Compartir
Publicidad
Publicidad

Mordiscos y arañazos de mascotas

Mordiscos y arañazos de mascotas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sabemos que las mascotas pueden constituir en un complemento importante para el desarrollo de los niños, tanto desde el punto de vista físico como afectivo. Sin embargo, existen riesgos que conviene conocer. Uno de los mayores peligros si hablamos de perros y gatos son los mordiscos o arañazos que los animales pueden dar a los niños.

Los niños no saben cuándo al animal le puede apetecer jugar o no, y ante una situación que el animal percibe molesta puede responder con un mordisco o arañazo. Lo mismo sucede con esa fuerza que los pequeños no saben controlar, si el animal se siente "atacado" (acercamiento brusco, golpe...) puede responder del mismo modo.

Si el animal está convenientemente vacunado, lo que se produce en estos momentos un riesgo de infección: las bacterias de la saliva pueden infectar la herida.

La saliva del animal está siempre muy contaminada con bacterias. Las infecciones son más frecuentes en las mordeduras de los gatos que de los perros.

  • ¿Cómo actuar frente a una mordedura o arañazo de la mascota?
  • Se debe enjuagar la herida con abundante agua corriente para eliminar los restos de saliva del animal. Durante unos minutos, se puede dejar correr el agua sobre la herida bajo el grifo.

  • Taponar con un pañuelo o gasa esterilizada la herida, y si sangra abundantemente mantenerla más elevada que el corazón. Cuando deje de sangrar, conviene dejar la herida aireada.

  • Si disponemos de guantes de látex o goma limpios, podemos utilizarnos para protegernos de la exposición a la sangre del niño.

  • Es el médico quien debe decidir si administrar un antibiótico o vacuna.

  • Las mordeduras y los arañazos en las manos o la cara del niño son especialmente propensos a infectarse y es necesario que los evalúe un médico.

-Se deben evitar las pomadas antibacterianas, ya que, al taponar la herida e impedir su contacto con el aire puede favorecer la proliferación de microorganismos contenidos en la saliva.

Mascota y bebe
  • ¿Cuándo habremos de acudir a urgencias?
  • Si la herida no para de sangrar después de 10 minutos de aplicar presión sobre ella.

  • Si la herida mide más de 1,5 cm de longitud, parece ser profunda o está relacionada con heridas graves.

  • Si la mordedura o el arañazo empiezan a mostrar enrojecimiento, temperatura, se hincha o duelen cada vez más.

Por otra parte, los arañazos de los gatos, especialmente de los "cachorritos", se pueden complicar y provocar la llamada "Enfermedad por arañazo de gato", con fiebre y crecimiento importante de los ganglios cercanos al arañazo.

Si hablamos de animales callejeros o silvestres, los arañazos y las mordeduras pueden transmitir enfermedades peligrosas como el tétanos o la rabia, y en este caso también se hace necesaria una visita a urgencias.

En cualquier caso, hay que acudir al especialista para que determine el alcance de la lesión y el tratamiento adecuado.

En definitiva, no hemos de olvidar que son animales y pueden tener reacciones inesperadas. La mayoría de las mordeduras ocurren en el hogar. A veces están motivadas por celos ante la llegada de un bebé a la familia. Otras veces porque se sienten importunados por otras razones.

Nunca se han de dejar solos al bebé ni a niños pequeños con los animales para evitar estos peligros de mordeduras y arañazos de perros y gatos.

Más información | Kids Health, Diagnóstico En Bebés y más | Ni hámsters ni mascotas exóticas, Los niños y las mascotas, Las bacterias de las mascotas pueden provocar a los niños el síndrome urémico hemolítico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos