Compartir
Publicidad

El bebé participa en tus emociones

El bebé participa en tus emociones
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si estás embarazada, ten por seguro que tu bebé tiene sentidos que están más o menos activos según el tiempo de gestación y que ya le están permitiendo aprender. Está conectado a unos imaginarios cables con el mundo exterior, y esta conexión le permite aprender y comunicarse, cada vez evoluciona más.

Comunicarse con él cuanto antes, es muy recomendable, ya que estimulas sus sentidos con caricias, con tu voz, con música, con tu mente, etc.

Con las caricias se vive una sensación de confianza sobre la piel, su repercusión es muy importante, el no haber sido acariciado, sostenido o tocado, desarrolla una especie de ceguera emocional para el bebé, por esta razón, un bebé que no es tocado ni acariciado, no se siente ni reconocido ni aceptado, e ignora los límites que existen entre él y los demás. El sentido del tacto empieza a formarse sobre la séptima semana de gestación, y tu bebé ya puede disfrutar de tus caricias, a partir de ellas empieza a percibir el mundo. Sobre la piel de la barriga, transmites tu emoción y tu ternura, gracias a ellas, se desarrolla su cerebro emocional. Estas caricias de mamá y también de papá, son muy beneficiosas para todos, sobretodo para que el bebé tenga su primer contacto con papá.

El oído es el órgano de los sentidos que primero empieza a funcionar y que a partir de los 4 meses y medio de la vida intrauterina, ya está totalmente formado. La información sonora que transmites a tu bebé durante el embarazo (la voz de mamá), le llega de una forma muy especial. Tu hijo percibe esa vibración mientras flota en su universo acuático y le informa de las distintas emociones y estados de ánimo, por tanto es muy beneficioso mantenerse durante el embarazo en un estado de tranquilidad y sosiego. No dejes de hablarle, de contarle cuentos aunque no los pueda entender, cantarle nanas, etc. pero siempre transmitiéndole serenidad.

Los pensamientos son una manera de conectar con tu hijo y expresarle el amor que le procesas, si te sientas plácidamente e intentas conectar con tu interior haciendo respiraciones profundas, mientras tu cuerpo se relaja, te darás cuenta que tu mente poco a poco empieza a adentrarse en un espacio diferente. Mentalmente te introduces donde se encuentra tu bebé e intentas mimarle con dulzura, cuando consigues centrarte en esa imagen, visualízate abrazada a él, es una maravillosa sensación de calma, bienestar y serenidad, sientes que estás dentro de la burbuja y que te rodea la felicidad por estar abrazada a tu hijo.

Transmitir los sentimientos es tan beneficioso para quien da, como para quien recibe, tu bebé participa en tus emociones, se las transmites desde el primer día.

En Bebés y más | Música para el bebé En Bebés y más | Mímate y lo mimarás

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos