Mi hijo se hacía pis en la cama con seis años y tras solo unos meses de tratamiento curó su enuresis: la opinión de los expertos

Mi hijo se hacía pis en la cama con seis años y tras solo unos meses de tratamiento curó su enuresis: la opinión de los expertos
Sin comentarios

Mañana 25 de mayo, último martes del mes, se celebra el Día Mundial de la Enuresis o, lo que es lo mismo, la incontinencia urinaria durante la noche al menos una vez al mes durante no menos de tres meses, cumplidos los cinco años. Su objetivo es visibilizar una enfermedad que solo en España afecta a unos 500.000 niños en España y que tiene un gran impacto en su autoestima y vida social.

Por suerte, tiene solución y mi hijo es un buen ejemplo de ello. Con seis años seguía haciéndose pis en la cama por las noches y le estaba afectando en su día a día, así que decidí consultar con un urólogo pediátrico y en menos de un año, dormía sin braga pañal tras seguir un tratamiento farmacéutico.

Sé que hay muchas opiniones encontradas respecto a cuál es la mejor manera de superar la enuresis y quiero dejar claro que con mi testimonio no pretendo decir a nadie qué hacer. Tan solo quiero contar mi experiencia por si puede servir a otros padres que están preocupados porque su hijo ha cambiado el carácter por este problema.

"Ponía excusas para no dormir fuera"

Mi hijo pequeño siempre ha sido muy extrovertido y alegre, continuamente con una sonrisa en la boca. Ya desde infantil tenía a sus amigos y se turnaban para jugar e incluso dormir en casa de alguno.

Como se seguía haciendo pis en la cama, dormía con una braguita-pañal adecuada a su edad y claro, no podía improvisar y quedarse en casa de algún amigo sin organizarlo y llevarse una. Cierto es que de pequeño no tenía problema en ponérselo debajo del pijama, incluso con sus amigos, pero a medida que fue creciendo noté que ponía excusas para no dormir fuera.

Hablé con él del tema y procuré que entendiera que no era culpa suya, que era una enfermedad que se curaría y que no pasaba nada porque lo supieran los demás. No le veía convencido, así que le pregunté si quería que le despertara por las noches para hacer pis y me respondió que sí, que no quería seguir mojando la cama como si fuera un bebé, que le daba vergüenza.

Así que comenzó el calvario de poner el despertador y levantarle cada dos horas, y después cada hora. Pero no tuvimos suerte. El pañal pesaba todas las mañanas y él estaba cada vez más desilusionado y más cansado.

Estuvimos cerca de seis meses con esta técnica y como vimos que ni una noche pudimos celebrar que despertara seco, decidí buscar una alternativa, sobre todo después de que sus amigos se fueran de campamento y él no quisiera ir, por lo que todos sabíamos....

Por mi trabajo había leído que algunos niños respondían a un tratamiento farmacológico, así que consulté con un urólogo pediátrico. Le hicieron análisis, ecografías para ver el tamaño de su vejiga o si había alguna malformación y, tras descartarlo, comenzamos un calendario de micción o, lo que es lo mismo, cuántas veces orinaba durante el día y cuánto pesaba su pañal por la mañana.

Según explica el doctor Juan Carlos Ruiz de la Roja, Jefe de Urología del Hospital Santa Cristina de Madrid y Director del Instituto Urológico Madrileño, "la cantidad de la orina nocturna debe ser de 1/3 de la del resto del día. Si es superior, incluyendo la primero de la mañana (que sigue siendo nocturna) se sabe que el niño tiene un déficit de la hormona anti-diurética (ADH)".

Así nos lo explicó también el urólogo de mi hijo, ya que al principio no me sentía muy cómoda con medicar a un niño pequeño. Pero entendí que era por el bien de mi hijo, y comenzó a tomar desmopresina.

Su actitud comenzó a cambiar en cuanto se levantó seco de la cama el primer día.

No me arrepiento en absoluto. Cuando le invitaban a dormir a una casa respondía tranquilamente: "en cuanto me curen la enfermedad que tengo, iré y ya queda muy poquito".

Incluso llegó del cole muy animado porque iban a pasar una noche en una Granja Escuela y quería ir porque "ya voy a poder".

Fueron solo unos meses tomando la pastilla y siguiendo unas sencillas medidas:

  • Animarle a hacer pis unas seis veces al día o más (desayuno, mediodía, comida, merienda, cena y al acostarse).

  • Reducir su ingesta de líquido a partir de la merienda.

  • Evitar las cenas abundantes.

  • No castigarle jamás por tener escapes, porque no puede evitarlos.

Notamos mejoría casi desde el principio y, pronto, comenzó a despertarse con la braga seca. Se levantaba cada mañana al primer aviso para bajarse corriendo el pantalón y ver que no se había hecho pis.

Estaba tan feliz cuando se levantaba por la mañana seco y me daba el pañal sonriendo porque "mami, nos sirve para esta noche".

Entre la primera consulta y el alta no llegó al año y fueron nueve meses de tratamiento. Tras tres meses sin ningún escape de pis nocturno, recibió el alta y hasta hoy. Nunca ha vuelto a mojar la cama.

Una herencia genética que tiene tratamiento

Pis Noche 2

Tal y como nos explicó su urólogo, y confirma el doctor Ruiz de la Roja, la incidencia aumenta cuando alguno de los padres del niño ha tenido enuresis. Y así era: su padre siguió teniendo escapes de orina hasta los 13 años y mi suegra se limitó a castigarle con levantarse por la mañana y lavar la ropa de la cama y su ropa interior.

Así que cuando mi hijo le comentó que estaba tomando pastillas para no hacerse pis en la cama, me comentó:

"Menuda tontería. Eso se pasa con la edad. Lo único que hay que hacer es que sepa que lo hace mal, que lave la ropa cada vez que se levante mojado y listo".

Por desgracia, esa vieja creencia sigue estando vigente hoy.

Son muchas las personas que creen que la enuresis tiene un origen psicológico y que no necesita tratamiento.

No soy médico, y solo puedo aportar mi experiencia, pero ¿no le afecta a un niño seguir haciéndose pis en la cama incluso en la adolescencia? ¿A qué edad "se cura"?

Según explica el Jefe de Urología del Hospital Santa Cristina de Madrid, este trastorno desaparece por sí solo en la mayoría de los casos, cuando se estabiliza la hormona anti-diurética, pero "tiene un grave impacto en la autoestima, el bienestar emocional y la actividad diurna del niño, incluido el rendimiento escolar y social".

"Se estima que la enuresis afecta al 16% de los niños de 5 años y que, a partir de los 15 años, todavía persistirá el problema entre el 1 y el 3% de la población".

Por eso, los expertos aconsejan consultar con el especialista si el niño se sigue haciendo pis de manera regular a los cinco años, ya que esta enfermedad reconocida por la OMS se cura más rápido cuanto antes se diagnostique y empiece a tratarse.

Distintas causas y diferentes tratamientos

Pis Cama

El médico nos habló de los diferentes tratamientos, como la terapia conductual o los dispositivos de alarma, pero en el caso de mi hijo la deficiencia de la hormona aconsejaba un tratamiento farmacológico hasta que se consiguiera regular. Así se hizo y, en su caso el diagnóstico no estaba equivocado.

La enuresis tiene un origen orgánico en el 90 por ciento de los casos y psicológico en el 10% restante.

Como factores responsables el doctor Ruiz de la Roja señala una producción aumentada de orina durante la noche por ausencia de la hormona ADH y una vejiga con poca capacidad.

"Hay otros factores asociados, además de la predisposición genética, como son el estreñimiento, el Trastorno del Déficit de Atención y la Hiperactividad (TDAH) o el síndrome de apnea obstructiva del sueño".

Poco me queda que añadir a todo esto. Tan solo visibilizar este trastorno médico que tanto afecta a nuestros hijos y terminar con viejos tabúes, asegurando a los padres que duden como yo lo hice en su momento sobre consultar o no a un urólogo pediátrico, que no se medicaliza a todos los niños por defecto, solo en caso necesario y tras descartar otras posibles causas y que, al menos en mi hijo, no le provocó efectos secundarios.

"Es muy duro encontrarse con pacientes que han pasado por mi consulta que siguen haciéndose pis en la cama con 26 años o incluso 31 y cómo esta enfermedad afecta a su vida social, sexual y a su autoestima. Y cómo les cambia la vida cuando tras controlar su déficit de la hormona responsable, son libres por primera vez".

Esas son palabras del doctor. Yo solo puedo hablar desde mi experiencia. Y como padres, seguro que sabemos lo que mejor puede ayudar a nuestros pequeños.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Los niños con enuresis nocturna pueden padecerla en la vida adulta, ¿Y si después de los cinco años no hay manera de quitarle el pañal de noche?: la enuresis nocturna

Temas
Inicio