Qué hacer cuando el culito del bebé se ha irritado

Qué hacer cuando el culito del bebé se ha irritado
Sin comentarios

Por muchos cuidados que tengas, es prácticamente imposible librarse de alguna irritación en la zona del pañal cuando tenemos un bebé. Ya sea por algún cambio en la alimentación (por ejemplo, cuando introducimos un nuevo alimento), por la salida de los dientes, porque hemos cambiado de marca de pañales, o sencillamente porque ha pasado mucho tiempo con un pañal sucio, es posible que nos encontremos con esa afección, que aunque no es grave, debemos tratar adecuadamente para que el problema no se agrave y la piel se recupere cuanto antes.

¿Dermatitis del pañal e irritación es lo mismo?

La irritación de la piel, que se caracteriza por un enrojecimiento significativo y la aparición de sarpullido, es uno de los estadios de la dermatitis. Esta última se diagnostica cuando ya hay infección, que ocurre cuando hay un cambio en el ph de la piel y hay una proliferación de bacterias y hongos.

¿Qué hacer cuando hay irritación en la zona del pañal?

Cambio Panal
  1. Evita limpiar la zona del culito con toallitas (déjalas solo para cuando estéis fuera de casa).
  2. En cada cambio de pañal limpia el culito del bebé con agua templada y jabón suave y seca muy bien la zona, prestando especial atención a los pliegues de las ingles. Un truco: hazlo poniendo una toalla de papel sobre la zona y dejando que absorba toda la humedad sin deslizarla. De esta forma quedará completamente seca y la piel no sufrirá con el roce.
  3. Deja el bebé sin pañal todo el tiempo posible, porque la piel al aire libre se regenera más fácilmente.
  4. Evita el uso de talcos (eso siempre).
  5. Utiliza una crema para tratar irritaciones de la zona, que generalmente suelen tener óxido de zinc en la formulación.
  6. Si la irritación aparece justo al cambiar de marca de pañal o de toallitas, retorna al anterior porque puede que le haya generado una reacción alérgica.
  7. Si el bebé tiene diarrea o hace deposiciones más líquidas de lo normal, evita alimentos que puedan agravar el problema, como los cítricos o las comidas muy grasas.
  8. Cámbiale el pañal con frecuencia y no lo ajustes mucho.
  9. En caso de que la irritación no mejore en un lapso de tres días, es necesario acudir al pediatra para que evalúe si hay una sobreinfección y si el bebé necesita antibiótico o corticoides.
Temas
Inicio