Compartir
Publicidad

¿Cuándo llevar al pediatra al niño acatarrado?

¿Cuándo llevar al pediatra al niño acatarrado?
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Padres primerizos, bebé con tos y mocos: al pediatra. Padres con hijos mayores: intentan aliviar los síntomas, conscientes de la tendencia natural a la evolución espontánea del resfriado hasta su curación, probablemente tras esas primeras visitas al médico. Entonces, ¿Cuándo llevar al pediatra al niño acatarrado?

Los catarros que no se complican se curan solos y no necesitan tratamiento con medicinas. La vigilancia de los padres debe dirigirse a la detección de posibles complicaciones, producidas sobre todo por bacterias: otitis, sinusitis, conjuntivitis purulenta o neumonía.

Lo síntomas de alarma que deben consultarse con el pediatra son: la persistencia de fiebre más de tres días, el dolor de oídos, la dificultad para respirar, la persistencia de más de 10 días de mucosidad nasal espesa de color amarillo o verdoso, o el decaimiento.

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria señala que en otras ocasiones será directamente el sentido común de los padres o el deseo de resolver una duda, quienes le aconsejen consultar con los profesionales sanitarios.

Como no hay una vacuna contra el resfriado de forma global, lo que podemos hacer es intentar prevenirlo.

  • Hay quien recomienda una "solución parcial" como es la vacunación anual contra la gripe (a partir de los seis meses, si van a la guardería), pero teniendo claro que quien la recibe sólo queda protegido contra el virus concreto de la gripe (virus influenzae A y B) y no frente al resto de los posibles causantes de cuadros catarrales.

  • Otra estrategia preventiva, más difícil de llevar a cabo, es evitar la exposición a personas acatarradas. Esto, con niños en edad escolar, es imposible.

  • Por último, recordemos que el lavado de manos frecuente es uno de los mejores hábitos para evitar la transmisión de enfermedades infecciosas.

De este modo, con suerte, no tendremos que llevar al pediatra al niño resfriado cuando se produzcan complicaciones. De todas formas, con niños pequeños es difícil poder esquivar los catarros.

Vía | AEPap Foto | SCA Svenska Cellulosa Aktiebolaget en Flickr En Bebés y más | Vuelta al cole, vuelta a los catarros y los "mocos", Los catarros en los niños, Vuelta al cole, se abre la temporada de catarros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio