Compartir
Publicidad
¿Acaso un bikini no es apropiado para una madre reciente? Le piden que use bañador porque ofende a los hombres en la piscina
Salud de la madre

¿Acaso un bikini no es apropiado para una madre reciente? Le piden que use bañador porque ofende a los hombres en la piscina

Publicidad
Publicidad

Es evidente que hay unas normas no escritas que nos limitan a las mujeres en nuestros gustos y nuestros comportamientos cuando hemos sido madres y cuando hemos cumplido una edad, y en verano parece que hay personas que se empeñan en ofenderse con demasiada facilidad y de “preocuparse” en exceso por la vida de los demás. En verano quizás haya demasiada gente aburrida. Y pasa... lo que pasa.

Una de esas personas, se tomó “la molestia” de acercarse a una mujer en la piscina a pedirle que se pusiera un bañador porque en bikini su cuerpo de madre reciente ofendía a los hombres que estaban allí. Sí, con todas las letras.

La respuesta obviamente estuvo a la altura y se ha hecho viral porque no es la única mujer a la que se le presiona por su aspecto y muchas de las mujeres que la han leído se han sentido muy identificadas con Lexi.

Lexi Sinclair ha sido madre hace cuatro meses y hace unas semanas quiso pasar el día en la piscina con su bebé. Estando allí los dos, se le acercó una mujer, una desconocida que en un principio le habló de su hijo, de la edad del bebé, de lo que dormía.

La señora mayor de 50 años según pudo apreciar Lexi, se acercó haciéndose la amable con la reciente mamá para después dejarla completamente descolocada con su solicitud o sugerencia.

La perfecta desconocida le dijo a Lexi que los hombres que estaban en la piscina, alrededor, en sus toallas y en sus vidas, estarían más cómodos si ella, Lexi, se pusiera un bañador en lugar del bikini que había elegido para pasar el día con su hijo en la piscina.

¿Y por qué esa preocupación? Pues porque según esta “amable señora” un bikini no es apropiado para una madre que “todavía se está recuperando”.

No, no es que le preocupara a esta bañista indiscreta que Lexi tuviera puntos en su episiotomía o en su cesárea o se encontrara mal o tuviera cualquier malestar, no. La bañista cotilla cuando habla de que el cuerpo de la reciente mamá se está recuperando, se refiere a michelines, flaccidez y estrías y tenerlas a la vista, se ve que la ofendía en exceso.

Lexi se quedó completamente consternada por el comentario e incluso, un poco avergonzada, a fin de cuentas las normas no escritas es evidente que están ahí porque funcionan, porque coartan y constriñen de verdad el comportamiento de muchas mujeres, de muchas madres. Lexi se desahogó en su Facebook y allí contó lo que le habría encantado decirle a la desagradable individua:

"Estoy orgullosa de mi cuerpo. En sólo un año he perdido 17 kilos. He engendrado a un ser humano y dado a luz a un precioso milagro. Así que no, mi cuerpo quizás no sea la mejor vista que quieren ver otros hombres. Mis estrías y mi abdomen quizás no sean atractivos, pero son la prueba de que he hecho algo increíble."

La edad y la maternidad nos vuelven invisibles

507435165

Una madre reciente ¿tiene que vestirse no como ella quiera sino de modo que no ofenda al resto de la sociedad? Si eso es cierto es que vivimos en una sociedad que no nos respeta como personas a las madres recientes, a las madres, a las mujeres. Y ya cuando las mujeres han cumplido cierta edad, la cosa aun es más evidente.

Son pequeños detalles los que marcan el cambio. Si has cumplido los cuarenta es probable que empieces a encontrar artículos en los que te explican amablemente cuál es el corte de pelo que te hace más joven, cuál es el largo de la falda que te debes poner, cual es la altura del tacón que ya es mejor que no uses porque eres madre y porque has cumplido los cuarenta.

En la época de nuestras abuelas y bisabuelas, las mujeres se vestían cada vez con menos color en sus ropas cuando iban cumpliendo años hasta que el negro entraba en sus armarios para cumplir los lutos que marcaban esas normas no escritas.

Hemos evolucionado sí, pero aún así seguimos tolerando y asumiendo normas que nos limitan y nos condicionan, normas que no sabemos ni quien ni por qué se han formulado pero que seguimos obedeciendo de una forma quizás demasiado sumisa.

A quien le ofenda una madre reciente con sus estrías al aire porque se ha puesto un bikini debería pensar que lo más probable es que el problema sea de los ojos del que mira, de los ojos que se ofenden porque están llenos de una intolerancia que no nos deja ser libres a ninguno.

Vía | lasexta.com
Fotos | iStockphoto
En Bebés y más | Alicia Keys reivindica la belleza natural mostrando sus estrías de madre en Instagram | Una bloguera australiana muestra su cuerpo de madre para acabar con la presión por recuperar su figura | Imita un anuncio de Calvin Klein mostrando las estrías de su barriga de madre

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio