Publicidad

Los consejos de los pediatras para el cuidado de la piel de los niños con dermatitis atópica durante la pandemia

Los consejos de los pediatras para el cuidado de la piel de los niños con dermatitis atópica durante la pandemia
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Quienes tenemos dermatitis atópica nos hemos topado de repente con varios "imprescindibles de la nueva normalidad" que nos complica un poco más la enfermedad: las mascarillas generan roces y humedad que a la larga se convierten de forma irremediable en un brote, y con los geles hidroalcohólicos ocurre más de lo mismo, ya que afectan la barrera cutánea de las manos y la piel sufre esa agresión varias veces a lo largo del día (sin contar con las infinitas veces que debemos lavarnos las manos).

En el caso de los niños es aún peor, ya que a ellos les cuesta más no rascarse y por eso a su delicada piel le cuesta más recuperarse. Por eso la guía de recomendaciones que ha publicado la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica SEICAP, me parece bastante útil para aquellos padres y cuidadores que tienen pequeños con esta enfermedad.

  • Uso de mascarilla: es aconsejable que utilicen mascarillas 100% algodón homologadas reutilizables si se observa que las mascarillas quirúrgicas, higiénicas desechables o FFP2 ocasionan síntomas. Sin embargo, no podrán utilizarse en entornos sanitarios donde es más elevado el riesgo de contagio. No reutilización de las mismas e incluso cambio de estas si la actividad es prolongada y se observa deterioro.
  • Lavado de la mascarilla: es importante seguir los consejos de lavado proporcionados por el fabricante para conservar sus propiedades. Al igual que el resto de la ropa de un niño con dermatitis atópica, deben lavarse con jabón y aclararse muy bien tras el lavado para eliminar residuos de detergentes. No usar lejía ni suavizantes.
  • Temperaturas: evitar los cambios bruscos de temperatura, y las temperaturas extremas, tanto frío como calor. Se recomienda una temperatura ambiente entre 20-22. Ahora más que nunca, se deben ventilar las habitaciones a diario.
  • Baños y lavado de manos: priorizar el uso de agua y jabón para higienizar las manos frente al uso de gel hidroalcohólico y evitar que el agua esté muy fría. En cuanto al baño, este debe ser de corta duración con agua templada. En cualquiera de los casos se recomienda usar jabón suave especial para pieles atópicas (preferentemente productos Syndet, sin detergente), o aplicar aceite en el baño que proporciona hidratación y protege la piel.
  • Secar de forma suave: secar, tanto las manos tras lavarlas como el cuerpo tras el baño, sin frotar, sólo por contacto. Inmediatamente después, con la piel algo húmeda, aplicar crema hidratante.
  • Crema hidratante: es muy importante mantener la piel hidratada, aplicando crema hidratante (emoliente) varias veces al día si fuera necesario, sobre todo en las manos y en la cara, ahora que están más expuestas.
  • Picor: para evitar los picores utilizar crema hidratante abundante, y en algunos ocasiones podría administrarse antihistamínico que le haya recomendado el especialista. Por la noche puede ser útil el uso de manoplas. Uñas: las uñas deben estar siempre cortas, y muy limpias, para evitar heridas por el rascado.

Como yo sufro de dermatitis atópica, aprovecho para dar un consejo adicional: a pesar de que el uso del gel hidroalcohólico uso debe ser nuestra última opción por detrás del lavado de manos, no siempre tenemos agua y jabón disponibles. Por eso os recomiendo buscar uno que contenga en su fórmula ingredientes calmantes como aloe vera, glicerina o pantenol... os aseguro que notaréis en vuestras manos y en la de los niños una enorme diferencia en su estado.

Imagen | Pixabay

En Bebés y Más | Dermatitis y eczema: cómo cuidar la piel atópica del niño en verano

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio