Compartir
Publicidad

Tomar el sol con precaución

Tomar el sol con precaución
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tanto adultos como niños debemos tener precaución a la hora de exponernos al sol, incluso, la evidencia de los efectos perjudiciales de los rayos ultravioletas sobre la piel, hace que no sea recomendable que los bebés menores de cinco meses sean expuestos al sol, pues su piel es especialmente sensible. Esto no significa que no les pueda dar ligeramente el sol si paseas por la calle, pero las horas menos recomendables son de las 10-11 h. de la mañana a las 15 h. de la tarde.

Ir a la playa es una de las actividades que más nos gusta en los días festivos de verano, pero no podemos dejar de cuidar la salud y la piel de nuestros pequeños. Siempre deben estar protegidos de los rayos solares directos, no sólo se evitarán las dolorosas quemaduras solares, también se reducirá el riesgo de sufrir en un futuro, cáncer de piel.

No confíes en que si el día está nublado, no es necesaria la protección, pues los rayos ultravioletas atraviesan las nubes y la piel del bebé se podría quemar en tan sólo 15 minutos. El filtro solar que utilices para proteger a tu hijo no debe ser menor de 20 y debe aplicarse en todo el cuerpo, y si tu pequeño tiene la piel muy blanca, consulta con el pediatra el factor de protección que necesita y el tiempo que puede estar expuesto al sol.

Si el sol nos toca en la playa o en la piscina, al refrescarnos de vez en cuando en el agua, no se perciben realmente los efectos solares, así que es preferible no dejar de tener en la cabeza “el reloj” del tiempo recomendable y procurar mantener al niño en la sombra el mayor tiempo posible, también será útil que le cubras con ropa clara, fina y cómoda, así como un gorrito con visera.

Muchos padres piensan que si el niño está protegido con un filtro solar, podrá estar más horas bajo los rayos del sol, pero esto es un error, aunque se debe aplicar la crema protectora varias veces mientras se pasa el día al sol, sobre todo si es de las que desaparecen al contacto con el agua, el sudor o la toalla, esto no garantiza ni implica que el tiempo de exposición pueda ser mayor.

Pero no todo lo que nos ofrece el sol es negativo, los baños de sol hacen que nuestro cuerpo elabore vitamina D, y en el caso de los niños, una exposición de 15 minutos diarios es suficiente para producir la vitamina D que necesita.

Más información | Netdoctor Más información | Consumer En Bebés y más | Gafas de sol para bebés En Bebés y más | Accesorios para proteger los niños del sol En Bebés y más | Vitamina D para prevenir En Bebés y más | Poppy Parasol, ideal para la playa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos