Videojuegos: cuáles son sus beneficios e inconvenientes para niños y adolescentes

Videojuegos: cuáles son sus beneficios e inconvenientes para niños y adolescentes
Sin comentarios

Los videojuegos se han convertido en el pasatiempo favorito de muchos, especialmente entre los niños y los adolescentes, y gracias a los avances tecnológicos, existen una gran variedad de títulos. Además, la calidad gráfica es cada vez más sorprendente.

No es de extrañar entonces que el número de niños que disfrutan jugar a ellos haya crecido exponencialmente.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que este tipo de entretenimiento tiene sus ventajas y sus desventajas, con el fin de estar atentos ante cualquier situación que pueda poner en peligro la salud física y mental de nuestros niños y adolescentes.

“El mejor legado de un padre a sus hijos es un poco de su tiempo cada día.”
-Leon Battista Alberti-

Beneficios de los videojuegos

Los videojuegos representan varios beneficios para los niños y adolescentes, pues les ofrecen una manera agradable y divertida de aprender y de desarrollar diversas habilidades.

Entre los aspectos positivos de los videojuegos se encuentran (aunque no en todos los casos):

Pueden ayudar a disminuir los niveles de ansiedad

Así lo señalan Sara Martínez y sus colaboradores en un artículo del 2018; esto sucede porque permiten enfocar la atención en el presente.

Mejoran la capacidad de respuesta

Muchos videojuegos requieren tener un tiempo rápido de reacción para poder seguir adelante. Esto agiliza el procesamiento de la información y aminora el tiempo de emisión de una respuesta.

Favorecen el desarrollo del pensamiento crítico

A través de los videojuegos, los niños y adolescentes pueden desarrollar el pensamiento crítico al tener que considerar las variantes del juego y al tener que tomar decisiones en base a toda la información.

Desarrollan y mejoran la atención

Al tener que enfocarse en las tareas concernientes al juego, el trabajo de la atención que el niño hace resulta imprescindible para poder avanzar y/o ganar.

Estimulan la creatividad

Portrait Of Girl Looking Through Her Painted Hands Standing Against White Brick Wall

La estimulación de la creatividad se debe al hecho de tener que buscar soluciones a los problemas que se presentan en los diferentes videojuegos.

Fomentan el desarrollo del liderazgo

Los videojuegos pueden incentivar la toma de decisiones acertadas y la necesidad de resolver conflictos.

Mejoran las habilidades sociales

Específicamente, lo que mejoran son aquellas habilidades relacionadas con el trabajo en equipo. Esto es así principalmente en los títulos o videojuegos que permiten múltiples jugadores.

Agilizan la capacidad de respuesta visual

Esto se debe al hecho de que el niño o adolescente debe estar pendiente de diversos elementos en el juego.

Inconvenientes de los videojuegos

A pesar de que los videojuegos pueden ser de gran ayuda para desarrollar muchas habilidades e incluso ser excelentes herramientas terapéuticas, existen algunos factores que resultan no ser positivos, y entre estos se encuentran (tampoco en todos los casos):

Pueden aumentar la agresividad

Muchos de los títulos disponibles en el mercado actual son de carácter violento y/o sangriento, y esta exposición a la violencia puede incentivar conductas agresivas.

Algunos videojuegos utilizan lenguaje vulgar y muestran imágenes altamente sexualizadas

Esto puede generar cierta confusión y la imitación de este tipo de lenguaje en algunos niños y adolescentes.

Puede favorecer el sobrepeso

El hecho de jugar durante largos periodos de tiempo favorece el sedentarismo y, por ende, el sobrepeso, algo nada saludable. Y más aún si no se realizan actividades físicas o deporte de manera regular.

Favorecen el aislamiento

Pexels Photo 6557545

Si los niños dedican mucho tiempo a los videojuegos, pueden dejar de socializar, y van perdiendo habilidades interpersonales importantes al no saber cómo actuar si no están frente a una pantalla.

Pueden generar adicción

Si no se lo controla su uso, pueden generar adicción. Para muchos jóvenes los videojuegos llegan a tomar tal relevancia en su vida que se convierten en una especie de estímulo necesario para poder sentirse bien.

Un asunto de salud pública

En el año 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) vio la necesidad de incluir un nuevo problema de salud mental: la adicción a los videojuegos, al evidenciarse que esto se trata de un verdadero problema que afecta a cada vez más personas, especialmente a niños y adolescentes.

La importancia de controlar el tiempo y la calidad

El problema ha escalado muy rápidamente y se ha convertido en una preocupación para los especialistas de la salud mental, quienes advierten a los padres acerca de la importancia de controlar el tiempo y la calidad de los videojuegos a los que se exponen sus hijos.

Sin embargo, tal y como señalan los expertos, detectar la adicción a los videojuegos puede resultar ser un asunto muy complejo en algunos casos.

Algunos síntomas de la adicción a los videojuegos

Es importante prestar atención a la conducta de nuestros hijos para poder determinar si se encuentran en riesgo de convertirse en adictos a los videojuegos.

Entre esos comportamientos se encuentra el hecho de presentar mucho desespero y ansiedad por volver pronto a casa para jugar.

También evitan salir a sitios en los que no puedan conectarse o tener acceso a los videojuegos, prefiriendo estar encerrados que jugar o socializar con sus iguales, pasando la mayor parte de su tiempo frente a una consola.

  • Afectación a los estudios y a la atención

Más síntomas: su rendimiento académico se ve afectado, no realizan las tareas, no estudian, salen mal en las evaluaciones y algunos maestros pueden manifestar que se encuentra distraído en clases, como si tuviera la mente en otro lugar.

  • Alteraciones en los horarios

Dejan de asistir a actividades que antes disfrutaban y sus horarios de comer y dormir se ven afectados.

También es importante prestar atención a lo que verbalizan, pues generalmente sus temas de conversación giran en torno a los videojuegos, además de pedirlos siempre como regalo.

La importancia de pedir ayuda

Si tu hijo o alguien que conoces está presentando algunos de estos signos de alerta, te recomendamos buscar ayuda profesional.

Es necesaria la evaluación de un psicólogo o psiquiatra para poder determinar si se trata de un trastorno y evaluar cuál será el tratamiento a seguir.

Nuestro papel como padres

Happy Grandparents With Two Granddaughters Family Playing Video Games Sitting On The Floors

Nuestro papel como padres es estar atentos e involucrados en la vida de nuestros hijos, y esto aplica también para los videojuegos.

Es importante que tengas claro que este tipo de juegos en sí no son malos ni implican necesariamente el desarrollo de una adicción; lo que importa es su uso, cómo juegan los niños a ellos y qué interferencia tiene este uso en su vida (si la hay).

Así, es imprescindible que como padres podamos supervisar a lo que juegan nuestros niños y jóvenes y a cómo juegan. La orientación es muy importante, principalmente con los conceptos errados que puedan crearse de violencia, justicia, género e incluso del uso del lenguaje.

Establecer pautas y normas de uso

También es preciso que como padres establezcamos con ellos normas para el uso y disfrute de los videojuegos, con tiempos para jugar claramente instaurados.

Además, es necesario que los videojuegos sean parte del tiempo de ocio siempre y cuando se cumplan con las reglas, tareas o responsabilidades establecidas tanto en casa como en la escuela.

“Es hermoso que los padres lleguen a ser amigos de sus hijos, desvaneciéndoles todo temor, pero inspirándoles un gran respeto.”
-José Ingenieros-

Fotos | Portada (freepik), Imagen 1 (freepik), Imagen 2 (pexels), Imagen 3 (freepik)

Bebés y más | ¿Mi hijo es adicto a los videojuegos? Estos son los síntomas de alerta (y cómo prevenirlo), Uno de cada diez adolescentes de entre 14 y 18 años realiza apuestas en Internet: ¿qué podemos hacer los padres?

Temas
Inicio