Compartir
Publicidad

Papillas con leche materna

Papillas con leche materna
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Cuando llega el momento de incorporar las papillas de cereales a la alimentación del bebé, idealmente según la OMS a los 6 meses, la leche materna es la mejor opción para prepararlas.

Es una gran ventaja para la incorporación de los nuevos alimentos ya que el sabor familiar de la leche materna ayudará al bebé a asimilar mucho mejor las primeras papillas.

No significa que justo a la hora que el bebé vaya a tomar la papilla debas extraerte la leche, puedes extraértela en cualquier momento del día con extractor manual o eléctrico, preferentemente por la mañana ya que por la noche es cuando más producción hay, y mantener un stock almacenado en el congelador en sus recipientes especiales.

Cada día que vayas a usar la leche debes bajarla al frigorífico unas horas antes, mejor la noche anterior, y calentarla en un recipiente con agua templada, no caliente, para que la leche no pierda propiedades. Al agregarle los cereales en la proporción que indica el envase puedes ofrecérsela al bebé en biberón o en cuchara.

Merece mucho la pena extender la lactancia materna el mayor tiempo posible, por lo que el inicio de la alimentación complementaria no es un obstáculo para seguir dándole tu propia leche, sino todo lo contario. Pueden combinarse ambas perfectamente, preparando las papillas de cereales (al principio sin glúten) con leche materna y por supuesto continuar con las tomas habituales de postre, al despertar o antes de dormir.

Más información | e-lactancia.org Más información | Asociación Española de Pediatría En Bebés y más | Papillas ecológicas, una opción sana En Bebés y más | Sabores de la leche materna En Bebés y más | El paso del biberón a la cuchara

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos