Compartir
Publicidad

Una niña de nueve años supera un cáncer gracias a las células madre extraídas de la sangre de su cordón umbilical

Una niña de nueve años supera un cáncer gracias a las células madre extraídas de la sangre de su cordón umbilical
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Telma Cavallé tiene nueve años, y con cinco la diagnosticaron un neuroblastoma, un tumor cancerígeno muy difícil de tratar. Un trasplante de las células madres contenidas en su cordón umbilical le ha salvado la vida.

¿Cómo ha sido posible? Pocos días antes de su nacimiento, que tuvo lugar el 5 de enero de 2010, su padre decidió que quería preservar la sangre de su cordón umbilical (SCU) en el momento del parto.

Años de tratamiento con final feliz

Telma fue diagnosticada con un neuroblastoma metastásico en estadio cuatro, una semana después de haber cumplido los cinco años de edad, en enero de 2015.

Según explica el doctor Jaime Pérez de Oteyza, jefe de Hematología y Onco-Hematología de HM Hospitales, es un tumor muy agresivo, con un pronóstico muy malo. Más frecuente en los niños, se trata con quimioterapia, radioterapia y cirugía. “Con esto, algunos pacientes pueden mejorar mucho e incluso entrar en remisión, pero en otros casos es más rebelde y necesita un trasplante de progenitores hematopoyéticos (médula ósea)”.

Así lo detalla en el vídeo difundido por HyM Montepríncipe, el hospital donde nació Telma Cavallé. El vídeo documental, rodado por el cineasta Ander Duque, hace un repaso por las vivencias de Telma y sus padres desde su nacimiento hasta la detección de la enfermedad y el largo proceso hasta la curación.En estas imágenes también podemos ver a los padres de la pequeña, comentándola por qué decidieron preservar la sangre de su cordón.

Añade el doctor, que este tumor tiene una tasa de éxito de entre el 30 y el 40% de los casos. En el caso de ser necesario un trasplante, este suele ser autólogo (con células procedentes del mismo paciente). El problema aparece cuando la médula ósea está invadida por el propio cáncer, por lo que no puede usarse.

Así ocurría en el caso de Telma, por lo que fue necesario usar la sangre de su cordón umbilical, que se mantenía criopreservada en un banco privado. Además, tal y como señala el experto "al utilizar sus propias células, se minimizó la posibilidad de un rechazo".

Pero el camino de la pequeña hasta aquí ha sido duro y muy largo. Se tardó mucho en lograr una remisión del cáncer, indispensable para el trasplante. Fueron cuatro años de quimioterapia combinada, con pastillas y líquidos, y su participación en un proyecto experimental que le provocó graves efectos secundarios.

En las navidades de 2015 llegó el momento del trasplante, así que le dieron una quimioterapia de alta densidad para que tuviera mayores oportunidades de éxito. Pero se quedó sin defensas y tuvo que permanecer aislada un mes en una habitación hermética del Centro Maktub, de la Fundación Aladina. A mediados de enero de 2016 le hicieron por fin el trasplante en el Hospital Infantil Niño Jesús de Madrid. Su padre, César Cavallé, explica que "a los 11 o 12 días ya empezó a verse que el cuerpo estaba de nuevo generando defensas”.

A primeros de marzo tuvo lugar la cirugía, donde se le eliminó el 80% del tumor y en mayo comenzó con la radioterapia. Aunque según explica su padre la inmunoterapia se hizo esperar, ahora se puede decir que la médula se mantiene limpia y no hay rastros de la enfermedad.

Desde marzo de 2019, sus revisiones son cada seis meses, y se considera que está en estado de remisión completa.

Su padre confiesa que su vida a vuelto a la normalidad en un 90%, porque siempre queda la incertidumbre. Pero, "tras un año y medio de baja, he vuelto a trabajar, Telma ha vuelto al colegio, a sus clases de yoga, que le encanta, a nadar, a sus clases de inglés...”.

Las opciones para preservar las células madre del cordón umbilical

Según la Organización Nacional de Trasplantes, en España existen siete bancos públicos donde preservar la SCU y tras la aprobación del antiguo RD 1301/2006 (actualmente sustituido por el RD Ley 9/2014), 'por el que se establecen las normas de calidad y seguridad para la donación, la obtención, la evaluación, el procesamiento, la preservación, el almacenamiento y la distribución de células y tejidos humanos', también hay banco privados, donde se preserva la sangre de los cordones umbilicales para un posible uso autólogo (propio).

Si los padres deciden donar la SCU a un banco público, es un acto altruista y anónimo, totalmente sufragado por la Seguridad Social, donde las células madre estarán a disposición de cualquier persona que las pueda necesitar.

Si por el contrario deciden preservarlo en un banco privado, solo será usado por el donante o sus familiares en caso de necesitarlo.

Aún así, en ambos casos, el Decreto establece que si se conserva en España, las células madre se incluyen en el Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO) y pueden ser utilizadas en caso de necesidad compatible. De ahí que la mayoría de los bancos privados se encuentren ubicados en el extranjero.

En el caso de Telma, sus propias células madre conservadas han sido claves para su curación. Si podría haberse realizado el trasplante con células madres compatibles provenientes de un banco público, probablemente sí. Pero en este caso los padres habían decidido conservar la sangre del cordón umbilical de forma privada cuando la niña nació y pudieron disponer de ella cuando fue necesario.

Hay quienes no están de acuerdo con esta opción, como el doctor Enric Carreras asegura que la preservación en los bancos privados no está justificada. Pero aún así, la ley lo contempla y los padres son libres de elegir lo que creen que es mejor para sus hijos.

Vía | El País

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Cordón umbilical: cuáles son los signos de alarma que debemos vigilar, El cordón umbilical en el recién nacido: todo lo que hay que saber

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio