Compartir
Publicidad
Publicidad
¿Es cierto que se irrite el culete del bebé a causa de la dentición?
Bebés de 6 a 12 meses

¿Es cierto que se irrite el culete del bebé a causa de la dentición?

Publicidad
Publicidad

Es un momento muy esperado, un hito en el crecimiento de nuestro hijo que se celebra con ilusión, aunque la espera nos traiga algunas dudas. Junto a la primera palabra o al primer paso, tan especiales y recordados, ¿quién no está pendiente de cuándo le sale el primer diente al bebé?

La dentición es un proceso fisiológico que comienza generalmente alrededor del sexto y el octavo mes de vida el bebé, aunque la aparición del primer diente del bebé es muy variable. A menudo suele suceder que dicho proceso viene acompañado de algunos síntomas, entre los cuales está la irritación de la zona del pañal. ¿Por qué la dentición del bebé se ve acompañada de un culete irritado? Pues aunque estos sean dos hechos que suelen suceder simultáneamente, realmente no hay evidencia científica de que la erupción de los dientes produzca irritación o dermatitis del pañal.

Pero como es bastante frecuente observar esta coincidencia de irritación alrededor del ano cuando se produce la erupción de los dientes, vamos a intentar desvelar las posibles causas y sobre todo cómo ayudar a nuestro pequeño a que no se sienta incómodo y a pasar este trance lo mejor posible, cuidando su piel.

¿Por qué se le irrita la zona del pañal?

Dudas dentición del bebé

Una de las causas más aducidas para explicar esta coincidencia es que la mayor producción de saliva que se produce con la salida de los dientes, tiene como consecuencia que se favorece la producción de unas heces más irritantes.

Recordemos que el babeo puede iniciarse unos meses antes de la salida de los dientes, pero suele coincidir en esta etapa y por eso se ha relacionado frecuentemente. El caso es que con pocos meses de vida el reflejo de deglución está bastante inmaduro, pero en cualquier caso, con el aumento de producción de saliva, el bebé ingerirá una mayor cantidad.

Lo que hemos de hacer al respecto para evitar sarpullidos alrededor de la boca o en el pecho, que el bebé se enfríe... es limpiar su cara con un paño para quitar las babas, ponerle babero y cambiarlo frecuentemente, así como la ropa que se le haya mojado por ese exceso de salivación.

Pero también hay que tener en cuenta que es a estas edades, a partir de los seis meses, cuando se introducen alimentos nuevos en la dieta del bebé, por lo que este hecho es el que principalmente contribuye a que las cacas del bebé sean más irritantes al contacto con la piel. Si el pH de la hipodermis aumenta (se hace más alcalino) es cuando se producen las dermatitis o la inflamaciones de la piel.

Además, si el bebé tiene diarrea (algo que también puede deberse a la introducción de nuevos alimentos u otras causas en esta fase, pero no a la dentición) se favorece la irritación de la zona del pañal.

Otros signos de la dentición del bebé

Dentición del bebé

Junto al babeo, hay otras señales de que nuestro bebé está a punto de mostrar sus primeros dientes y podemos estar atentos también a la irritación del culete para cuidar la zona del pañal especialmente:

  • El bebé está irritable, más inquieto, le cuesta dormir...
  • Rechaza la comida.
  • Tiene las encías más sensibles e inflamadas.

Morder y explorar con la boca es un hecho mediante el cual los bebés exploran su entorno, pero no necesariamente relacionado con la dentición, ya que hay bebés que empiezan mucho antes de que surjan los dientes.

Los pediatras recuerdan que la dentición del bebé no duele, aunque puede molestar al bebé, pero según la Asociación española de Pediatría, la pequeña inflamación que se produce con la salida de los dientes es normal y fisiológica, y podemos observar en ocasiones enrojecimiento de las encías. Algunos niños parecen estar más irritables y otros ni se percatan de la salida de los dientes.

Finalmente, por otro lado y como ya hemos adelantado, la dentición no causa diarrea ni tampoco fiebre, estos son algunos de los mitos sobre la aparición de los primeros dientes:

  • Respecto a la diarrea, la colonización del tracto digestivo por gérmenes es más probable en esta etapa en la que, como hemos dicho, el bebé se lleva a la boca todo lo que está a su alcance.

  • Los pediatras consideran que la fiebre no es consecuencia de la dentición ni un síntoma de la salida de los dientes, por lo que habremos de buscar otras causas.

La fiebre (más de 38 Cº) es un signo de enfermedad y de que algo más está sucediendo en el organismo del bebé, por lo tanto habremos de acudir al pediatra para buscar su causa y tratarla

Evitar irritaciones: cuidando el culete del bebé

Cambiador de pañal

Desde que son recién nacidos hay que iniciar una buena higiene de la zona del pañal para evitar que el bebé sufra irritaciones como la temida dermatitis del pañal. Aun asi, ningún bebé se librará de que en un momento dado, el culito enrojezca, tenga picor, le salgan granitos...

Pero es que es ahora, bien por la salida de los dientes, y sobre todo por el cambio de pH que se produce en las heces con la introducción de la alimentación complementaria a estas edades, cuando los bebés tienen más riesgo de que se les irrite el culete.

Así, la delicada piel de los bebés exige que el momento del cambio de pañal sea el más importante en la higiene diaria de los pequeños. Veamos cómo minimizar los riesgos de irritación en la zona del pañal:

  • Para que no surjan problemas cutáneos es primordial mantener un culete limpio y seco. Hay que evitar la humedad y cambiar el pañal con frecuencia debido a que la orina retenida hace que la humedad en la zona sea muy alta y a que las enzimas fecales y el amoniaco liberado por la orina hacen que aumente el pH. Además, los microorganismos procedentes del tubo digestivo aumentan el riesgo de irritación.

  • Intenta que tu hijo no lleve pañal durante ciertos perdido a lo largo del día. De este modo ponemos freno a la irritación, ya que refrescamos y liberamos la zona del pañal, que tiene una temperatura corporal más elevada y está sometida a una oclusión y fricción prácticamente continuas.

  • Para proteger la zona no vale cualquier producto cosmético para el bebé y utilizaremos solo los imprescindibles, en el caso de la zona del pañal utilizamos cremas protectoras adecuadas, cuya función sea la de aislar la piel del contacto con las heces y evitar de ese modo que la piel sufra. Se trata de unas pastas o pastas al agua con óxido de zinc.

  • No hay que poner mucha cantidad de crema protectora, ni tampoco hacerlo en todos los cambios de pañal, pero sí si el culete está enrojecido o por la noche, cuando el bebé llevará el mismo pañal durante un periodo más largo.

  • Si estamos en casa podemos utilizar agua y jabón para bebés para limpiar las heces (o toallas hipoalergénicas sin alcohol) y siempre secar bien la zona.

  • Revisa frecuentemente al bebé para cambiarlo cuando sea necesario (las cacas no pueden esperar) y especialmente en el caso de las cacas.

  • No utilices los polvos de talco para el cambio de pañal, desaconsejado por los organismos médicos, ya que es muy común que produzcan problemas respiratorios en el bebé e incluso en caso extremo se puede producir una intoxicación por inhalación.

Según han demostrado distintos estudios, los polvos de talco resecan en exceso la piel del bebé, impidiéndole respirar por los poros, y puede provocar también problemas en caso de ingesta accidental, si hay alguna pequeña herida en la zona...

Por otro lado, si junto a la aparición del los dientes del bebé y el culete irritado hay otras molestias, recuerda que no todo está permitido para aliviarlas, por ejemplo los mordedores están bajo sospecha, así como los geles para aliviar las molestias de la dentición o las pastillas, que tampoco están recomendados por su inseguridad.

En definitiva, aunque no está clara la relación directa entre la aparición de los dientes del bebé y la irritación del culete, esperamos que con estos consejos conozcamos mejor ambos procesos, que a menudo se producen simultáneamente, y sepamos minimizar los riesgos y molestias. Si a pesar de todos los cuidados ves que la zona del pañal está muy irritada, con granitos que no remiten y el bebé está molesto durante varios días, más vale no minimizar la importancia y "echarle la culpa" a los dientes: mejor acudir al pediatra para que lo examine y que recomiende el tratamiento adecuado.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Diez dudas frecuentes sobre la dentición del bebé, Cómo aliviar las molestias de la dentición, La dermatitis del pañal: todo lo que hay que saber

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos