Autolesiones en adolescentes: causas, signos de alerta y cómo abordarlo

Autolesiones en adolescentes: causas, signos de alerta y cómo abordarlo
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

La llegada de la adolescencia en la etapa de la vida de una persona es un momento complejo, ya que se inicia una etapa llena de cambios a todos los niveles (social, biológico, personal, familiar...).

En esta etapa de la vida, hay adolescentes que inician un tipo de conducta dañina y peligrosa hacia ellos mismos, que es la autolesión, un síntoma que ha aumentado drásticamente en los últimos años, y especialmente desde la pandemia.

¿Sospechas que tu hijo adolescente se hace daño a sí mismo? ¿Por qué aparecen este tipo de conductas, qué finalidad tienen? En este artículo respondemos a estas cuestiones y, además, comentamos las señales de alerta a las que debemos estar atentos como padres, así como pautas a la hora de  actuar, según la visión de los expertos.

Autolesiones: ¿qué son?

La autolesión se define como la acción de infringirse daño a uno mismo, ya sea a través de heridas, cortes, arañazos, hematomas, golpes o mordeduras.

En la adolescencia las heridas más frecuentes son los cortes, que pueden hacerse en los brazos, piernas... y con materiales diversos, especialmente cuchillas o cuchillos.

La autolesión: más prevalente en algunos trastornos

Las autolesiones son una estrategia inadecuada de regulación emocional. Pueden aparecer de forma aislada o bien en trastornos de ansiedad y depresión, trastornos de la personalidad, trastornos de la conducta alimentaria y sobre todo, en personas con un trastorno límite de la personalidad (TLP).

El TLP es un trastorno de la personalidad que conlleva síntomas como la impulsividad extrema, la inestabilidad emocional y en las relaciones interpersonales, sensación de vacío, alteraciones de la identidad y baja autoestima. Y entre estos síntomas, la autolesión es muy frecuente.

Trastorno límite de la personalidad

En relación al TLP, los datos muestran que el 1,4% de los jóvenes cumplirá criterios diagnósticos del TLP a la edad de 16 años, y que esta prevalencia aumenta al 3,2% a la edad de 22 años.

¿Por qué hay adolescentes que se autolesionan?

Close Up Face Of Unhappy Asian Pretty Young Woman Sitting Alone On Couch

Hemos visto algunos trastornos donde la autolesión es frecuente, aunque, insistimos, esta conducta puede aparecer en adolescentes sin un trastorno mental diagnosticado. Pero, ¿por qué lo hacen?

Según Sara Marco Sánchez, psicóloga especialista en psicología clínica en el Hospital Sant Joan de Déu Terres de Lleida, los adolescentes que se autolesionan presentan una dificultad en su capacidad de enfrentar los problemas de manera saludable.

¿Cuál es la finalidad de estas autolesiones?

Según la experta, la cuestión no es tanto el “por qué” lo hacen, sino “para qué”. ¿Con qué finalidad?

En el caso de los adolescentes con trastorno límite de la personalidad, hablamos de personas con un estilo de respuesta impulsivo con el que buscan el escape rápido del malestar.

Habilidades de afrontamiento inadecuadas o insuficientes

Las autolesiones sirven para afrontar ese malestar, cuando no se disponen de habilidades de afrontamiento adecuadas para ello.

Otras funciones de las autolesiones

Y Sara añade que las funciones más habituales de las autolesiones en adolescentes son:

  • Aliviar tensión y relajarse (la herida puede generar endorfinas).
  • Distraerse de los pensamientos.
  • Eliminar una sensación desagradable de vacío (muy habitual en el TLP).
  • Poder experimentar sensaciones.
  • Comunicar su sufrimiento al entorno.
  • Castigarse y redimir un sentimiento de culpa (como forma de “castigo”).

Y es que muchas veces, cuando una persona experimenta un intenso dolor emocional que siente como intolerable, se autolesiona para que el dolor físico sustituya o encubra ese dolor emocional.

Finalmente, los eventos traumáticos vividos también pueden disparar este tipo de conductas.

Autolesiones: signos de alerta

Sad Woman Crying Next To Her Therapist

¿Tienes la sospecha de que tu hijo se autolesiona? ¿A qué señales podemos atender o qué signos de alerta nos podrían estar indicando este tipo de conductas?

Según Iria Méndez, psiquiatra en el Hospital Clínic de Barcelona, existen algunas señales que pueden hacer sospechar que una persona se está autolesionando, como:

  • Tener lesiones continuas que no se pueden explicar.
  • Llevar ropa que no es adecuada para la temporada o la temperatura, como jerséis en verano.
  • Pasar mucho tiempo solo en el baño o la habitación.
  • Encontrar cuchillas de afeitar o restos de sangre en la basura.
  • Encontrar material para curarse, como gasas o tiritas.
  • Búsquedas relacionadas en las redes sociales o en internet.

¿Cómo actuar si tu hijo se autolesiona?

Si has descubierto que tu hijo se autolesiona, es importante que podáis pedir ayuda profesional lo antes posible, ya que las personas que se autolesionan deben ser evaluadas por un profesional sanitario.

Atentos a los signos de gravedad

Además, esto es especialmente importante si la persona presenta algunos de estos signos de gravedad:

  • Utiliza métodos peligrosos o violentos.
  • Se autolesiona de forma regular.
  • Está aislada y tiene pocos amigos.
  • Las autolesiones se acompañan de ideas o pensamientos de muerte.
  • Tiene un trastorno mental.

Pedir ayuda profesional

Un profesional sanitario tratará las lesiones físicas que hayan dejado las autolesiones y evaluará si es necesario consultar con un especialista de salud mental, en este caso, un psiquiatra y/o un psicólogo clínico o sanitario.

La importancia de acompañar y no juzgar

Por otro lado, además de pedir ayuda psicológica y/o psiquiátrica, es importante que tu hijo no se sienta juzgado por sus conductas.

Es normal que nos angustiemos y nos preocupemos como padres, pero tenemos que acompañarlos en este proceso ofreciéndoles nuestro apoyo y comprensión desde la empatía y la escucha activa, y no desde el reproche o el enfado.

Así, debemos intentar entender cómo y por qué han llegado a esta situación extrema y hacerles entender que estaremos a su lado para apoyarles.

En este sentido, entender las causas de la situación puede ayudarnos a comprenderlos y a abrir una puerta a la esperanza de cambio, a la posibilidad de que las cosas puedan mejorar.

Para ello, insistimos, es importante pedir ayuda profesional y coordinarse con los diferentes profesionales que atenderán a tu hijo, haciendo equipo, sin dejar de hablar abiertamente con nuestro hijo sobre el tema y de preguntarle qué necesita en cada momento.

Fotos | Portada (freepik), Imagen 1 (freepik), Imagen 2 (freepik)

Bebés y más | La pandemia ha disparado entre los niños las autolesiones, la ansiedad, la depresión y los trastornos de alimentación, Los pediatras advierten sobre el aumento de autolesiones y suicidios en niños y adolescentes

Temas
Comentarios cerrados
Inicio