Compartir
Publicidad

Baby Led Weaning: 17 alimentos fresquitos y nutritivos para el verano, y cómo ofrecerlos a tu bebé

Baby Led Weaning: 17 alimentos fresquitos y nutritivos para el verano, y cómo ofrecerlos  a tu bebé
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llega el verano y con él muchos cambios: temperaturas más altas, vacaciones, abren las piscinas, vamos a la playa... y estos cambios afectan también a las comidas. Por un lado, muchos niños (y no tan niños) pierden el apetito y comen menos cantidad.

Por otro, realizamos muchas comidas fuera de casa (en la playa, en la piscina, de excursión...) y tenemos que buscar alimentos que puedan transportarse fácilmente y comerse con las manos. Además, la hidratación es fundamental en verano, por eso debemos elegir alimentos frescos y nutritivos.

¿Qué alimentos incluimos entonces en el menú de nuestro bebé que practica Baby Led Weaning (BLW) en esta época del año? A continuación os dejo 17 ideas aptas para ellos.

1. Sandía y melón

La fruta no debe faltar en ninguna estación, pero en verano resulta especialmente apetecible. La sandía y el melón, con su elevado contenido en agua, son una excelente fuente de hidratación. Cuando nuestros pequeños están iniciándose en BLW podemos ofrecerlo en bastones (a mí me gusta dejar la piel, bien lavada, para facilitar el agarre) o bien en rodajas que agarren con ambas manos. Eso sí, quítale las pepitas.

2. Patés saludables

En verano apetece el picoteo. Sentarse en la terraza a tomar el aperitivo o improvisar un picnic en la piscina. Un buen paté y unas tostadas es algo fácil y apetecible. Se pueden hacer en casa con ayuda de una batidora o picadora. Paté vegetales de aceitunas, de tomates secos o de berenjena; también podemos hacerlo de mejillones (una excelente fuente de hierro) o de salmón.

3. Pepino

Cucumbers 3534185 1920

Este alimento también es rico en agua (¡un 96% es agua!) y aporta numerosas vitaminas, destacando las del grupo B. Podemos ofrecerlo en bastones, solo o acompañado de alguna salsa para untar, por ejemplo hummus o salsa de yogur (para los mayores de 9-10 meses).

4. Nuggets o "fingers" de pollo (caseros)

Chicken Nuggets 1108 1920

Fáciles de llevar y ricos tanto fríos como calientes. Lo ideal es hacerlos caseros. No es necesario que sean fritos (aunque no hay problema si es ocasionalmente y empleáis un buen aceite); hay recetas estupendas para cocinarlos al horno y que queden crujientes o en Thermomix.

Podemos presentarlos en forma nugget o finger (palito) dependiendo de las habilidades de nuestro bebé para agarrarlos.

5. Hummus

Hummus 1057999 1920

Las legumbres son una excelente fuente de proteína vegetal. Aportan hierro del grupo no hemo, de difícil absorción, por lo que es recomendable combinarlas con alimentos ricos en vitamina C, ácido cítrico y/o fructosa. Podemos prepararlo con unas gotitas de limón (aquí os dejamos una receta básica) y si sois creativos, podéis hacerlo de remolacha o aguacate.

Podéis acompañarlo con colines integrales o palitos de frutas o verduras: calabacín, berenjena, pepino, zanahoria... (en éste último caso debemos ofrecer la zanahoria cocinada para evitar atragantamientos).

6. Gazpacho o salmorejo

Tomato Soup 2288056 1920

Pero, ¿el BLW no era un métodos sin purés? No necesariamente. En BLW el bebé decide qué come y es él el que coge el alimento y lo lleva a la boca. Así que podemos ofrecerle el gazpacho en vaso para que beba (en torno a los 9-10 meses comienzan a ser capaces de beber de un vaso con asas) o podemos prepararles salmorejo para "dipear", por ejemplo con palitos de berenjena en tempura o bien untarlo sobre una tostada.

7. Helados (caseros)

Ice 2219574 1920

Si hay una comida típica de verano son los helados. Y, ¿pueden los bebés comerlos? ¡Claro! Y veréis que les encantan. Los podemos hacer con fruta congelada triturada (ideal que pongáis algún plátano maduro). Si queréis que queden más cremosos podéis añadir un poco de yogur (para niños mayores de 9-10 meses). Y hay familias que incluso hacen helados de leche materna. Os dejamos la clave para triunfar haciendo helados caseros y 11 recetas de helados fáciles y rápidas y sin heladera.

8. Pasta

Pasta Salad 1974762 1920

El cereal debe suponer una cuarta parte de las comidas según el Plato de Harvard y preferiblemente integral.

La pasta es otro de esos alimentos que está bueno tanto frío como caliente. Para los niños más pequeños que comienza BLW elegid espirales, pajaritas o macarrones rallados que son más fáciles de agarrar. Podemos prepararlos en ensalada, con verduras en tiras y aliñada con aceite de oliva.

9. Empanadillas al horno

Empanadas 3410288 1920

Ideal si hacemos la masa casera. Podemos rellenarlas de multitud de alimentos, en función de lo que haya probado ya nuestro bebé: el clásico atún y tomate, vegetales, de jamón, pollo y champiñones... Tampoco es necesario freírlas, hechas al horno quedan realmente deliciosas.

10. Tostadas de aguacate y tomate

Avocado Toast 3856950 1920

Conviene elegir un pan saludable integral y podemos prepararlo en barritas o en porciones más grandes para que sujeten con ambas manos. Encima podemos echar un chorrito de aceite de oliva y añadir aguacate machacado y tomate.

El aguacate es rico en grasas monoinsaturadas (grasas saludables, fundamentales para el correcto desarrollo de nuestros bebés), destacando en particular el elevado contenido en ácido oleico. Además es una fuente importante de vitamina E (antioxidante).

11. Hamburguesas de pescado

El pescado es un alimento básico en la dieta por su aporte de ácidos grasos omega-3; sin embargo, ofrecerlo en los primeros meses puede resultar complicado, pues aún no son capaces de hacer la pinza y se les desmenuza entre las manos.

Una buena solución son las hamburguesas (que no siempre son de carne, como veis). Os dejamos una receta básica de hamburguesa de pescado. Tradicionalmente el pescado se retrasaba hasta los nueve meses; estudios más recientes no encuentran evidencia de que retrasarlo prevenga el desarrollo de alergias por lo que puede ofrecerse desde el inicio de la alimentación complementaria tanto blanco (en general se digiere mejor), como azul.

Únicamente hay que evitar los pescados muy grandes (como el atún, el emperador, el tiburón o el lucio) por su alto contenido en mercurio.

12. Tempura de verduras

Los fritos cocinados en casa con un aceite saludable pueden ofrecerse de vez en cuando. La tempura de bastones de verduras puede resultar atractiva para los más pequeños. Podemos acompañarla también de alguna salsa casera: tomate, salmorejo, hummus..

13. Pizza casera

Pizza 1518845 1920

La pizza se asocia a veces a comida rápida y poco saludable; sin embargo, bien planteada puede ser muy nutritiva. Podemos usar harina integral y salsa de tomate casera; como toppings, aquellos ingredientes que ya hayamos introducido: champiñones, calabacín, calabaza, rodajas de tomate y proteínas saludables (huevo, pollo, pavo, atún...).

Aquí tenéis 31 variantes de recetas de pizza. El queso podemos ofrecerlo en pequeñas cantidades a partir de los 9-10 meses de edad (al igual que otros derivados de leche de vaca)

14. Galletas de avena y plátano

Cookies 690037 1920

Las galletas son una merienda habitual y es frecuente ver a madres con galletas en el bolso para ofrecerlas entre horas si los niños tienen hambre. Incluso existen "mis primeras galletas" para los más bebés (que como tantos "mi primer" no son recomendables).

Sin embargo, las galletas industriales, incluso las tipo maría, tienen una composición similar a otros productos de bollería y no son saludables. Podemos entonces hornearlas en casa; hay multitud de recetas pero una de las más básicas es con plátano machacado (que aporta un toque de dulzor) y copos de avena; hacemos bolitas, aplastamos y al horno hasta que se doren.

15. Tortilla de patata

tortilla-patatas

Los últimos estudios no encuentran evidencia de que retrasar alimentos alergénicos disminuya la aparición de alergias, así que el huevo puede ofrecerse, siempre bien cocinado, a partir de los 6 meses. ¿a quién no le apetece un pinchito de tortilla? Bien cuajada y en forma de barrita para que puedan sujetarla los más pequeños.

16. Croquetas

Croquettes 2795548 1920

Las croquetas apetecen en cualquier época del año y resultan relativamente fáciles de comer para los más pequeños. Las hechas con bechamel podemos ofrecerlas a partir de los 9-10 meses (como hemos mencionado al igual que otros derivados de leche de vaca) pero podeís encontrar diferentes recetas de croquetas sin bechamel aptas desde el inicio de la alimentación complementaria.

17. Tortitas

Potato Pancakes 544712 1920

Las tortitas (pancakes) o crepes son un alimento que se ofrece mucho en BLW. Existen infinidad de recetas, algunas tan sencillas como batir un un par de huevos con un plátano maduro y unos copos de avena, podemos añadirle canela y vuelta y vuelta a la sartén. Podemos tomarlas solas o acompañarlas con frutas o crema casera de cacahuete, por ejemplo. Debemos evitar los frutos secos enteros o en trozos hasta los cinco años de edad, pero podemos ofrecerlos triturados (ejemplo en bizcochos o en cremas) desde el inicio de la alimentación complementaria.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio