Compartir
Publicidad
Publicidad

El peso adulto va marcado en el cerebro del bebé

El peso adulto va marcado en el cerebro del bebé
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sabemos que el peso corporal depende de factores diversos, y en nuestras manos está la posibilidad, al menos en parte, de controlar el peso. Pero todos conocemos personas que, aun llevando un mismo estilo de vida y tomando la misma dieta, tiene diferencias de peso e incluso a una le puede costar coger peso por mucho que coma y otra no se puede exceder pues enseguida aumenta.

La explicación podría estar en el cerebro del bebé. Un equipo internacional de investigadores ha revelado que la tendencia o resistencia a la obesidad están predeterminadas en las conexiones neuronales desde el desarrollo embrionario.

Los científicos estudiaron cómo se controla esta gestión celular de la energía en dos tipos de ratas que responden de forma distinta a una dieta hipercálorica. Unas son propensas a desarrollar obesidad inducida por la dieta, mientras que las otras se mantienen en su peso con el mismo patrón de alimentación.

Los investigadores se fijaron en un centro cerebral relacionado con estas respuestas y descubrieron que hay un tipo de neuronas que trabajan de forma muy distinta en ambos tipos animales. Estas neuronas se encargan de disparar la sensación de saciedad, informando sobre cuándo se ha comido lo suficiente.

Los autores del estudio, que se ha publicado en la revista "Proceedings of the National Academy of Sciences" (PNAS), señalan que en las ratas propensas a la obesidad estas neuronas sufrían una especie de adormecimiento, al resultar inhibidas por otras células próximas con las que mantienen conexiones.

Por el contrario, en las ratas "delgadas" las neuronas de la saciedad funcionaban con mayor agilidad. La dieta rica en grasas produce efectos opuestos en los dos tipos de ratas; en las DIO las desconecta de la red, mientras que en las DR les añade enchufes celulares con la malla cerebral.

En palabras del director del estudio, el investigador y profesor de la Universidad de Yale Tamas Horvath,

el cableado básico del cerebro determina la vulnerabilidad de uno a la obesidad. Este cableado se fija durante el desarrollo embrionario.

Y según prueba el estudio, se retroalimenta con la dieta rica en grasa.

Hay factores genéticos, ambientales e influencia materna que produce unas determinadas conexiones neuronales, aún queda mucho camino por investigar y conocer el cerebro del bebé y el desarrollo embrionario. Pero según este estudio sabemos un poco más acerca de la propensión a la obesidad y el distinto funcionamiento cerebral ya desde el útero materno.

Vía | Público Más información | PNAS Foto | jurvetson (Flickr) En Bebés y más | Así se multiplican las redes neuronales en los niños, El cerebro del bebé: cómo ayudar a su correcto desarrollo (I) y (II), Documental: El cerebro del bebé por Eduardo Punset (1), (2) y (3)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos