Publicidad

Permitir que los bebés coman cacahuetes podría evitar que desarrollen alergia

Permitir que los bebés coman cacahuetes podría evitar que desarrollen alergia
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los frutos secos son causantes de las alergias alimentarias más comunes en los niños, junto con la leche, el pescado y el huevo. De entre los frutos secos, los cacahuetes son los que mayor número de alergias provocan.

Es por eso que durante años los pediatras vienen recomendado evitar el consumo de cacahuetes a niños menores de tres años años para evitar posibles riesgos. Pero según las conclusiones de un nuevo estudio realizado por investigadores del King's College de Londres, permitir que los bebés coman cacahuetes podría evitar que desarrollen alergia a este alimento.

La investigación fue realizada con 530 bebés de entre 4 y 11 meses con alto riesgo de desarrollar alergia al cacahuete, bebés que previamente habían desarrollado eczema, una señal temprana de alergias.

Se los dividió en dos grupos: a la mitad se les dio una merienda a base de cacahuetes, nunca enteros, debido al riesgo de asfixia, (espero que no fuera a bebés de menos de seis meses), mientras que la otra mitad de los bebés evitó completamente los cacahuetes.

Según el ensayo, se prevé que 14 de cada 100 niños desarrollarán una alergia a los cacahuetes a la edad de cinco años. Pero tras la prueba, se redujo sorprendentemente la cifra en un 86%, a sólo dos de cada 100 niños.

A la edad de 5 años, la prevalencia de alergia en el grupo que había evitado el consumo fue de un 17,2 por ciento, mientras que en el grupo de niños que los habían probado, sólo un 3,2 por ciento.

Por su parte, entre los pequeños que ya se estaban volviendo sensibles a los cacahuetes, la tasa de alergia se redujo del 35% al 11%.

Los resultados son bastante contundentes, la verdad. Según los resultados del estudio, los investigadores creen que el consumo temprano de cacahuetes es una manera efectiva de prevenir la alergia a este alimento.

Evitarlos hasta los tres años

Las recomendaciones actuales sobre los frutos secos en la alimentación infantil, incluidos los cacahuetes, establecen evitar su consumo hasta al menos los tres años de edad.

A partir de los tres años se pueden ir introduciéndolos poco a poco controlando cualquier posible reacción y siempre en forma de productos, nunca enteros por el riesgo de asfixia, hasta los 6-7 años, según la AEP.

No es la primera vez que se recomienda adelantar la introducción de un alimento como forma de generar inmunidad en el niño y prevenir así una posible reacción alérgica a futuro.

De momento, seguiremos las recomendaciones actuales a la espera de que se revisen los resultados y se establezca si se modifica o no la edad de introducción de los cachuetes en la alimentación infantil.

Vía | io9
Foto | Thinkstock
Más información | New England Journal of Medicine
En Bebés y más | Relacionan comer cacahuetes en el embarazo con alergia en el niño, Alergia a los frutos secos: atención a las etiquetas de los alimentos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir