Compartir
Publicidad

"Solía tener sala de estar, ahora tengo un cuarto de juegos", la graciosa imagen de Serena Williams con la que nos identificamos

"Solía tener sala de estar, ahora tengo un cuarto de juegos", la graciosa imagen de Serena Williams con la que nos identificamos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas cosas cambian cuando nos convertimos en padres y madres por primera vez: nuestra rutina, nuestro ritmo de vida, nuestras prioridades, nuestra forma de pensar, y desde luego, nuestra casa. Poco a poco esa nueva personita va necesitando cosas y antes de que nos demos cuenta, nuestro hogar es muy distinto al que solíamos tener.

Como a millones de familias, esto es lo que le sucedió a la tenista Serena Williams, quien comparte en una graciosa imagen el momento en el que se dio cuenta que su sala de estar había desaparecido y ahora es un cuarto de juegos.

Desde que se convirtió en madre, Serena Williams ha compartido un poco acerca de su vida maternal: desde el momento en el que se perdió los primeros pasos de su hija Alexis Olympia, hasta la vulnerabilidad y sensibilidad que comenzó a vivir después de ser mamá.

Ahora, lo que la campeona del tenis comparte, es un momento gracioso con el que seguramente muchos podremos identificarnos, y es que cuando llega un bebé a nuestra vida, cada aspecto de ella cambia por completo.

Utilizando una fotografía donde ella aparece con los brazos alzados y la mirada hacia arriba, la tenista comparte el momento en el que se da cuenta que se ha quedado sin sala de estar y ahora acepta, resignada, que se ha quedado con un cuarto de juegos.

En ocasiones tengo que lanzar mis brazos al aire. Esta mamá solía tener una sala de estar. Ahora solo tengo una sala de juegos. ¿Cuándo ocurrió eso?

Posiblemente muchos piensen lo mismo, e incluso otros sientan que "eso no es nada" comparado con los cuartos de juego que ahora solemos tener todo en casa. Pero lo cierto, es que todos hemos pasado por ese segundo en el que nos damos cuenta de cómo se han transformado nuestras casas cuando tenemos hijos.

Pero independientemente de lo mucho o poco que nuestros pequeños hayan "invadido" esos espacios con sus juguetes y demás objetos, lo cierto es que esas cosas son un recordatorio muy bello: tenemos una pequeña personita en casa que está comenzando a conocer el mundo, y que inunda nuestros días con su risa y alegría.

Si bien ahora nos encontramos con un poco de caos por aquí y por allá, lo mejor que podemos es hacer lo que Serena: alzar los brazos, rendirnos de vez en cuando y entregarnos a disfrutar de esos momentos, que no olvidemos son pasajeros. No importa si hay juguetes por el piso la mayoría del tiempo en lugar de tener una sala de estar digna de revista, lo que importa son las memorias que haremos con nuestros hijos en esos espacios que ahora compartimos.

Vía | The Bump

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio