Compartir
Publicidad

Muere un bebé por altas temperaturas en el interior de un coche. ¿Cómo puede suceder en invierno?

Muere un bebé por altas temperaturas en el interior de un coche. ¿Cómo puede suceder en invierno?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parecería que es un asunto exclusivo de la época estival, pero nos ha sorprendido una noticia en pleno invierno, porque un bebé ha muerto en el interior de un coche debido a las altas temperatura que alcanzó. Cuando sabemos que el bebé estuvo unas cinco horas encerrado dentro del vehículo y con la calefacción puesta, aparte de horrorizarnos, lo entendemos mejor.

Ha sucedido en Estados Unidos, en el condado de Walker, Georgia, y fue la abuela de la criatura la que dejó al bebé en el interior del coche mientras visitaba a unos amigos. No sabemos si la visita se alargó más de lo que imaginaba en un principio, pero en cualquier caso, al volver al coche cinco horas después el bebé había muerto por hipertermia.

El coche estaba expuesto a la luz directa del sol y ya sabemos que, incluso en invierno, esto hace que el interior de un vehículo aumente rápidamente de temperatura. Además, a esto se suma el hecho de que dejó la calefacción encendida, aunque baja. Los medios estadounidenses que han dado la noticia señalan que el día que sucedió los hechos había unos 11 grados centígrados en el exterior del coche y en el interior seguro que se superaron los 38 con rapidez.

En estas condiciones, probablemente con el bebé bien abrigado, el cuerpo llega rápidamente a los 40 grados, cuando los órganos internos empiezan a fallar y cuando se alcanzan los 42 grados el cuerpo humano no puede resistir mucho más.

Se sabe que la temperatura interior del coche puede aumentar de 10 a 15 grados al sol en apenas 15 minutos, también en invierno, mientras que la temperatura corporal de un niño de entre hasta los cuatro años aumenta de 3 a 5 veces más rápido que en el adulto. Entonces, pronto sucede un golpe de calor y lo que se conoce como hipertermia, un trastorno grave que suele ocurrir en menos de 20 minutos y que causa la muerte en dos horas.

La abuela está detenida por su imprudencia que resulta tan complicada de entender y más cuando se oyen casos de este tipo a menudo en los medios. Tal vez, el hecho de que sea invierno no la hizo preocuparse demasiado, tal vez no quiso despertar al bebé cuando llegó a visitar a los amigos... Pero, ¿cómo puede pasar tantas horas sin salir a ver cómo estaba el bebé, por mucho que lo viera desde la ventana?

Los testigos aseguran que pidieron a la abuela que fuera a ver al bebé y esta se acercó al coche en alguna ocasión, pero sin abrir la puerta y especulan con que, tal vez, la mujer por alguna razón incomprensible se dio cuenta de que el bebé ya no respiraba y no quiso decir nada y continuar la visita. Lo dicho, incomprensible.

Os recordamos con este vídeo correspondiente a una campaña realizada en EEUU los peligros de dejar a los niños encerrados en el coche, en verano y en invierno. ¡Nunca lo hagas!

Foto | iStock
Vía | NY Daily News
En Bebés y más | Muere un niño en el coche tras quedarse dentro a altas temperaturas, Coche y calor: una trampa para bebés y niños, Llega el calor: atención a los niños encerrados en los coches

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos