El 70% de los padres españoles ha sufrido estrés el último curso al intentar conciliar su trabajo con la educación de sus hijos

El 70% de los padres españoles ha sufrido estrés el último curso al intentar conciliar su trabajo con la educación de sus hijos
Sin comentarios

El curso que ha finalizado en junio, el primero entero que se ha vivido en pandemia, ha sido especialmente duro para los padres y madres españoles, incluso más que para los del resto de Europa. Así lo ha confirmado una encuesta a progenitores de 3.000 alumnos españoles, franceses, alemanes y austriacos, realizada por la plataforma GoStudent, para detectar cómo han vivido el último curso escolar de sus hijos.

Entre las conclusiones más comunes y contundentes: hasta un 70% afirma haber generado estrés al intentar conciliar su vida profesional con la educación de sus hijos en un año en que la asistencia al colegio ha sido bastante inestable, en unos países más que en otros.

Diferentes estudios han procurado averiguar cómo se han adaptado los profesores y los estudiantes a este pasado curso pandémico, pero poco se conoce sobre los padres, los terceros actores principales en una situación totalmente atípica. Ellos también han tenido que adaptarse, muchas veces teletrabajando y ayudando a sus hijos con las clases online. Por suerte, esta situación fue menos frecuente de lo que se creía en España y sí muy dura en países vecinos que han vivido cierres de colegios durante semanas y meses enteros.

La plataforma EdTech escolar de clases particulares online ha querido palpar cuál ha sido la percepción de los progenitores de Europa y los resultados hablan de problemas comunes, pero también de los puntos positivos que la pandemia ha llevado a las familias.

La transformación de hogares en oficinas y aulas ha facilitado que el 49% de las familias esté más unida que nunca.

"Poca aceptación del sistema educativo español"

Colegio

Entre los puntos más negativos, el mal concepto que los padres españoles tienen sobre cómo se ha enseñado a sus hijos el último año y afirman que ha bajado el rendimiento escolar de los niños: solo el 40% de los padres afirman estar satisfechos con la enseñanza. Pero la decepción con el sistema educativo es mayor en Austria-Alemania (49%) y Francia (42%).

La tecnología ha hecho posible seguir las clases desde casa, pero hasta el 30% de los padres españoles han sentido que el apoyo de colegio y profesores no ha sido suficiente. Entre los motivos de esta afirmación:

  • Falta de interacción entre profesores y alumno (51%).

  • Escasez de plataformas de aprendizaje online (42%).

  • No existía motivación por parte de los profesores (41%).

  • Necesidad de más materiales de aprendizaje (36%).

  • No había interacción con otros padres (20%).

Sin embargo, los padres españoles se han sentido más apoyados que los del resto de Europa: el 51% de los padres franceses no ha notado este apoyo por parte de colegios y profesores, una cifra que llega al 58% en caso de alemanes y austriacos.

También el estrés que han sentido los padres españoles, aunque muy alto, ha sido inferior al de otros países: en Francia, Austria y Alemania fue del 80%, 10 puntos superior a la española.

Impacto directo en la salud mental de los niños

Burbuja

Este año escolar no ha sido fácil para nadie, y mucho menos para nuestros hijos. La incertidumbre, colegios cerrados ocasionalmente o el propio entorno del colegio, con mascarillas y distancia de seguridad como principales protagonistas, ha tenido un impacto directo en los alumnos.

El 55% de los padres manifiestan que estos factores han impactado negativamente en la salud mental de sus hijos.

La salud mental de los niños franceses también ha empeorado en este año escolar (47%), algo menos que la de austriacos y alemanes (51%).

Los padres son optimistas para el próximo curso

En cuanto al esfuerzo de sus hijos, los padres les otorgan de media un notable (7,2), mientras los franceses evalúan a sus hijos con un 7 de media, y los austriacos y alemanes lo hacen con un 6,8.

La nota es bastante más baja para los profesores, a los que los progenitores españoles no otorgan más de un seis por su gestión, la misma que franceses, austriacos y alemanes. Eso sí: solamente les suspende un 10% de los encuestados, mientras que en cambio, en Francia suspenden casi el 40% de los profesores, y en Austria y Alemania esta cifra es del 20%.

El optimismo de cara al nuevo curso es mayor en España que en sus vecinos europeos. Solamente el 36% de los austriacos y alemanes piensan que las escuelas funcionarán correctamente durante el próximo curso escolar y un 50% en el caso de los franceses. Sin embargo, los progenitores españoles opinan que el próximo curso 2021/2022 va a ser mejor a la vista del avance de la vacunación en nuestro país: un 70% de los padres piensa que el próximo año será más tranquilo.

Vía | ABC

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Los problemas de salud mental en niños y adolescentes se han duplicado durante la pandemia, ¿qué podemos hacer como padres?, Los grupos burbuja en los colegios están afectando a la salud emocional de los niños tímidos: cómo ayudarles

Temas
Inicio