Compartir
Publicidad
Publicidad

Comer legumbres en verano

Comer legumbres en verano
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con los calores, no apetece comer demasiado caliente, ni estofados humeantes, ni comidas pesadas. Por eso las tradicionales lentejas, judías o garbanzos suelen quedar para temporadas más apropiadas...

Pero las legumbres también se pueden comer en verano, para no perdernos sus propiedades beneficiosas, y prepararlas de un modo atractivo para los niños y para toda la familia.

Las legumbres son un pilar básico de una dieta sana, y la mayoría de bebés empieza a tomarlas a partir de los 12 meses. A partir de los dos años, cuando ya comen lo mismo que los mayores (siempre que hablemos de comidas sanas y cuando no haya casos de alergias), toda la familia toma los platos de legumbres.

En verano, en lugar de comer las legumbres en caliente, podemos ensayar platos fríos de legumbres. Aquí van unos ejemplos.

  • Ensalada de garbanzos. Habiendo preparado previamente las legumbres cociéndolas, las dejamos enfriar. Después mezclamos con trozos de verduras crudas a taquitos como tomate, pepino, zanahoria, pimiento, maíz... y huevo duro. Si queremos añadir algo de carne, mejor no escoger embutidos ni carnes demasiado grasas, de difícil digestión, y optar por taquitos de pavo, pollo o jamón. También se puede mezclar con atún, si os gusta la combinación, que a mí me parece estupenda.

  • Ensalada de judías (habichuelas). Se prepara igual que a anterior. Se puede hacer con judías blancas, pintas o rojas, en combinaciones deliciosas.

  • Incluso, las lentejas pueden ir bien en ensalada, como en esta receta que os trajimos hace un tiempo, un plato fresco y delicioso que podemos combinar con ingredientes diversos, añadiendo verduras al gusto.

  • Como están en frío, estas ensaladas se pueden aderezar con un poquito de mayonesa, aunque es más sano el aceite de oliva en crudo, y se le puede dar un toque de vinagre o de limón.

  • También vimos unos trucos para que los niños coman legumbres de un modo diferente, como en forma de hamburguesas o croquetas, que las hacen muy atractivas a ojos de los pequeños.

Esperamos que estos consejos para que los niños coman legumbres en verano y no perder esta sana costumbre en nuestra dieta os sean de utilidad y os ayuden a preparar deliciosos y refrescantes platos de legumbres.

Foto | fernand0 en Flickr - CC En Bebés y más | Alimentación complementaria: las legumbres, Legumbres, una gran fuente de proteínas para nuestros hijos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos