Compartir
Publicidad

Llega el calor: atención a los niños encerrados en los coches

Llega el calor: atención a los niños encerrados en los coches
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Imagina que accidentalmente quedas atrapado en un horno industrial y este se pone en funcionamiento. En pocos minutos, el cuerpo llega a los 40 grados, los órganos internos empiezan a fallar y a los 42 grados no tardaremos en morir. Parece el argumento de una película de terror, pero si cambiamos el horno por un coche en verano y a un niño encerrado en el vehículo, nos topamos con una realidad que causa la muerte a varios niños al año.

Por eso, ahora que llega el verano recordamos que es muy peligroso dejar a los pequeños, bebés y niños, solos en el coche. Las temperaturas al sol aumentan varios grados en minutos y los bebés son los más vulnerables. Puede que tengas previsto regresar en un minuto, pero piensa en todos los contratiempos que pueden suceder.

Tan solo en lo que llevamos de año en Estados Unidos han muerto 11 niños por quedar encerrados en el coche, y cada año suelen fallecer unos 38 pequeños en este país. La temperatura del vehículo sin ventilación puede alcanzar más de 60 grados en quince minutos, y la Sociedad Española de Pediatría y Atención Primaria estima que un niño puede morir en el interior del coche en el plazo de 30 a 60 minutos.

No hemos de pensar que las víctimas de estas desgracias provienen de familias desestructuradas o con problemas socioeconómicos. Los perfiles son muy diversos y abarcan todas las clases sociales y niveles educativos. Puede ser una distracción fatal. También en ocasiones se trata de una "travesura" de los niños. Por eso la mejor manera de evitar estos accidentes es ser conscientes del peligro y prevenirlos.

Mantengamos los coches cerrados y con las llaves fuera del alcance de los niños y sobre todo evitemos dejar a los pequeños cerrados en un lugar soleado dentro del automóvil en cualquier caso. Aunque el bebé duerma, aunque lo veamos desde la ventana, aunque estén las ventanas abiertas...

Resumiendo, no hay que dejar a los niños solos en el coche ni un momento, cuando llega el calor los coches son una trampa para los más pequeños y pueden pasar muchas circunstancias para que no regresemos a tiempo.

Foto | Thinkstock
Más información | SEPEAP
En Bebés y más | Coches y calor: una trampa para bebés y niños, Vídeo: lo que ocurre al dejar a un niño encerrado en el coche

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio