Publicidad

Un novedoso sistema de alarma por radares previene que niños o mascotas se queden encerrados en el coche

Un novedoso sistema de alarma por radares previene que niños o mascotas se queden encerrados en el coche
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Por desgracia, todos los años las noticias relatan casos de niños que han fallecido por un golpe de calor dentro de un coche.

Según los datos facilitados por el RACE, en los últimos años han fallecido en Europa 26 niños por dejarles en el coche al sol, dos de ellos en España. Y las cifras aún son peores en Estados Unidos: un promedio de 38 niños al año, más de 800 niños fallecidos desde 1998.

Pero no hace falta que sea verano, también puede ocurrir en invierno.

Para evitar estos 'descuidos', científicos de la Universidad de Waterloo (Canadá) han desarrollado una alarma basada en el uso de radares e inteligencia artificial, con la que impiden que un bebé o una mascota puedan quedarse encerrados en el coche. Aseguran que por su bajo coste podría ser incluido como elemento de serie en todos los vehículos.

Fiabilidad del cien por cien

El equipo canadiense de investigadores combinó tecnología de radar con inteligencia artificial (IA) para detectar niños o animales 'olvidados' en un coche con una fiabilidad del 100 por cien.

El sensor mide tres centímetros de diámetro, lo suficientemente pequeño como para caber en la palma de una mano. Está diseñado para ser fijado al espejo retrovisor de un vehículo o colocado dentro, bajo el techo.

Gracias a la inteligencia artificial realiza un análisis permanente de lo que sucede dentro del habitáculo, determinando el número de ocupantes y sus ubicaciones en un vehículo.

El sensor de bajo consumo, que funciona con la batería de un vehículo, envía automáticamente señales de radar, que llegan a todas las zonas del habitáculo. Si esas señales son reflejadas posteriormente al sensor por un bebé o un animal vivo, un algoritmo, que se ejecuta en el microprocesador del dispositivo, identifica automáticamente los sutiles movimientos corporales asociados a la respiración de cualquier ser vivo.

Cuando el dispositivo detecta que un niño o una mascota se ha quedado dentro del coche, impide que las puertas del vehículo se cierren y hace sonar una alarma para alertar al conductor, a los pasajeros y a otras personas de la zona de que hay un problema.

George Shaker, profesor de ingeniería de la Universidad de Waterloo y director del proyecto junto a un equipo de estudiantes, ha indicado que los propietarios de automóviles tienden a colocar muchos objetos en el asiento trasero de sus vehículos (una mochila, una bicicleta, un cochecito...), lo que puede dejar a un niño pequeño fuera de la vista. Asegura que:

"A diferencia de las cámaras, este dispositivo preserva la privacidad. Tampoco tiene puntos ciegos porque el radar puede penetrar dentro del coche, por ejemplo, para determinar si hay un bebé en un asiento de coche orientado hacia atrás".

El desarrollo de este sensor inalámbrico en forma de disco ha sido financiado en parte por un importante fabricante de coches y está previsto que se comercialice a finales de este año.

Y por lo económico que prometen que será (menos de 45 euros), no descartan que pueda ser incorporado al equipamiento de serie de algunos vehículos a corto plazo.

Aún así, aunque tu coche llegue a incorporar un sistema de alarma anti-olvidos, mejor recuerda no dejar a un niño encerrado dentro del coche ni cinco minutos.

Vía | Universidad de Waterloo

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Una silla de coche con sensores inteligentes te recuerda que viajas con un bebé: previene olvidos, Siete dispositivos y apps que previenen los olvidos de bebés dentro del coche

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios