Publicidad

Heridas, cortes y raspones: cómo se curan y cuándo ir al médico

Heridas, cortes y raspones: cómo se curan y cuándo ir al médico
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El verano trae consigo más diversión y ocio al tiempo libre para nuestros hijos. Y, paralelamente, más caídas y accidentes en rodillas y brazos descubiertos. Todos nos hemos hecho heridas y raspones y forma parte de nuestra infancia. Solo tenemos que saber qué hacer para limpiarlas y desinfectarlas bien.

Hace solo unos días nos hacíamos eco de la advertencia de una madre que contaba cómo terminó en sepsis una herida de su hijo que parecía que evolucionaba bien. Pero no tiene por qué ser así. La mayoría de las veces son simples raspones.

Aún así, hay que prestarles atención y como siempre es mejor prevenir, te contamos cómo se curan las heridas paso a paso y cuándo es necesario consultar al médico.

Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Salud de Estados Unidos, explica que:

"Las heridas son lesiones que rompen la piel u otros tejidos del cuerpo. Incluyen cortes, arañazos y picaduras en la piel. Las heridas menores no suelen ser serias, pero es importante limpiarlas bien".

Cómo actuar ante un rasguño o un arañazo

Aunque parezca leve, los padres debemos prestar a la herida la máxima atención y, sobre todo, consolar a nuestro hijo.

Por muy pequeña que sea la caída, lo primero es hablar y tranquilizar al niño.

Necesita nuestro cariño y además, si está relajado, la cura será mucho más fácil.

Según la Asociación Española de Pediatría (AEP), cuando nuestro hijo se hace un corte pequeño y sangra poco:

  • Hay que lavar la herida con agua para eliminar la suciedad y después limpiarla con un jabón suave y enjuagarla bien. No es necesario usar siempre un antiséptico.

  • Cubrir la herida con una tirita o una gasa esterilizada.

  • Hay que cambiarla por una nueva si se moja o ensucia.

  • Cuando empieza a salir costra es señal de que herida empieza a cicatrizar y es mejor llevarla al aire, sin cubrir.

Cómo curar una herida

Heridas 2

Una herida con algún objeto, como puede ser pisar un clavo, o una caída sobre un terreno arenoso, no provoca mucha sangre, pero sí riesgo de infección. En estos casos, la Clínica Mayo explica qué hacer:

  • Lavarse las manos y aplicar presión suave sobre la herida con una gasa limpia.

  • Limpiar la herida con agua limpia durante 5 a 10 minutos. Si quedan suciedad o residuos en la herida, hay que retirarlos con unas pinzas desinfectadas con alcohol. Limpia la piel que rodea la herida con jabón y una gasa limpia.

  • Aplicar un antiséptico, para evitar que los gérmenes pueden introducirse en el cuerpo humano. Las mejores opciones, según los farmacéuticos profesionales son:

Clorhexidina. Entra en acción muy rápidamente y posee gran actividad bactericida. Puede utilizarse tanto en heridas abiertas, como sobre piel intacta. Es muy utilizada en niños y en embarazadas, ya que en estos grupos se intenta evitar la aplicación del yodo. frente a materia orgánica como pus, exudado o sangre, no tiene contraindicaciones y no es tóxico.

Povidona yodada en concentración de 10%. Se emplea ampliamente como antiséptico y desinfectante. Es muy eficaz frente a esporas y todo tipo de gérmenes (bacterias, hongos, virus, protozoos), aunque su actividad se ve reducida en presencia de materia orgánica.

Merbromina. Imprescindible en el botiquín de nuestra infancia, la conocida mercromina ha dejado de utilizarse ante la aparición de nuevos antisépticos. ¿La razón? Contiene mercurio, un tóxico, y produce reacciones de hipersensibilidad con frecuencia. Se emplea en una concentración al 2% para la desinfección de la piel y disminuye su eficacia si hay pus o suciedad.

  • Tapar la herida con una venda, para ayudar a mantener la herida limpia. Hay que cambiar el vendaje al menos una vez al día o cada vez que se ensucie.

Qué hacer si un niño se corta

La AEP recomienda:

  • Lavar la herida cuidadosamente con agua, para ver el tamaño e importancia de la herida.

  • Cubrir la herida con gasa esterilizada. Si se puede, se elevará la parte del cuerpo del niño que esté sangrando a un nivel más alto que su corazón, y nunca hacer un torniquete.

  • Presionar cinco minutos sobre la herida con la palma de la mano, sin retirarla.

  • Si la sangre empapa la gasa, hay que colocar otro trozo de gasa encima de la anterior y continuar ejerciendo presión sobre la misma hasta que deje de sangrar.

Para saber si la herida necesita puntos de sutura, la Academia Americana de Pediatría explica que pueden resultar convenientes para aquellos cortes que atraviesan toda la piel:

  • Los pequeños cortes que no estén abiertos seguramente podrán cerrarse con tiras estériles (cinta quirúrgica).

  • Necesitará puntos, un corte abierto en el que se vea músculo de color rojo oscuro o grasa amarillenta, aunque sea pequeño.

  • También si mide más de 1,30 cm. Pero, aunque sea más pequeño, si es profundo, está abierto o se encuentra en una zona muy visible, es conveniente consultar con el pediatra para que decida si necesita o no puntos.

  • Si el corte ha sido en la cabeza, es probable que se cierre la herida con grapas. Son muy rápidas y cierran la herida tan bien como los puntos de sutura.

Cuándo consultar al medíco

  • Si no logramos eliminar todos los restos de suciedad de la herida.

  • Si observamos enrojecimiento, el niño se queja de mayor dolor, tiene la herida más caliente o hinchada.

  • Debemos acudir a urgencias si la herida sigue sangrando después de ejercer presión directa durante más de 5 minutos.

  • Si la herida la ha provocado una mordedura. En este caso, también hay que comprobar que el gato o el perro tiene las vacunas al día.

  • Es profunda, está sucia o se realizó con un objeto metálico.

  • Es frecuente que los padres se pregunten si es necesario poner alguna dosis extra de vacuna del tétanos si la herida es fea. Pero, tal y como explica el pediatra Jesús Garrido García, no suele ser necesario porque "si están al día en sus vacunas, están cubiertos hasta más allá de los 24 años".

La vacunación se recomienda ante ciertas heridas de riesgo cuando hace más de 10 años que no se ha vacunado. Eso en niños que tienen al día su calendario vacunal no ocurre nunca.

En Bebés y Más | ¿Tu hijo tiene un patinete eléctrico o un hoverboard? Estas son las recomendaciones de uso para niños que debes conocer, Medicamentos y productos del hogar, las principales causas de intoxicación en la infancia

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir