Publicidad

La Asociación Española de Pediatría recomienda cómo actuar en caso de urgencia en los colegios

La Asociación Española de Pediatría recomienda cómo actuar en caso de urgencia en los colegios
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Una crisis asmática, un atragantamiento, una fractura tras una caída o una reacción alérgica son algunos de los episodios que pueden producirse en un centro escolar, tanto en escuelas infantiles como en colegios e institutos. Lo ideal sería que los colegios dispusieran de un servicio de enfermería para atender a los alumnos en estas situaciones, pero lamentablemente, esta figura no está presente en todos los centros.

Es por ello, que la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) decidió elaborar una guía dirigida a profesores y cuidadores escolares (que ha actualizado recientemente) para que sepan actuar en caso de emergencia, y puedan atender con seguridad los problemas clínicos más frecuentes en niños.

"La guía de ayuda para centros docentes" ha sido elaborada por 16 especialistas, la mayoría de ellos pediatras de Atención Primaria. Aunque las recomendaciones incluidas no pretenden sustituir la asistencia sanitaria, sin duda constituyen un material básico y de gran valor para que el personal escolar sepa cómo enfrentarse a las incidencias y problemas médicos más habituales en la infancia.

Recomendaciones para escuelas infantiles, colegios e institutos

inyector de adrenalina

El documento está dividido en dos apartados, uno dirigido a escuelas infantiles, con alumnado de cero a tres años, y otra para colegios e institutos, de tres a 18 años. En ambos casos se da respuesta a las preguntas que con frecuencia se plantean en las consultas médicas, además de abordar las situaciones de urgencia para las que el personal escolar debería estar entrenado.

Estas son las recomendaciones de la AEP dirigidas a los profesores de escuelas infantiles, colegios e institutos con respecto a las siguientes enfermedades:

  • Las diarreas son especialmente habituales en los primeros años de vida, y en estos casos es fundamental evitar la deshidratación reponiendo líquidos con soluciones de rehidratación oral de venta en farmacias cada vez que el niño defeque. En cuanto a la comida, no es necesario hacer ningún tipo de ayuno, si bien no debe obligarse a los niños a comer. Se aconseja que los alumnos con diarrea no acudan a la escuela infantil hasta que sean capaces de controlar las deposiciones, o en caso de utilizar pañal, si las heces pueden quedar contenidas en él.

  • En el caso de los vómitos es importante saber que estos pueden acompañar a cualquier tipo de infección, desde las benignas hasta las más graves, por lo que es necesario que los profesores y cuidadores sepan reconocer los síntomas de alerta explicados en la Guía.

  • La fiebre es uno de los síntomas que primero suele aparecer ante una infección por virus o bacterias, y aunque no es necesario tratarla si el niño no tiene malestar, es fundamental saber cómo actuar en caso de fiebre elevada o molestias, así como tener muy presente el decálogo de la fiebre de la AEPap.

  • La fatiga o esfuerzo al respirar es un síntoma frecuente en bebés que puede aparecer en una amplia gama de problemas de salud y enfermedades, tales como laringitis, bronquiolitis, neumonía, alergia o asma. En estos casos es fundamental saber actuar correctamente, y prestar atención a los síntomas de alerta, como respiración agitada, coloración azulada en piel, uñas y labios, aleteo nasal y tiraje intercostal.

En el caso de niños más mayores los síntomas de asma pueden parecer ligados a múltiples causas, entre ellas el ejercicio físico. Con un tratamiento adecuado, el niño asmático podrá llevar una vida normal, si bien es fundamental que los profesionales de educación sepan prestarle el debido apoyo, reconociendo los síntomas y sabiendo cómo utilizar su medicación.

  • Las convulsiones suelen presentarse de forma súbita y ligadas a varias causas, como bajada de glucosa en niños diabéticos, epilepsia, golpes en la cabeza o a causa de la fiebre en el caso de bebés y niños pequeños. En la Guía, los profesores aprenderán cómo actuar ante una crisis convulsiva y cómo deben colocar al niño en posición de seguridad.

Otras de las situaciones de urgencia que se abordan en la Guía son la actuación ante un shock anafilático, cómo hacer correctamente una maniobra RCP, o cómo actuar en caso de atragantamiento en bebés y en niños.

Igualmente, se aborda la importancia de saber tratar a los alumnos con enfermedades crónicas, celiaquía y alergias o intolerancias alimentarias, pues no solo se requiere de una dieta especial y diferente, sino de una serie de cuidados y precauciones que deben conocerse y tenerse muy en cuenta.

La Guía también ofrece consejos sobre higiene y prevención de enfermedades, recomendaciones a las familias cuando los niños tienen algún proceso infeccioso, así como las dosis habituales de fármacos para tratar la fiebre y el dolor.

Podéis descargar el texto completo de la Guía en este enlace y hacerla llegar al coordinador de vuestro centro escolar, para ayudar a difundir estos conocimientos tan necesarios para la seguridad y salud de nuestros hijos.

Foto | iStock

Vía | AEPap

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir