Compartir
Publicidad

Recomendaciones de la OMS para la prevención y el tratamiento de la preeclampsia y la eclampsia

Recomendaciones de la OMS para la prevención y el tratamiento de la preeclampsia y la eclampsia
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La preeclampsia y la eclampsia son dos de los estados hipertensos en el embarazo, unas complicaciones médicas que se asocian a una presión arterial alta. En ocasiones, los problemas puedan llevar a la muerte materna, fetal o neonatal o discapacidad crónica y, según la OMS, es necesario optimizar la atención de la salud para prevenir y tratar a las mujeres con trastornos hipertensivos para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Con ese motivo ha elaborado una guía que resume las recomendaciones para la prevención y el tratamiento de la preeclampsia y la eclampsia. Según datos de la Organización, entre los trastornos hipertensivos que complican el embarazo, la preeclampsia y la eclampsia sobresalen como las causas principales de morbilidad y mortalidad maternas y perinatales. Pero la mayoría de las muertes causadas por la preeclampsia y la eclampsia se pueden evitar prestando atención oportuna y eficaz.

En África y Asia, casi una décima parte de las defunciones maternas están relacionadas con estos trastornos, mientras que en América Latina, una cuarta parte de las defunciones maternas se relacionan con esas complicaciones. Muchas veces se trata de entornos en los que la mujer no recibe una atención médica adecuada.

La guía de la OMS incluye 23 recomendaciones, clasificadas en débiles o fuertes teniendo en cuenta la calidad de las pruebas científicas y otros factores (incluidos los valores y las preferencias, la magnitud del efecto, el balance entre beneficios y perjuicios, el uso de recursos y la factibilidad de cada recomendación). La calidad de las pruebas científicas en que se apoyaba cada recomendación se clasifica como muy baja, baja, moderada o alta.

Preeclampsia embarazo

Algunas de las recomendaciones clasificadas como "Fuertes" son:

  • La administración de suplementos de calcio en aquellas áreas donde el consumo de este mineral es bajo.
  • Administración de ácido acetilsalicílico en dosis bajas (aspirina, 75 mg) para la prevención de la preeclampsia en las mujeres que tienen un riesgo alto de desarrollarla.
  • Administración de sulfato de magnesio (con preferencia sobre otros anticonvulsivos) para prevenir la eclampsia en las mujeres con preeclampsia grave.
  • Se recomienda la inducción del trabajo de parto en las mujeres con preeclampsia grave cuando por su edad gestacional el feto no es viable o es poco probable que logre la viabilidad en el plazo de una o dos semanas.
  • En mujeres con preeclampsia grave a término, se recomienda el parto prematuro.

Os recomendamos la lectura completa del documento si estáis en alguna de estas situaciones y queréis profundizar en los motivos de las recomendaciones. En él también se incluyen las intervenciones que no se recomiendan para la prevención o el tratamiento de la preeclampsia y la eclampsia, como indicar reposo en cama o en el hogar (aunque hay determinadas excepciones), la administración de diuréticos o de suplementos de vitamina C y vitamina E...

Si tienes sospecha de que padeces algún trastorno de la tensión arterial, si se te han hinchado repentinamente pies, manos o cara, si tu peso ha variado enormemente en poco tiempo, si tienes fuertes dolores de cabeza o visión borrosa... acude al médico para que determine la causa de esos síntomas.

Recordemos que los trastornos hipertensivos del embarazo afectan a alrededor del 10% de las embarazadas de todo el mundo y que no se trata de unas complicaciones restringidas a los países en desarrollo. Seguro que entre nuestras lectoras hay muchos casos de mujeres que sufrieron estas enfermedades en el embarazo pero no afectó a la salud del bebé. Es importante seguir los controles médicos a lo largo del embarazo para evitar complicaciones.

Vía | OMS
Fotos | iStock
En Bebés y más | Reconoce los síntomas de preeclampsia durante el embarazo (vídeo), Preeclampsia, ¿se repite en nuevos embarazos?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio