Compartir
Publicidad

La primera ministra de Nueva Zelanda se lleva a su bebé a la ONU, acompañada de su padre: un ejemplo de liderazgo y conciliación

La primera ministra de Nueva Zelanda se lleva a su bebé a la ONU, acompañada de su padre: un ejemplo de liderazgo y conciliación
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya hablamos de Jacinta Jarden cuando nació su primogénita, ya que se convirtió en madre estando ya en el cargo.

Ahora, la primera ministra de Nueva Zelanda vuelve a ser noticia al disfrutar haciendo carantoñas a su bebé de tres meses en la Asamblea General de la ONU.

Lo que también muestra la foto es al padre de la pequeña Neve, Clarke Gayford, presentador de televisión y quien se encarga mayormente del cuidado de la pequeña. Una vez más, son un ejemplo de conciliación familiar.

El primer bebé de la ONU

Clarke Gayford publicaba en su cuenta de Twitter la identificación diplomática de la pequeña Neve "la primera bebé de Nueva Zelanda". En sus comentarios añade:

"Ojalá pudiera haber captado la mirada de sorpresa de una delegación japonesa dentro de la ONU ayer que entró a una sala de reuniones en medio de un cambio pañales".

Jacinta Ardern se convirtió en primera ministra en octubre, tres meses después de tomar el liderazgo de un Partido Laborista, con solo 37 años, y se tomó una baja maternal de seis semanas.

Pero la dirigente es un icono en la defensa de los derechos de la mujer y del sexismo, incluso antes de ser madre.

Ahora esta semana, en la cumbre de Naciones Unidas, conocida como "por la Paz de Nelson Mandela", se ve a la mamá jugando con su hijo, mientras esperaba su intervención. Y mientras ella hablaba ante el resto de los líderes mundiales, fue su pareja, Clarke Gayford, quien cuidó de la pequeña.

De hecho, la familia al completo viajó a Estados Unidos y es el padre quien se encarga de cuidar a su hija mientras la mamá gobierna su país, ya que ha pedido una excedencia en su trabajo.

Los medios difundieron la presencia de la pareja y su hija en las redes sociales.

Esperemos que estas situaciones dejen de ser una excepción y comiencen a ser algo habitual. Porque sí se puede ser una mujer líder y una madre maravillosa. Y mejor aún si el padre se implica en el cuidado de los hijos de forma natural, porque la paternidad es cosa de dos y como una vez escuché a la hoy primera Ministra de Nueva Zelanda en una entrevista que la hicieron en un programa de televisión: "Es intolerable que alguien te pregunte si vas a tener hijos porque quieres prosperar, solo por el hecho de ser mujer".

Fotos | Twitter

En Bebés y Más | Ciudadanos quiere subir por ley los permisos de paternidad y maternidad hasta 34 semanas, “Retrasé la maternidad por el trabajo”: tres testimonios de mujeres que hubieran querido ser madres antes

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio