Publicidad

Una niña de año y medio recibe un corazón en el Hospital Gregorio Marañón: la vida sigue en medio del coronavirus

Una niña de año y medio recibe un corazón en el Hospital Gregorio Marañón: la vida sigue en medio del coronavirus
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Las cifras de los contagiados por la pandemia no dejan de subir en todo el mundo y aquí en España también. Por eso, las buenas noticias son aún más aplaudidas. Y más, si la protagonista es una niña pequeña.

El Hospital Gregorio Marañón ha realizado un trasplante de corazón a Chloe, una niña de un año y medio que sufría una cardiopatía grave, mediante un dispositivo especial por el coronavirus. La pequeña evoluciona bien.

Un caso excepcional por el coronavirus

Chloe sufre una miocardiopatía dilatada a consecuencia de una miocarditis vírica, una enfermedad del músculo cardíaco que producen una alteración de la contractilidad y el tamaño del corazón.

Para colocarle el nuevo corazón, fue sometida a una intervención que duró unas siete horas, y en la que participaron un total de diez profesionales en el Hospital Gregorio Marañón (cirujanos, anestesistas, enfermeras y perfusionistas del Marañón), además de intensivistas, cirujanos y enfermeras para el soporte y extracción del órgano en el centro donante.

Es la primera vez que se realiza una extracción cardíaca por equipos locales mediante este dispositivo especial, acordado por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) con las comunidades autónomas para evitar el desplazamiento de los sanitarios del centro receptor.

Así lo explica el centro hospitalario, porque lo habitual es que el equipo trasplantador sea el que se desplace a extraer el órgano. Eso sí, este tipo de procedimientos se ha utilizado antes en donaciones renales, hepáticas y pulmonares.

Ahora se contó con los equipos de tres hospitales de diferentes comunidades autónomas para la extracción, que colaboraron estrechamente, y con una coordinación extraordinaria con el Hospital Gregorio Marañón.

Los niños reciben toda la atención

Constancio Medrano, jefe de Cardiología Infantil del Hospital Gregorio Marañón, ha explicado que "pese a esta situación excepcional de pandemia el centro mantiene la atención urgente para sus pacientes pediátricos".

Porque aunque es cierto que la actividad de donación y trasplante se está viendo afectada por el virus, continúan los esfuerzos para continuar con los programas en la medida de lo posible.

Lo afirma la directora de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil, quien añade:

“Toda la red está centrándose en particular en aquellos pacientes que se encuentran en una situación más grave y los que tienen más dificultades para trasplantarse, como es el caso de los niños. Por ello estamos consiguiendo realizar trasplantes pediátricos, gracias a la gran labor de los equipos de trasplante y a la solidaridad de la familia de los donantes”.

Así fue posible que Chloe recibiera el corazón que necesitaba urgentemente tras agravarse su salud hace un mes. La donación llegó y tras comprobar que donante y receptor estaban limpios de coronavirus, se realizó el trasplante. Ha sido un éxito y la pequeña se recupera en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Infantil Gregorio Marañón.

Vía | El Mundo y Con Salud

Foto | iStock

En Bebés y Más | El bebé tiene un soplo en el corazón: lo que debes saber, Por qué es importante valorar en Atención Temprana a los niños con cardiopatías congénitas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios