Compartir
Publicidad
Publicidad

Padres estresados, hijos con sobrepeso

Padres estresados, hijos con sobrepeso
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si bien una de las mayores preocupaciones de lo padres con niños pequeños es la alimentación y el riesgo de cruzar la línea de la obesidad, uno de los factores que más predispone a los niños a sufrirla es el estrés de los padres.

Hay muchos otros factores que también inciden como, desde luego, la alimentación que proporcionamos a nuestros hijos, pero hasta en este punto el estrés de los padres tiene que ver.

Hoy en día, por exigencias de horarios, rutinas y trabajo, ambos padres están fuera de casa la mayor parte del día y apenas comparten con sus hijos, con suerte, una comida al día. Tenemos en general poco control de lo que comen nuestros hijos. Si a esto le sumamos que nos queda poco tiempo para cocinar recetas saludables elaboradas en casa y recurrimos a comidas preparadas, el resultado es una alimentación poco adecuada.

Por otra parte, los padres son un pilar fundamental para los hijos, somos nosotros los responsables de brindarles seguridad y estabilidad. La falta de apoyo emocional puede provocar quiebres en su personalidad haciéndolos más propensos a que sufran trastornos alimenticios como sobrepeso u obesidad.

No es difícil de dilucidar, pero últimamente hasta estudios científicos apoyan la teoría de que una familia estresada predispone a la obesidad en los niños. Un ambiente familiar adverso en años claves para el desarrollo de la personalidad también afecta las conductas alimentarias.

El estrés es un mal que convive con muchas familias. Situaciones de estrés pueden provocar que el niño sufra ansiedad y se refugie en la comida o que se resienta la relación entre padres e hijos pues los adultos se sienten desbordados por las conductas de los niños. Esto hace que los padres estresados bajemos la guardia y les permitamos una alimentación menos responsable y más a su antojo, lo que se traduce en una alimentación poco saludable y mayor riesgo de obesidad.

Lo importante es que estemos siempre pendientes de la alimentación de nuestros hijos. Estar atentos siempre a sus necesidades emocionales y por supuesto no bajar los brazos promoviendo hábitos saludables. También es fundamental adoptar algunas medidas para evitar el sobrepeso y la obesidad infantil.

Vía | Vitónica En Bebés y más | El estrés familiar predispone a la obesidad en los niños, Padres preocupados por la obesidad infantil, Familias estresadas, más comida basura

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos