Compartir
Publicidad
Consumir cacahuetes durante la lactancia podría reducir el riesgo de alergia en el futuro
Salud infantil

Consumir cacahuetes durante la lactancia podría reducir el riesgo de alergia en el futuro

Publicidad
Publicidad

Una de las alergias alimentarias más comunes en los niños es la alergia a los cacahuetes. Cuando se inicia la alimentación complementaria debemos estar atentos y observar que no se presente alguna reacción a los alimentos que le damos a nuestros hijos.

Contrario a lo que se creía hace algunos años, diversos estudios recientes han comprobado que dar ciertos alimentos como el huevo y los cacahuetes en edades tempranas podría reducir el riesgo de alergia a ellos.

Ahora un nuevo estudio encontró que el consumir cacahuetes durante la lactancia podría ayudar a reducir el riesgo de alergia en el futuro.

El estudio

Investigadores del Instituto de Investigación del Hospital Infantil en Manitoba, Canadá realizaron un estudio con el objetivo de investigar la relación entre el consumo de cacahuetes de las madres durante la lactancia y sus efectos en sus hijos a los siete años de edad.

Publicado en Journal of Allergy and Clinical Immunology, utilizaron información de un estudio sobre alergia y asma en el que participaron 342 niños, desde su nacimiento en 1955 hasta los 15 años.

Ese estudio previo había dividido a los niños en dos grupos: uno al que se le indicó no consumieran cacahuetes y otro al que no le dieron ninguna recomendación al respecto, lo que les permitió ver qué había ocurrido a los hijos de las madres que no consumieron cacahuetes durante la lactancia.

Del total de participantes, el 58.2% de las madres consumieron cacahuetes durante la lactancia, mientras que el 22.5% los introdujo en la alimentación de sus hijos alrededor de los 12 meses.

A los 7 años, 9.4% de los niños participantes mostraban sensibilidad a los cacahuetes. La menor incidencia, que fue del 1.7%, fue observada en los niños cuyas madres consumieron cacahuetes durante la lactancia e introdujeron este alimento a su dieta antes de los 12 meses.

En cambio, se mostró mayor incidencia en las madres que los consumieron durante la lactancia pero retrasaron la presencia de cacahuetes en la alimentación de sus hijos más allá de los 12 meses, dando como resultado un 15.1%. Por otro lado, el 17.6% de los hijos cuyas madres no consumieron cacahuetes durante la lactancia pero sí fueron introducidos en su dieta alrededor de los 12 meses, mostraban sensibilidad a ellos.

Los investigadores concluyeron que el consumo de cacahuetes durante la lactancia combinado con la introducción de ellos a la alimentación durante el primer año de vida, están asociados a un menor riesgo de presentar sensibilidad a los cacahuetes.

En entrevista para CBC News, Meghan Azad, una de las autoras del estudio, comentó que esperan que estos resultados ayuden a continuar investigando acerca de la prevención de las alergias a los cacahuetes.

"Creo que es una pieza muy importante del rompecabezas", declara Azad. "Sabemos ahora que hay cosas asombrosas en la leche materna, incluso anticuerpos y factores inmunológicos, y todos ellos podrían interactuar con las proteínas del cacahuete para inducir tolerancia a éste en el bebé. Será interesante ver lo que encuentran otros grupos alrededor del mundo que también están haciendo investigación sobre las alergias".

Foto | iStock
Vía | CBC News
En Bebés y más | La cura para la alergia al cacahuete un paso más cerca, Permitir que los bebés coman cacahuetes podría evitar que desarrollen alergia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos