Compartir
Publicidad
A tu móvil no le afecta que no le prestes atención, a tus hijos sí
Ser Padres

A tu móvil no le afecta que no le prestes atención, a tus hijos sí

Publicidad
Publicidad

¿Qué es lo primero que haces al despertarte, mirar el móvil o darle un beso a tu hijo? Seguro que muchos padres responden lo primero, y no es de extrañar, ya que más de la mitad de los usuarios de smartphone consultan su móvil en los primeros 15 minutos del día. Ya no sabemos vivir sin estos pequeños dispositivos a los que estamos cada vez más enganchados, y a los que incluso puede que les dediquemos más tiempo que a nuestros propios hijos.

No nos damos cuenta de la dependencia que tenemos al teléfono, pero ya se habla de la nueva crianza distraída o cuando miramos más el móvil que a nuestros hijos. Los niños crecen demasiado rápido y si se nos pasa de largo su infancia mientras miramos la pantalla del móvil, nos arrepentiremos. Porque a tu móvil no le afecta que no le prestes atención, pero a tus hijos sí.

Padres enganchados al móvil

Estamos pendientes del móvil a todas horas, también cuando estamos con nuestros hijos. Cuando vamos por la calle con ellos, cuando los recogemos en el colegio, cuando estamos con ellos en casa, durante la cena y en ocasiones, hasta a la hora de acompañarlos a la cama.

Lo hacemos sin ser conscientes del valioso tiempo que dejamos de estar con ellos por prestarle atención al móvil.

A la vez el uso abusivo que hacemos del móvil es el culpable de una nueva figura de padres físicamente presentes y sin embargo, ausentes. Es decir, estamos junto a ellos físicamente, pero no les estamos prestando la atención que se merecen. No estamos a lo que debemos estar. Si realmente queremos compartir con nuestros hijos tiempo "de verdad", estar mirando el teléfono a cada rato es incompatible.

movil-padres-hijos

Desconecta del móvil y conecta con tus hijos

El móvil interfiere en la comunicación con nuestros hijos, además de ser un mal ejemplo de un uso responsable. No podemos exigirles que dejen el móvil si nosotros vivimos enganchados.

No implica que tengamos que desconectar por completo pues hoy en día sería algo incompatible con nuestro estilo de vida, pero sí racionalizar su uso en beneficio de nuestros hijos. Podríamos pasarnos todo el día conectados, pero seguro que por nuestros hijos podemos responder un mensaje, mirar el Facebook o jugar con esa aplicación en otro momento.

Algunos consejos para desengancharnos del móvil:

No es sencillo cuando te has acostumbrado a consultar la pantalla del móvil a todas horas, pero te damos algunos trucos que puedes poner en práctica:

  • Deja el móvil en casa cuando salgas con tus hijos.
  • No respondas llamadas ni mensajes que pueden esperar cuando estés con tus hijos.
  • Coloca el móvil en una cesta a la hora de sentaros en familia a la mesa.
  • Silencia el móvil cuando estés con tus hijos.
  • Ponte horarios para el uso del móvil: déjalo para horarios en los que no estés con tus hijos, como por ejemplo, cuando estén en el colegio o después de acostarlos.

Tus hijos serán niños solo una vez

movil-padres-hijos

A los niños les afecta nuestra hiperconexión mucho más de lo que creemos. En lugar de mirarles a los ojos cuando nos hablan, miramos la pantalla; en lugar de involucrarnos en sus juegos, estamos ausentes, en lugar de interesarnos por cómo se encuentran, estamos más pendientes de lo que sucede en Instagram. Es normal que se sientan ignorados.

Lo peor, y lo más triste, es que nuestros hijos acaban acostumbrándose a que les ignoremos. Y como no nos reclaman atención, nosotros tampoco se la damos. Esto hace que se aíslen, que ya ni siquiera se esfuercen por contarnos sus cosas, marcando cada vez una mayor distancia con nuestros hijos, menos comunicación y menos tiempo juntos.

¡Padres, despertemos! (y me aplico yo también el consejo). Que el móvil no se cargue nuestra vida familiar ni nos convierta en los padres que no queremos ser para nuestros hijos.

Ellos necesitan de nuestro tiempo, necesitan que les prestemos atención, ¿no es tan difícil, verdad? Dediquemos tiempo a nuestros hijos, a compartir con ellos momentos de juego, conversaciones y diversión sin que el móvil se interponga.

En Bebés y más | ¿El móvil o tu familia? Impactante campaña sobre el abuso de los móviles, Desengánchate del móvil y conéctate a tu hijos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio