Compartir
Publicidad
Publicidad
Planeando una fiesta infantil: cuando las redes sociales nos ponen expectativas muy altas
Ser Padres

Planeando una fiesta infantil: cuando las redes sociales nos ponen expectativas muy altas

Publicidad
Publicidad

Si tienes un perfil en alguna red social, es casi seguro que conoces Pinterest. Y como todos los que lo conocemos, sabes que si buscas inspiración para hacer algo, es el lugar ideal para encontrarla.

¿Quieres buscar un nuevo peinado para tu hija? ¿Necesitas ideas para la próxima fiesta familiar? ¿Estás embarazada y quieres algún tip para vestirte bonita y de manera cómoda? Todas las respuestas a esas preguntas las encontrarás ahí. Y la verdad es que Pinterest sí nos ofrece cientos ideas para miles de cosas: manualidades, recetas, moda, belleza, viajes, compras, arte, jardinería, decoración y muchas más.

Pero además de ser una gran fuente de inspiración, Pinterest, como muchas otras redes sociales, puede provocar un efecto no deseado: sentir que lo que haces no es suficiente.

Esto fue algo de lo que me di cuenta cuando vi una entrevista a la actriz Anne Hathaway. Ella estuvo recientemente en el programa de Ellen Degeneres donde mencionó que su hijo acababa de cumplir un año y ella le había hecho una fiesta de cumpleaños sencilla con temática de arcoiris. Pero entonces explicó que durante la planeación de la misma había cometido un gran error: entrar a Pinterest.

"Entre a Pinterest para ver las fiestas de primer cumpleaños que hacían otros padres y no es justo lo que hacen algunas personas. Sabes, los organizadores de eventos tienen hijos, lo que definitivamente no es justo. Piénsenlo, ¡ellos tiran la casa por la ventana!", comenta la actriz durante la entrevista.

Y aunque ella lo menciona un poco a modo de broma, creo que no podría estar más de acuerdo con ella. Debo confesar que soy fan de Pinterest, tengo decenas de tableros llenos de imágenes de cosas que me gustan o me inspiran. Pero así como encuentro cosas que me inspiran para probarlas en casa, también me encuentro con un problema que vemos mucho en redes sociales: esa imagen de perfección que parecen tener todos los demás.

No me malinterpreten, como a cualquier otra persona, me encanta ver cosas lindas y bien hechas. Pero así como disfruto verlas, a veces internamente me provoca un poco de envidia y sin darme cuenta, hay ocasiones en las que he llegado a pensar: "¿por qué no puedo yo hacer algo así?" o "¿por qué no me quedan las cosas tan lindas como en la imagen?".

Al final, tu hijo disfrutará más el momento que la decoración de la fiesta

Fiesta

Pero creo que debemos recordar que lo más importante no es cómo queda la fiesta infantil, sino las personitas por las que la organizamos y hacemos: nuestros hijos. A ellos no les importa si llevamos un pastel de tres pisos comprado en pastelería o si es uno hecho en casa. A quienes debemos buscar complacer y hacer felices es a ellos, no a los demás.

Es cierto que a todos nos gusta disfrutar de una fiesta con buena comida, buena música y una decoración linda, y aunque todo eso sí es importante, no debemos sentirnos presionados por tener una fiesta perfecta. Por supuesto que todas las madres y padres deseamos celebrar a nuestros hijos y darles lo mejor, pero a veces el hacer comparaciones es inevitable.

Cada vez hay más cosas que podemos añadir para hacerla espectacular y cada día parece haber una fiesta mejor que la anterior. Desde la decoración, la comida, el atuendo de nuestro hijo, el pastel y muchas cosas más, vemos fiesta perfecta tras fiesta perfecta en redes sociales. Pareciera que entre más gastamos más impresionante es la fiesta, pero siempre podemos hacer una fiesta linda sin irnos a extremos ni gastar demasiado dinero. No permitamos que una imagen en Pinterest nos haga sentir que somos mejores o peores que otros para hacer las cosas.

Si no pensamos y actuamos con objetividad, planear una fiesta infantil se podría convertir en algo estresante y que nos desgaste bastante. Es muy importante que recordemos que las vidas de otras personas no son como se miran en redes sociales. Lo mejor es enfocarnos en que todos disfrutemos el momento y si además nos queda una fiesta lindísima, ¡pues qué bien! Pero que eso no sea lo más importante.

Ahora, no digo que quienes hagan una fiesta en grande estén mal o sean exagerados, aunque siempre es bueno buscar inspiración en otros lados, simplemente no debemos sentir esa presión por tener una fiesta perfecta. Al final del día, nuestros hijos disfrutarán más y recordarán una tarde divertida con sus amigos y seres queridos, que la decoración del evento.

Vía | Huffington Post
Fotos | iStock
En Bebés y más | Imprimibles gratis para fiestas infantiles, Haz tú misma la piñata del primer cumpleaños de tu bebé

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos