Compartir
Publicidad
Las madres con bebés con anomalías congénitas podrían tener vidas más cortas
Salud de la madre

Las madres con bebés con anomalías congénitas podrían tener vidas más cortas

Publicidad
Publicidad

De acuerdo con un nuevo estudio danés, las madres de hijos con anomalías congénitas pueden correr el riesgo de fallecer más jóvenes que aquellas madres de hijos que no tuvieron defectos de nacimiento.

Pero de acuerdo con los investigadores, aunque el riesgo de muerte prematura aumenta, la probabilidad de que fallezcan mucho antes es relativamente menor. Para el estudio se le dio seguimiento a 455.000 madres en Dinamarca, algunas de ellas habían tenido hijos con diversos defectos de nacimiento incluyendo condiciones genéticas como enfermedades de corazón o anomalías estructurales como paladar hendido.

La edad media en que las madres involucradas tuvieron a sus hijos eran los 29 años, y se les dio seguimiento durante un promedio de 21 años, en los que se consideró la edad de fallecimiento de las participantes en este estudio iniciado en 1979. Del total de las mamás que participaron en el estudio 41.500 tenían hijos con uno o más defectos de nacimiento y 414.000 habían tenido hijos sin anomalías congénitas.

Entre los hallazgos que se encontraron al finalizar el estudio se incluyeron los siguientes:

  • Entre 2% y 5% de los niños nacidos Estados Unidos y Europa tienen un defecto de nacimiento.
  • Las mujeres jóvenes que críen y cuiden a un niño con anomalías congénitas aumentan su probabilidad de fallecer prematuramente en un 27% en comparación con aquellas madres de niños sin defectos de nacimiento.
  • El riesgo disminuye a un 22% después de ajustar ciertos factores en la vida de la madre, y que pueden incluir: presión alta, depresión, alcoholismo, peso, nivel académico, estado civil o complicaciones durante el embarazo.
  • Las madres de hijos con múltiples anomalías congénitas tienen un riesgo mayor de tener una muerte prematura que aquellas con hijos con un solo defecto de nacimiento.

El estrés, la posible causa

Madre Sola

Aunque los investigadores comentan que no se puede determinar un factor en específico como la causa de muerte prematura, consideran que los principales son el desbalance económico que conlleva tener un hijo que requiera tratamientos especiales y el estrés al que son sometidas las madres de hijos con anomalías congénitas.

De estos dos posibles factores ellos consideran que uno de los más importantes es el estrés, ya que la causa de muerte de muchas de las madres que fallecieron de manera prematura fueron las enfermedades del corazón, que son provocadas por padecer demasiado estrés.

Es importante que todas las madres, independientemente de si sus hijos nacen con anomalías o no, eviten someterse a mucho estrés o presión. Si bien un hijo con anomalías congenitas puede demandar mayores cuidados y atención, no debemos presionarnos por intentar hacerlo todo a la vez.

El síndrome del burnout materno es algo que cada vez vemos en más y más mujeres porque la misma sociedad nos pinta una maternidad perfecta, en la que nadie se queja ni está bien visto que las madres se sientan agotadas.

Pero es algo que sucede y que afecta a muchas mujeres porque prefieren quedarse calladas que admitir que necesitan apoyo. Sin embargo, es importante que siempre tengamos presente que pedir ayuda de vez en cuando no nos convierte en malas madres.

¿Cómo prevenir las anomalías congénitas?

Embarazada

Este estudio, además de ser un aviso de alerta para las mamás de hijos con defectos de nacimiento para que intenten llevar un estilo de vida saludable, es un recordatorio de lo importante que es llevar controles de salud y revisiones durante el embarazo.

Una buena alimentación, tomar ácido fólico, evitar el uso de drogas, cigarro y alcohol, así como procurar que los embarazos sean antes de los 40 años son algunas de las medidas que se deben tomar para prevenir la aparición de anomalías congénitas en el bebé.

Los doctores comentan que los resultados de este estudio más que definir una causa nos muestran una relación, y que no hay motivo para alarmarse ni provocar preocupaciones innecesarias. Lo mejor que se puede hacer es tener presente que es un posible riesgo y que las madres de hijos con anomalías congénitas recuerden cuidar no solo a sus hijos, sino también a ellas mismas.

Vía | CBC
Fotos | iStock
En Bebés y más | Uno de cada 33 bebés nace con un defecto congénito: Guía para la prevención, Cómo prevenir las anomalías congénitas, ¿Qué son las anomalías congénitas y cómo prevenirlas?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio