Publicidad

Geles para calmar las molestias de la dentición en bebés, ¿si o no?

Geles para calmar las molestias de la dentición en bebés, ¿si o no?
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Aproximadamente a partir del sexto mes de vida comienzan a salir los primeros dientes del bebé. Las encías se ven inflamadas, enrojecidas y suelen provocar en el bebé cierto dolor y malestar.

Existen a la venta analgésicos o medicamentos en forma de gel que se frotan en las encías con el dedo con el fin de aliviar el dolor, pero son recomendables los geles para calmar las molestias de la dentición en bebés, ¿si o no?

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por su sigla en inglés) acaba de advertir sobre el riesgo de uso de la lidocaína viscosa oral al 2% para el tratamiento del dolor por dentición, ya que puede causar graves consecuencias, incluyendo la muerte.

Añaden además que ni siquiera son beneficiosos, tampoco los spray, ya que permanecen en la boca de los bebés apenas unos minutos y luego lo ingieren. Si se les da en exceso, una sobredosis podría provocar convulsiones, lesión cerebral grave y problemas del corazón.

En 2014, la FDA informó de 22 casos de reacciones adversas graves, incluyendo la muerte, en bebés y niños pequeños de 5 meses a 3,5 años de edad, a quienes se les había dado una solución de lidocaína viscosa oral al 2 por ciento para el tratamiento de dolor en la boca, incluyendo dentición y estomatitis, o que tuvieron ingestiones accidentales.

Previamente, en el año 2011 también advirtió sobre el uso de geles de venta libre de benzocaína para el dolor por dentición o de boca puede causar una afección poco común pero grave llamada metahemoglobinemia, producida por una gran disminución de la cantidad de oxígeno en la sangre.

Las consecuencias se relacionan a un exceso de uso de estos analgésicos en gel. En España se comercializan algunas marcas, por lo que de usarlas hay que leer antes las recomendaciones (algunas no se recomiendan en niños menores de 2 años) y aplicar pequeñas cantidades, aunque tampoco se asegura que sea un método efectivo para calmar el dolor.

Para calmar el dolor de la dentición: mordedores fríos y masajes

Lo más recomendable para calmar el dolor de la dentición son los juguetes mordedores, preferiblemente enfriados previamente en el refrigerador, y suaves masajes en las encías.

También se le puede ofrecer un trozo de fruta, por ejemplo una manzana, para que el bebé muerda, o una zanahoria. Si están fresquitas mejor.

Si no está acostumbrado, podéis utilizar mallas de alimentación, aunque os recomiendo la oportunidad para ir introduciendo al bebé al Baby Led Weaning.

Vía | FDA
Foto | Thinckstock
En Bebés y más | Cómo aliviar las molestias de la dentición

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir