Compartir
Publicidad

Mi bebé tiene mocos y le cuesta respirar, ¿qué hacer para que se sienta mejor?

Mi bebé tiene mocos y le cuesta respirar, ¿qué hacer para que se sienta mejor?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Empieza la época de resfriados y es habitual que a los niños pequeños se les tapone la nariz, haciendo que sea más difícil para ellos respirar, comer, e incluso muy incómodo a la hora de dormir.

Como solo respiran por la nariz y aún no saben sonarse solos para expulsar los mocos, tenemos que ayudarles nosotros para que puedan comer sin fatigarse y descansar mejor.

Hacer lavados nasales con suero fisiológico

Lo más recomendable es hacer lavados frecuentes con suero fisiológico para que los mocos circulen. Se pueden hacer todas las veces que sea necesario y tenemos dos presentaciones para elegir la que mejor le vaya a nuestro bebé.

Hay sprays de agua de mar con una boquilla que permite que el agua entre con una ligera presión (que no hace daño al bebé) o en monodosis de suero fisiológico para cada lavado. La manera correcta de realizar un lavado nasal es taponando el orificio contrario al que estamos lavando para que la solución salina entre por completo en cada fosa nasal.

¿Y los aspiradores nasales?

Los aspiradores nasales no son tan recomendables. Según el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, el aspirador nasal da muchos problemas de otitis, ya que al utilizarlo hay muchas probabilidades de que el moco entre en la Trompa de Eustaquio, canal que hay entre el oído y la garganta, y la obstruya. La Asociación Española de Pediatría, por su parte, señala que no se debería superar un máximo de dos aspiraciones diarias.

Hacer baños de vapor

Los baños de vapor contribuyen a hacer las secreciones más fluidas. Podéis hacerlos con el agua caliente del baño para que el moco se reblandezca y sea más fácil eliminarlo. También podéis recurrir a humidificadores o vaporizadorres, ya que mantener el ambiente con la humedad necesaria evita que las mucosas se resequen.

Mantenerlo hidratado

Beber líquidos le ayudará a que los mocos fluyan mejor. Ofrecer el biberón o el pecho con más frecuencia en estos días para contribuir a que circulen.

Si el bebé tiene más de seis meses y ha empezado con la alimentación complementaria podéis ofrecerle agua o caldos naturales (sin sal).

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio