Compartir
Publicidad
Publicidad

Médico suspendido y padres investigados en el caso del niño italiano tratado con homeopatía que acabó falleciendo por una otitis

Médico suspendido y padres investigados en el caso del niño italiano tratado con homeopatía que acabó falleciendo por una otitis
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos meses os contábamos la historia de un niño de siete años que había fallecido en Italia a causa de una otitis tratada con homeopatía. La infección llegó al cerebro y el pequeño falleció días después sin que los médicos pudieran hacer nada por salvarle la vida.

Los padres del niño, que habían decidido dejar de utilizar antibióticos cuando su hijo cumplió los tres años, acudieron a su médico homeopático de referencia que consideró que la otitis del niño se curaría enseguida con homeopatía. El Colegio Oficial de Médicos de Pesaro (Italia) ha suspendido de forma temporal al profesional sanitario y la Justicia italiana investiga a los padres del menor por homicidio involuntario.

Apartado temporalmente el médico que le trató con homeopatía

Como tantas otras veces, los padres de Francesco acudieron a su médico homeópata de referencia, Massimiliano Mecozzi, para que tratara a su hijo de un dolor de oídos. Habían decidido dejar de dar antibióticos a su niño cuando cumplió los tres años, por lo que todas las afecciones las trataban con los productos homeopáticos que el doctor Mecozzi, les recomendaba.

Pero en aquella ocasión, la otitis que padecía el menor requería de la administración urgente de antibióticos, y el homeópata no lo supo ver. Semanas después, Francesco entró en coma y falleció.

El abuelo del niño se quejó entonces del trato recibido por parte del médico, y según relataba el diario ABC, el hombre confesó que Massimiliano les aseguraba continuamente que "el niño mejoraría".

"El médico homeópata aterrorizó a mi hija, hasta el punto de que cuando le suplicaba que diera su consentimiento para llevarlo al hospital porque veía que el niño empeoraba por momentos, él lo desaconsejaba, suministrándole fármacos homeopáticos"- decía el abuelo, decidido a denunciar al médico.

Hace unos días, el Colegio Oficial de Médicos de Pesaro (Italia), decidió apartar del ejercicio profesional durante seis meses al médico que trató al pequeño Francesco, al considerarle culpable por no haber garantizado la cura del niño mediante el suministro de antibióticos y por no informar correctamente a los padres de lo que estaba pasando.

Días antes de este caso, y según informaba La Vanguardia, el Colegio de Médicos de Madrid decidió que la acupuntura, la homeopatía y la medicina naturista dejaran de tener su propio grupo dentro del Colegio, y se retirara la opción de ofrecer cursos y conferencias, marcando así una clara frontera entre el conocimiento con evidencia científica y el que no la tiene.

¿Son también los padres responsables?

Como ya hemos visto en otras ocasiones, la Justicia decidió también investigar a los padres del pequeño Franceso por homicidio involuntario. La pareja, que tiene otros dos hijos pequeños, creía firmemente en el poder curativo de la homeopatía y decidieron adentrarse en ese camino hace cuatro años, renunciando a tratar con antibióticos las enfermedades que padecían sus hijos.

Según informa el diario Redacción Médica, el doctor Mecozzi habría atemorizado a los padres del niño diciéndoles que si le llevaban a urgencias acabarían suministrándole paracetamol, algo que le dejaría sordo y en coma hepático.

Quizá por eso, los padres decidieron aguantar hasta que su hijo ya no pudo más, e ingresó en coma con encefalitis provocada por la infección de oído no tratada y que le causó la muerte días después
Homeopatia

Por desgracia, este no es un hecho aislado, y con frecuencia nos toca hacernos eco de otros casos similares en donde la falta de confianza de los padres en la medicina, el uso de homeopatía o la no vacunación, acaban con la vida de niños inocentes.

Como todos los padres del mundo, los de Francesco buscaban lo mejor para sus hijos y no imagino el dolor tan grande que deben estar viviendo en estos momentos. Pero quizá por convencimiento o quizá por miedo, lo cierto es que no trataron como deberían haberlo hecho la enfermedad de su hijo.

Con todo lo que sabemos acerca del efecto placebo de la homeopatía, y las recientes declaraciones del gerente de Boiron que afirmaba que en su familia tomaban antibióticos cuando era necesario, cuesta entender que aún haya gente (y más aún, ¡médicos!) que vean en la homeopatía o en la naturopatía la solución a todos los problemas.

Ojalá no tengamos que hacernos eco de ningún otro caso igual.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos