Publicidad

Lombrices de gelatina para la noche de Halloween

Lombrices de gelatina para la noche de Halloween
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si quieres que un acontecimiento sea un éxito y coja fama mundial, pon chuches (con uno o dos kilos puede bastar), pintura para la cara (varios botes), disfraces (mejor cuanto más miedo den) y toda una semana de preparativos con los más pequeños (y paciencia, mucha paciencia) y por supuesto una noche de brujas, fantasmas y demás monstruos.

Hoy os traigo una receta para hacer vuestras propias chuches y por supuesto, en estas fechas no podrían ser otras que lombrices de gelatina para la noche de Halloween.

Ingredientes

100 pajitas de plástico (pueden ser 99), de las que se pueden doblar, que hacen un mejor efecto. Un cartón de leche vacío (y limpio) o cualquier cacharro similar para sujetar las pajitas. Os aconsejo que sea del tamaño aproximado de las pajitas para evitar que se vuelquen en el proceso. Un paquete de gelatina de fresa, frambuesa o cualquier otro sabor según sean vuestros gustos en anélidos. Si preferís comeros otro tipo de "gusanos" en vez de las lombrices de tierra, eso al gusto del consumidor, yo sólo soy el mensajero. 3 paquetes de gelatina neutra 3/4 de litro (3 cups) de agua hirviendo. ¡Ojo que quema! Y no queremos que la gente vaya unicamente disfrazada de momias. 175ml de crema de leche (3/4 cup) por aquello de poner algo medio sano en las chuches. De 12 a 15 gotas de colorante verde. Si no os gusta el verde pues el que tengáis por casa y si no tenéis ninguno, podéis usar el colorante para paellas. Pero, bajo ningún concepto uséis el Fairy por muy atractivo que os parezca su verde. Papel encerado, ese que no se pega.

Preparativos o ambientación

Aquí ya según lo que os apetezca liaros con los peques. Pero podéis decorar la cocina a modo de laboratorio de brujos y magos, con telarañas, bichos y pegatinas que seguro encontráis en el todo a cien de la esquina. Esperad a que sea de noche y colocad pequeñas lámparas tapadas con sábanas o telarañas. La idea es darle un ambiente tenebroso a la habitación pero pudiendo ver que es lo que hacemos claro, que no es plan de terminar accidentados.

Para rematar podemos disfrazarnos de brujas, magos, trasgos o lo que se os ocurra.

¡Ya veréis que experiencia!

Manos a la obra

Paso 1. Combinad las gelatinas en un bol con el agua hirviendo, removed hasta que se disuelvan completamente y dejad que se temple la mezcla. Los del norte podéis recitar el conxuro de la Santa Compaña para irle dando ambiente. Supersticiosos sáltense lo del conxuro.

Paso 2. Mientras se templa la "poción" iremos estirando las pajitas, si, las 100. Las pondremos en el recipiente anterior y las sujetaremos juntas con una goma. Este paso lo pueden ir haciendo el resto de pinches de cocina.

Paso 3. Con cuidado mezclar la crema de leche y el colorante con la mezcla de gelatina tibia y verterlo en el recipiente hasta que se llenen las pajitas.

Paso 4. Ahora enfriaremos las pajitas hasta que la gelatina se vuelva consistente, unas ocho horas al menos o los dejamos en la nevera durante 2 días.

En este punto y aprovechando que tenemos el decorado puesto podemos hacer dos cosas: preparar otro tipo de recetas, como estos monstruos comestibles para la cena o estas calabazas. O bien, podéis hacer la mitad de la receta un par de días antes y llegado este punto simplemente metéis las que acabáis de hacer en la nevera, sacáis las ya preparadas y seguís el siguiente punto.

Paso 5. Una vez se hayan enfriado nuestras "lombrices", sacamos las pajitas y las ponemos debajo del agua caliente, unas cuatro o cinco de cada vez, durante unos momentos para que ablanden un poco. Luego iremos apretando con los dedos empezando desde el extremo que está vacío, hasta que la "lombriz" salga del interior de la pajita.

Una vez hayamos terminado con los 99 pajito-gusanos los ponemos a enfriar hasta que los necesitemos. Recordad que el conjuro mantendrá enteros nuestros gusanos durante dos horas a temperatura ambiente, a partir de ese punto es probable que se conviertan en algo similar a la masa encefálica de vampiro. Por imaginación no será, ¿no?

¿Os animáis a conjurar lombrices de gelatina para la noche de Halloween?¿Preparáis otras recetas "especiales" esa noche?

Foto y receta vía | the idea room En Bebés y Más | Ideas para decorar fiestas de Halloween para niños, Ideas y disfraces para la fiesta de Halloween

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir