenta por la embarazada.

En la recta final de la gestación, mantener relaciones sexuales puede ser un buen ejercicio de preparación al parto

Hay que olvidar los mitos falsos y saber que el sexo es posible durante cada trimestre y también existen algunas posturas más idóneas.

Al final del embarazo las contracciones vaginales debidas al orgasmo ablandan el cuello uterino (así como las prostaglandinas del semen), facilitando el trabajo del parto y preparando al cuerpo para aliviar el dolor.

Visita al ginecólogo

Realiza el seguimiento médico

No estamos enfermas, pero durante los meses que dura la gestación nuestro cuerpo sufre muchos cambios, el embrión y el feto evolucionan rápidamente y queremos que todo esté bien. Los distintos controles durante el embarazo no solo sirven para que nos emocionemos con la primera ecografía (y las siguientes...), nos aseguran el correcto desarrollo del mismo, así como la realización de los análisis pertinentes.

Entre estos análisis prenatales importantes se encuentran el triple screening que detecta anomalías en el feto o la prueba del estreptococo para ver si existe infección, el test de O'Sullivan para controlar el nivel de glucosa...

Cuida la higiene bucal

Por cada hijo, un diente, dice el saber popular. Nos alegramos de que sea falso, pero algo de realidad hay detrás de esa catastrófica frase. La boca durante el embarazo también sufre cambios, la composición de la saliva, las hormonas, las náuseas... provocan que un buen número de embarazadas padezcan problemas bucales. Por ello, recuerda lavar los dientes con crema fluorada después de cada comida, utiliza el hilo dental y colutorio de enjuague.

El ginecólogo no tiene por qué ser el único especialista que veamos durante el embarazo. Se recomienda una visita al odontólogo para controlar la salud bucal al menos una vez el el embarazo, preferiblemente en el segundo trimestre, para controlar que todo está bien.

Relájate, descansa

La salud mental también es importante y necesitamos estar lo más cerca posible del 100% para la llegada del bebé. No siempre resulta fácil, sobre todo si ya tenemos hijos anteriores y más que nada al final del embarazo, pero hemos de procurar descansar al máximo y mantener el estrés alejado de nuestra vida.

Procuremos una buena calidad del sueño (aunque en el último trimestre el asunto se complique), sigamos haciendo ejercicio y realicemos actividades que nos despejen, que nos entretengan, que nos relajen...

En definitiva, estos son los hábitos saludables durante el embarazo que has de seguir para prevenir riesgos y que todo salga bien. Sigue las recomendaciones del médico y dentro de poco tendrás a tu bebé en brazos... Empieza una nueva etapa que, por cierto, ¡también ha de ser muy saludable!

Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | Quiero quedar embarazada: decálogo de consejos, Diez tips para embarazadas, Diez consejos para un embarazo sano y feliz, Decálogo de recomendaciones para una buena nutrición en el embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio