Compartir
Publicidad
Publicidad

El bebé más obeso del mundo tiene 10 meses y pesa 30 kilos

El bebé más obeso del mundo tiene 10 meses y pesa 30 kilos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A menudo cuando hablamos de bebés y récords lo contamos con el asombro de bebés que nacen muy pequeños o que nacen muy grandes, y siempre con el deseo de que estén bien de salud, obviamente. En este caso que mencionamos hoy, lo que se constata es precisamente lo contrario, que el pequeño tiene un problema serio y que necesita ayuda.

Su nombre es Luis Miguel y nació hace diez meses en Tecoman, al oeste de México. Su peso actual es de prácticamente 30 kilos y eso le otorga un título que ningún padre querría para su bebé, el de bebé más obeso del mundo.

Al nacer pesaba 3,5 kilos

Su llegada al mundo no supuso ningún reto ni hizo a nadie temer en absoluto en referencia a su salud, y es que el pequeño llegó al mundo con un peso de 3,5 kilos, que es completamente normal.

Sin embargo, pronto vieron que tenía una necesidad imperiosa de ingerir alimento y en tan solo un mes aumentó la talla de su ropa hasta necesitar la de niños de 2 años.

Así ha ido aumentando de manera desorbitada su peso, hasta llegar a los casi 30 kilos que pesa ahora con apenas 10 mesecitos. Un peso que equivale al de un niño de unos nueve años, tal y como explican en El Español.

Una enfermedad rara, aún sin diagnóstico

Los médicos no saben aún qué tiene el pequeño, pero sí están seguros de que tiene alguna enfermedad que anula su sensación de saciedad y le hace tener hambre continuamente.

Una posibilidad que barajan es la del Síndrome de Prader-Willi, una enfermedad genética que hace que los bebés tengan mucho hambre, con una obesidad que tiende a darse a partir de los 6 meses (pero no están seguros porque Luis Manuel empezó con problemas de peso mucho antes).

Luis2

En cualquier caso, ya le han hecho diversas pruebas que deberían ayudar a determinar el origen de lo que el pequeño y sus padres están viviendo, y así empezar a valorar posibles tratamientos y soluciones.

En caso de que fuera el mencionado síndrome, que es un defecto del cromosoma 15, puede cursar con problemas de tono muscular, déficit de desarrollo de los órganos sexuales y problemas cardiovasculares, entre otras cosas.

En tal caso, y considerando que es una enfermedad sin cura posible a día de hoy, los tratamientos irían dirigidos a paliar los síntomas y tratar de que el pequeño tuviera una vida lo más autónoma posible.

El problema es el de siempre: son tratamientos caros, y la familia no tiene recursos para hacer frente a ellos. Se habla de que sería una serie de medicamentos inyectables valorados en cerca de 450 euros cada uno.

Es por eso que los padres han abierto una cuenta por si alguien quiere donar dinero para echarles una mano. Para ello han asegurado que llevarán un registro de todo lo que hagan para que los donantes puedan comprobar que el dinero no se gastará en nada que no sea tratar de ofrecer al niño un presente y un futuro mejor.

Ojalá lo consigan y Luis Manuel pueda llevar una vida más parecida a la de los niños de su edad.

En Bebés y más | Cuando el bebé que toma leche materna engorda demasiado (y hasta te dicen que cambies a leche artificial), Cuanto más grande es el biberón que le preparamos al bebé mayor será su sobrepeso, Macrosomía: las causas y riesgos de nacer demasiado grande

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos