Publicidad

"Tu éxito como madre no lo definen las tareas domésticas", el escrito viral que invita a no ser tan duras con nosotras mismas
Ser Padres

"Tu éxito como madre no lo definen las tareas domésticas", el escrito viral que invita a no ser tan duras con nosotras mismas

Publicidad

Publicidad

¿Qué define o no a una buena madre? Aunque personalmente me parece un cuestionamiento algo absurdo, lo cierto es que desde siempre, pero aún más gracias al uso de las redes sociales, las madres hemos sido juzgadas y criticadas por lo que se considera debemos o no hacer.

Algunas madres han hablado acerca del caos en el que vivimos con niños pequeños, y ahora, una madre explica por qué el trabajo doméstico no es un equivalente o una referencia de nuestro desempeño como madres, recordándonos no ser tan duras o exigentes de nosotras mismas.

Preparar tres comidas al día. No dejar la ropa lavada sin doblar durante días. No dar comida chatarra o procesada y preparar cada alimento, merienda o refrigerio desde cero. Mantener limpia y ordenada la casa.

Según algunas personas, estos son algunos ejemplos de lo que haría una "buena madre". Sin embargo, y de acuerdo con un escrito viral, ninguna de estas cosas puede ni debe definir si una madre es buena o no.

Escrito y publicado por Rebecca Brown Wright en su página de Facebook, este mensaje titulado "La domesticidad no es equivalente de la maternidad" explica una situación en la que ella escuchó que unas jóvenes comentaron que debían aprender a cocinar, lavar y ordenar la casa, si algún día querían ser buenas mamás.

Por eso, decidió compartir un escrito que se ha vuelto viral, en el que explica por qué no debemos caer en este error y nos invita a entender que una cosa no está relacionada con la otra, a pesar de que socialmente nos lo hayan hecho creer de esta manera:

La domesticidad no equivale a la maternidad.

Una vez me senté en una clase donde las adolescentes decían que necesitaban aprender a cocinar, lavar la ropa y limpiar si algún día querían ser buenas madres.

Me detuve y les dije que cocinar, lavar la ropa y limpiar son parte de ser un ADULTO. Esas no son las cosas que componen la maternidad.

Pero entiendo cómo fue que llegaron a esa conclusión.

Siempre escuchas a las mujeres decir que no son buenas madres cuando no preparan almuerzos caseros, hornean cupcakes para la venta de pasteles, se presentan al médico con niños que se cepillan el cabello o guardan la ropa en un periodo de tiempo decente. ⁣

"Soy una mala madre. Envié regalos de San Valentín comprados en la tienda a la escuela con mi hijo". ⁣

“Falla de mamá. No terminé de lavar y guardar la ropa". ⁣

"Soy un fracaso como madre. No hago pan/galletas/lo que sea casero". ⁣

NO.⁣

Tu "éxito" como madre no está definido por los deberes domésticos. Los deberes domésticos son parte de ser un adulto.

Si bien tus hijos necesitan ser cambiados y alimentados, esa no es la definición de MADRE. Cualquiera puede cambiar y alimentar a los niños, incluidos los padres. Puedes contratar a alguien para que limpie tu casa y alimente a tus hijos, y seguirás siendo madre. ⁣

Y si no fueras mamá, aún tendrías que limpiar tu casa, cocinar y lavar la ropa. ⁣

No eres una mala madre porque no lavaste la ropa a tiempo. Dejemos de combinar los deberes domésticos con la maternidad, porque simplemente no son lo mismo. Sí, las mamás hacen cosas domésticas. Y crían niños. Estas son dos cosas separadas. ⁣

Tu trabajo doméstico no es tu maternidad, y está regalando poder cuando combinas los dos y juzgas uno contra el otro. ⁣

Eres una buena madre porque amas a tus hijos y tratas de ayudarlos a aprender lo que necesitan aprender. Te preocupas por tus hijos, pasas tiempo con ellos, planificas su futuro y mucho más.

Puedes ser terrible en las tareas domésticas (no lo sé) o puedes ser la mejor ama de llaves del mundo. Pero ninguno de los extremos del espectro, ni nada en el medio, determina si eres una buena madre o no.

La limpieza del hogar NO es maternidad.

El escrito de Rebecca rápidamente se viralizó, compartiéndose más de 31.000 veces y sinceramente, no me sorprende. Es común que como madres podamos llegar a sentir mucha presión social por llegar a cumplir esos ejemplos, que de alguna manera fueron establecidos como estándares de lo que deben hacer las madres.

Y es que lo que Rebecca menciona es cierto: ¡no tiene relación una cosa con la otra! Tener la casa un poco desordenada, comprar comida preparada o dejar la ropa lavada sin doblar por varios días no te convierte en una mala madre.

Las tareas domésticas, no definen tu desempeño o éxito como madre (además que, en mi opinión personal, deben repartirse y hacerse entre todos los miembros del hogar). Todos sabemos que vivir en casa con bebés o niños rara vez será algo ordenado ni perfecto.

Ser madre siempre ha sido un papel muy gratificante, pero también, extremadamente demandante, y querer cumplir o alcanzar a cubrirlo todas las actividades todo el tiempo, simplemente no es realista. Tendremos días malos y días buenos.

Habrá días en que demos a nuestros hijos vegetales recién cocinados, y otros en los que pidamos una pizza para cenar. Un día tendremos todo en su lugar y al siguiente -o incluso tan solo un par de horas después- parecerá que por nuestro salón ha pasado un huracán.

Seamos menos duras y exigentes con nosotras mismas, y dejemos de juzgarnos o caer en comparaciones que no nos sirven de nada. Lo más importante no es ser tener una casa eternamente impecable, con comida casera todos los días y la ropa limpia ordenada al instante. Lo más importante es criar hijos sanos, seguros y felices. Nada más.

Vía | Facebook
En Bebés y más | Nueve cosas que está bien hacer o sentir y que no significan que seas una mala madre, Está bien no estar bien: no eres mala madre por admitir que estás teniendo dificultades con la maternidad, No, no eres mala madre si a veces en lugar de cocinar cena, pides una pizza para tu familia

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios