Compartir
Publicidad
Servicio de enfermería en los colegios: más que un lujo, una necesidad
Salud infantil

Servicio de enfermería en los colegios: más que un lujo, una necesidad

Publicidad
Publicidad

Hace unos días, Ciudadanos registraba en la Asamblea de Madrid una proposición no de ley sobre la necesidad de que todos los colegios públicos y concertados de esta comunidad cuenten con una enfermera. La propuesta vendría a sumarse a la demanda histórica de la Organización Colegial de Enfermería, que lleva años solicitando la implantación de esta figura en las escuelas.

Desde el Consejo General de Enfermería consideran "imprescindible" que todos los centros escolares cuenten con, al menos, una enfermera en plantilla. Y es que en los colegios también pueden surgir problemas de salud entre los alumnos, accidentes o situaciones específicas que hagan necesaria la intervención de un profesional cualificado.

¿Qué es una enfermera o enfermero escolar?

La figura de la enfermera o enfermero escolar está concebida como un profesional integrado dentro de la plantilla educativa, cuyas funciones se centran en velar por la salud de los alumnos durante toda la jornada lectiva del colegio.

"Puede haber enfermeras que vayan a un colegio puntualmente a realizar una campaña de educación para la salud y todo suma, pero eso no es enfermería escolar" - puntualizan desde La Organización Colegial de Enfermería.

"La enfermería escolar es el profesional que está toda la jornada lectiva en el colegio, integrado en la comunidad educativa, que comparte las programaciones, las evaluaciones, y las memorias"

¿Qué funciones realiza?

enfermeria

Actuación en caso de urgencia

La enfermera escolar tiene los conocimientos y la capacidad de actuar de forma rápida y eficaz ante situaciones de urgencia como crisis epilépticas, crisis de asma, reacciones alérgicas, shock anafiláctico, accidentes, traumatismos, hipoglucemias, golpes de calor...

Administración de tratamientos médicos

Otra de las funciones importantes es la administración de medicamentos a aquellos alumnos que lo necesiten. Desde los requeridos con frecuencia por enfermedad crónica, hasta aquellos que el niño pudiera necesitar de manera puntual y urgente (inhaladores, inyecciones de adrenalina, insulina...) o tratamientos específicos por tiempo limitado (medicamentos ante alguna dolencia, antibióticos...).

Supervisión y cuidados en situaciones especiales

Los alumnos con enfermedades crónicas, raras, discapacidad y/o necesidades especiales podrían requerir de atención sanitaria durante toda la jornada escolar, con independencia de la etapa educativa en la que se encuentren.

De este modo, aquellos alumnos con diabetes, asma, alergias, fenilcetonuria, epilepsia, hemofilia, pacientes oncológicos, niños con enfermedades motoras... dispondrían en todo momento de supervisión cualificada.

Velar por la salud de todos los alumnos

Pero además de estas situaciones urgentes o específicas, la enfermera escolar también actúa atendiendo al niño que se pone malito durante la jornada escolar (fiebre, gastroenteritis, cefalea...) o curando heridas, lesiones deportivas y golpes.

Igualmente, tiene un papel muy importante a la hora de detectar casos de acoso y maltrato escolar, así como servir de apoyo y acompañamiento a aquellos alumnos que en un momento dado manifiesten algún tipo de problema emocional (debido a situaciones de estrés o ansiedad que estén viviendo en su entorno familiar, motivos personales, incidentes ocurridos en el colegio...)

Informar y formar

Y ya por último, pero no menos importante, la figura de la enfermera escolar es también referente a la hora de informar a los alumnos sobre medidas preventivas higiene, hábitos de vida saludables y prevención de accidentes.

Así mismo, tiene la función de informar y formar a los tutores y profesores del colegio sobre el manejo de ciertas enfermedades o situaciones específicas, con el fin de poder identificar a tiempo cualquier situación de riesgo y saber actuar correctamente.

Las implicaciones que tiene no contar con una enfermera escolar

Por desgracia, la mayoría de los colegios ordinarios en España carecen de esta importante figura, por lo que los padres sabemos de primera mano las implicaciones que tiene.

Pero para las familias de niños con enfermerdades crónicas, o alguna necesidad o condición especial el problema es mucho más grave, pues en la mayoría de los casos se produce un gran absenstismo escolar y problemas de conciliación para los padres.

Lógicamente, la labor de los profesores no es la de velar por la salud de los alumnos o atender de forma específica las necesidades de algunos de ellos. Son tareas complicadas que requieren de conocimiento y formación, y aunque algunos profesores manifiestan buena voluntad y deciden ayudar a las familias, lo cierto es que no es su cometido y no podemos exigírselo.

Por eso, desde las distintas comunidades autónomas cada vez hay más padres y asociaciones que demandan poder contar con la figura de una enfermera en todos los colegios.

Así está la situación en España

adrenalina

La enfermera escolar es una figura consolidada en Estados Unidos y en varios países europeos, y aunque en España cada vez hay más colegios que la están incorporando, todavía son una minoría y se distribuye de manera desigual según cada comunidad autónoma.

A finales del pasado año, el Consejo General de Enfermería instaba a las instituciones a regular y definir la obligatoriedad de la presencia de la enfermera en todos los colegios de España. Y es que, a pesar de que algunas comunidades autónomas están dando pasos en esta dirección, la situación todavía es insuficiente.

En Madrid, por ejemplo, la Asociacion de Diabetes y la Plataforma de enfermos crónicos en edad escolar, llevan años reclamando que todos los centros educativos de la comunidad cuenten con con un diplomado en enfermería que atienda de manera permanente a los alumnos.

También desde el Sindicato de Enfermería (SATSE), la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres (CEAPA) y el Sindicato de Profesores de la Red Pública (ANPE) están luchando para que la enfermera escolar sea una realidad, pues solo un 20 por ciento de los colegios madrileños cuenta con esta figura.

En la comunidad gallega se están movilizando de la mano de la Asociación Bicos de Papel, la Federación Gallega de Diabetes, la Unión Galega de Epilepsia, el Consello Galego de Médicos y diversas asociaciones de padres, que se han unido en apoyo a una proposición no de ley que busca implantar la figura de la enfermera en todos los centros públicos y concertados de Galicia.

En Andalucía, el Sindicato de Enfermería (SATSE) y la Confederación Andaluza de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (CONFEDAMPA) pusieron en marcha un proyecto respaldado por todos los grupos parlamentarios, para instaurar de forma paulatina una enfermera escolar en los centros de educación infantil, primaria y secundaria de Andalucía.

En Canarias ha comenzado un proyecto piloto, y otras comunidades como Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Cataluña y País Vasco ya cuentan con enfermeras en algunos colegios.

Fotos | iStock

Más información | Familia y Salud - AEPap

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio