Compartir
Publicidad

Rescatan con síntomas de deshidratación a una bebé de 16 meses "olvidada" por su padre en el interior del coche

Rescatan con síntomas de deshidratación a una bebé de 16 meses "olvidada" por su padre en el interior del coche
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una bebé de 16 meses fue rescatada ayer del interior de un vehículo estacionado en una calle de Madrid con claros signos de deshidratación. Un vecino avisó a la policía tras comprobar que no había ningún adulto con ella.

La pequeña fue trasladada al hospital Niño Jesús y su padre fue detenido, acusado de un delito de abandono, tras confesar que "había olvidado dejar a su hija en la guardería".

Tres horas abandonada en un coche y cubierta de vómito

Según informa el diario El País, los hechos ocurrieron en la avenida Francisco Pi Y Margall del madrileño barrio de Sanchinarro. Alrededor de las 10 de la mañana, un vecino se percató de la presencia de la bebé en la parte trasera de un vehículo y tras comprobar que no había ningún adulto con ella decidió avisar a los servicios de emergencia.

Agentes de la Policía Nacional y Policía Municipal, se personaron de inmediato en el lugar y procedieron a romper la ventanilla del coche para sacar a la niña de 16 meses, que mostraba claros signos de deshidratación.

La pequeña tenía exceso de sudoración, había vomitado y su respiración era muy agitada. Tras practicarle los primeros auxilios para rehidratarla, fue trasladada por el Samur al Hospital Niño Jesús

La policía localizó al propietario del vehículo que resultó ser el padre de la bebé y que se justificó diciendo que "había olvidado dejar a su hija en la guardería". También informó a los agentes de que el coche había sido estacionado unas tres horas antes.

El hombre ha sido detenido acusado de un delito de abandono y puesto a disposición judicial.

Un "olvido" que puede ser mortal

En plena ola de calor, la temperatura que ayer se registró en Madrid era de 37 grados (tempertaura que asciende vertiginosamente en el interior de un coche). Por eso, desde Samur-Protección Civil hacen un llamamiento a la ciudadanía para que se tome conciencia de los riesgos que este tipo de situaciones puede acarrear para los niños.

Y es que, aunque nos parezca inverosímil, estas noticias se suceden año tras año, tanto en España como en otros países. Tanto es así, que ya hay empresas que han diseñado sistemas que previenen este tipo de olvidos alertando al conductor de la presencia del bebé cuando el coche se detiene.

Un vehículo estacionado al sol se convierte, en pocos minutos, en una peligrosa trampa. La temperatura en su interior sube de manera muy rápida y el cuerpo de un niño alcanza enseguida los 40 grados. Cuando los órganos internos llegan a 42 grados, comienzan a fallar y puede producirse la muerte.

Este dramático vídeo, emitido hace unos años en Estados Unidos, recrea esta situación y muestra los daños irreparables que puede sufrir un bebé o niño pequeño con tan sólo unos minutos de encierro en el interior de un vehículo estacionado a pleno sol.

Ni en verano, ni en invierno. Dejar a un niño solo en el interior de un coche es una tremenda irresponsabilidad, y este tipo de noticias no deberíamos tener que darlas nunca.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos