Compartir
Publicidad

La conciliación pasó de puntillas por el debate electoral

La conciliación pasó de puntillas por el debate electoral
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un par de días pudimos asistir al esperado debate entre los dos principales candidatos a las elecciones de España. Como era de esperar, la economía ocupó gran parte del tiempo, y la conciliación apenas pasó de puntillas por el debate.

Esto pone de manifiesto la escasa importancia que se le da a este tema por parte de los políticos y de buena parte de la sociedad, aun cuando precisamente un cambio en las políticas de conciliación laboral y familiar podría ayudar a empujar esta economía en crisis.

Ojalá la conciliación familiar, esas medidas para hacer compatibles y llevaderos el trabajo y los cuidados familiares, tuviera más peso en el debate, en los programas, en las tertulias, en las empresas...

Ojalá nos diéramos cuenta de los horarios irracionales que seguimos, horarios anacrónicos derivados del estilo de vida de la posguerra, cuando muchos trabajadores se veían obligados a coger dos trabajos.

Ojalá entendiéramos que son posibles (y beneficiosas: a mejores condiciones de conciliación, mejor rendimiento en el trabajo) medidas como el teletrabajo, la flexibilidad horaria, alargar las excedencias maternales, las guarderías en el trabajo, las jornadas intensivas, el permiso paternal obligatorio... Pero sobre nada de ello se habló en el debate.

Creo que nosotros, como ciudadanos, no deberíamos mendigar con lo que el sistema nos deja para que conciliemos, sino exigir más medidas que hagan posible y real que las mujeres, en igualdad con los hombres, podamos trabajar y hacernos cargo de nuestras familias de una manera aceptable.

Pero parece claro que mientras España siga sin confiar en los beneficios de la conciliación, las medidas reales no llegarán, y se seguirá sin hablar de ello a gran escala.

Si algo positivo podemos extraer de esta ausencia en el debate, es que ambos candidatos estuvieron de acuerdo en que es necesario esforzarse para favorecer la conciliación. Eso sí, no me pareció que se profundizara en propuestas concretas, que por otro lado brillaron por su ausencia en el resto de los temas tratados. Al menos se habló de revisar los horarios de trabajo para mejorar la conciliación y adecuar los horarios de trabajo a Europa para ser más competitivos.

En fin, habrá que echar un vistazo a los programas para ver si en ellos se ahonda en la conciliación laboral y familiar o sigue siendo un "tema fantasma". Estaremos atentos al nuevo debate de esta noche...

En Bebés y más | Los 10 mandamientos para la conciliación laboral-familiar, Suspenso en conciliación familiar-laboral y sus consecuencias, Conciliación Real YA

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos