Compartir
Publicidad
​11 cosas que una mamá que se queda en casa necesita que sepas
Ser Padres

​11 cosas que una mamá que se queda en casa necesita que sepas

Publicidad
Publicidad

Antes de convertirme en madre, en mis planes siempre estuvo el continuar trabajando fuera de casa después de tener hijos. Cuando nació mi hija, todo cambió. Comencé a sentir cosas que antes no sentía, pensamientos que antes no tenía y me encontré dudando y cuestionando todos esos planes que había hecho en mi cabeza.

Regresé a mi trabajo en oficina, pero nunca dejé de extrañar a mi hija ni de sentirme mal por no estar con ella. Eventualmente, ese sentimiento creció tanto, que terminé por renunciar a mi trabajo cuando ella cumplió un año y me convertí en una mamá que se queda en casa.

Habiendo vivido esta experiencia, pues ahora soy madre que trabaja desde casa mientras mi hija asiste a la escuela, me gustaría compartirte 11 cosas que las madres que nos quedamos en casa necesitamos que los demás sepan.

Este es nuestro trabajo (y a la vez no)

Las mamás que nos quedamos en casa para cuidar de los hijos, también somos madres trabajadoras. Quizás no recibimos un sueldo, pero nuestro valor como mujeres no debe minimizarse porque elegimos quedarnos en casa con nuestros hijos. Decir que "no trabajamos" es restarle valor a lo que hacemos al quedarnos en casa con nuestros hijos.

Es una gran responsabilidad

Cuidar, alimentar y proteger a nuestro bebé, es algo que se nos da de manera natural a las madres. Es nuestro instinto el que nos ayuda a ir creciendo cada día más en nuestro trabajo como madres. Pero eso no quiere decir que sea sencillo o de poca importancia. Ser madre y cuidar de un pequeño es una gran responsabilidad, pues la vida de otra personita, depende totalmente de nosotras.

Hay días realmente difíciles

Mama Cansada

Quedarse en casa con tus hijos es un gozo, nos toca vivir en primera fila todos esos momentos de crecimiento y autodescubrimiento que viven nuestros bebés conforme se van desarrollando. Pero así como hay días muy bonitos y buenos, también hay días difíciles, que se sienten pesados y que desearíamos terminaran rápido para volver a comenzar de nuevo al día siguiente.

A veces nos sentimos solas

Que sí, que siempre estamos acompañadas por nuestros hijos. Pero el ser humano es sociable por naturaleza, y como mujeres también necesitamos hablar y pasar tiempo con otras personas adultas (o que por lo menos ya sepan hablar y podamos mantener una conversación). Quedarse en casa con los hijos nos regala días en los que siempre hay algo qué hacer, pero puede llegar a ser muy solitario.

No tenemos tiempo libre - no son vacaciones

La reacción de muchas personas al saber que una mamá se queda en casa con los hijos suele ser un: "¡Qué afortunada! Seguro descansas mucho", porque piensan que no hacemos nada. Pero esto no podría estar más alejado de la realidad. Quedarse en casa no son vacaciones, de hecho, es todo lo opuesto a tener vacaciones, pues el trabajo en casa y con los hijos nunca termina y aquí no hay un horario en el que "termine" nuestra jornada.

Nos gustaría que nos llamaran ocasionalmente

Madre Laptop Porteo

Esto va de la mano con ese sentimiento de soledad que a veces nos invade. Sabemos que nuestros amigos y conocidos tienen otras responsabilidades y asuntos por atender, pero estaría bien que de vez en cuando sean ellos y no solo nosotras quienes hagamos lo posible por mantener comunicación. Una llamada o un mensaje de vez en cuando, nos ayudaría a recordarnos que no estamos solas.

No creemos que somos mejores madres

Algunas personas creen que las madres que se quedan en casa se piensan mejores que aquellas que continúan su vida laboral después de tener hijos. Pero en realidad, ninguna es mejor que la otra. Cada quien hace las cosas como mejor le funcionan a ella y a su familia, y en lo personal, creo que ni siquiera existe un punto de comparación entre ambas. Todas lo hacemos increíble.

En ocasiones necesitamos un descanso

Madre Triste Con Bebe

Como lo he mencionado, no son vacaciones, y aunque tener un hijo es una de las alegrías más grandes del mundo, también necesitamos un descanso. Una tarde libre, un día para dormir una siesta de tres o cuatro horas, son pequeñas cosas que nos harían muy felices.

A veces no sabemos qué día es

Al ser todos los días "iguales", sin cambios de rutina o sin un horario fijo como de oficina, es normal que en ocasiones nos confundamos y no sepamos ni en qué día estamos. Podemos olvidar compromisos o confundirnos, y en gran parte culpamos a la famosa "momnesia" o amnesia de las madres.

Sí, sabemos que somos afortunadas

Madre Hija Sonriendo

Uno de los comentarios que más recibía cuando las personas se enteraban que había renunciado para quedarme en casa con mi hija, era el hacerme saber lo afortunada que era. Sabemos que lo somos, sabemos que hay madres que desearían poder quedarse en casa y disfrutar a sus hijos en todo momento, y por lo mismo, nos sentimos agradecidas por tener esta oportunidad.

Lo volveríamos a hacer sin dudarlo

Quedarse en casa con los hijos puede ser agotador y dejarnos sin un minuto libre para nosotras, así como aislarnos un poco de las personas que solíamos frecuentar. Pero sin duda alguna, lo volveríamos a hacer sin dudarlo.

Porque ser mamá que se queda en casa es una experiencia única, y está llena de momentos que se quedarán para siempre en nuestros corazones.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Las mujeres que cuidan de sus hijos también son madres trabajadoras, Cómo cambia tu forma de pensar cuando tienes a tu bebé: el día que mi mujer decidió no trabajar, Una mujer documenta el día a día de la maternidad para que lo vean los que creen que no hace nada en casa

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio