Publicidad

Los bebés prematuros tienen un sistema inmunitario más fuerte de lo que se creía

Los bebés prematuros tienen un sistema inmunitario más fuerte de lo que se creía
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ojo con el titular, no vayamos a creer ahora que los bebés prematuros están tan preparados para combatir las enfermedades como un bebé nacido a término, pues no es así, pero no deja de ser una gran noticia. Un estudio reciente ha demostrado que los bebés prematuros tienen un sistema inmunitario más fuerte de lo que se creía, que no quiere decir que lo tengan tan fuerte como los otros bebés.

En dicho estudio se analizaron muestras de sangre de 28 bebés prematuros en sus primeras semanas de vida y vieron que las células T del sistema inmunitario son capaces de desarrollar una respuesta inflamatoria ante la presencia de bacterias. Al parecer, se desconocía que esto sucediera.

Este tipo de respuesta inflamatoria es similar a la que sucede en las células inmunitarias de las personas adultas. El cómo se produce es muy diferente, y han confirmado que el sistema inmunitario de los bebés y el de los adultos no funcionan igual, pero la respuesta sí se asemeja.

Según Deena Gibbons, autora del estudio:

Hallamos que los bebés tienen un mecanismo de defensa antibacteriano inherente que funciona de forma distinta que en los adultos, pero que aun así podría protegerlos de forma efectiva. También podría ser un mecanismo por el que el bebé se protege a sí mismo en el útero de las infecciones de la madre.

El estudio, que ha sido publicado en la revista Nature Medicine, abre nuevas vías de investigación que serán útiles para comprender cómo funcionan las células inmunológicas del recién nacido y por qué son tan distintas de las de los adultos, y a la vez para ayudar a elaborar nuevos tratamientos que ayuden a los bebés prematuros a mejorar su sistema inmunitario con el fin de protegerlos de las posibles infecciones que, por el hecho de nacer antes, podrían resultar una amenaza importante para sus pequeños cuerpecitos.

En resumen, parece que la naturaleza tiene respuesta a muchos posibles problemas, siendo uno de ellos la prematuridad. Es cierto que lo tienen más difícil, es cierto que son más frágiles e indefensos aún que un bebé que nace a término, pero hay compensaciones que les ayudan a sobrevivir. El contacto piel con piel les ayuda a crecer y engordar, a estar tranquilos y a madurar de una manera espectacular, la leche materna tiene una concentración de nutrientes diferente, adaptada al prematuro, para ayudarle e tolerarla, a crecer y a desarrollarse mejor y ya veis, el sistema inmunitario también tiene sus propios mecanismos para ayudar al bebé que aún no debería haber nacido, pero que ya está aquí, a sobrevivir.

Vía | Medline Plus
Foto | Thinkstock
En Bebés y más | La fragilidad del bebé prematuro según Anne Geddes, Emocionante vídeo de la lucha de un bebé prematuro por salir adelante, Hablarle al bebé prematuro favorece su desarrollo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir