Compartir
Publicidad
Publicidad

Ideas y disfraces para la fiesta de Halloween

Ideas y disfraces para la fiesta de Halloween
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hoy tienes pensado celebrar la noche de Halloween con tus niños, puedes organizar una divertida fiesta decorando la casa con un ambiente tenebroso.

Aprovechando que hoy los chicos no tienen cole podéis prepararlo todo juntos. A los niños les divertirá tanto los preparativos como la propia fiesta y de paso, os pasáis un buen rato.

Os contaré cómo hacer la decoración de la fiesta, la comida y los disfraces con materiales sencillos que tenéis en casa.

Por empezar, podéis colorear y recortar figuras de Halloween y pegarlas por la casa, cuyos dibujos encontraréis en este post que hemos publicado hace unos días. También podéis recortar figuras de murciélagos en cartulina negra y pegarlos en las ventanas. Si te atreves, puedes ahuecar una calabaza y colocar una vela en su interior para colocar en la entrada.

Puedes colgar del techo unos simpáticos fantasmas. Se hacen con un envase de yogur vacío dado vuelta cubierto por una hoja de papel de cocina. Para colgarlo, le pasas un hilo por la base del envase y te queda un fantasmita muy gracioso.

Si quieres, puedes comprar globos negros (hay algunos especiales con motivos de Halloween), unas arañas de plástico para colgar del techo y un spray que simula la tela de araña para decorar la casa.

Para decorar la mesa puedes hacer un centro de mesa con ramas y hojas secas y una calabaza. Si no tienes tiempo de ahuecarla. Puedes pintar los ojos y la boca con rotulador negro y hacerle un huequito arriba donde colocas una velita de noche (las pequeñitas)

Disfraz de fantasma: con una sábana blanca vieja, córtala de acuerdo a la estatura del niño para que no se tropiece al caminar y recórtale dos agujeros para los ojos.

Disfraz de vampiro: viste a tu hijo con alguna ropa negra, puedes hacerle una capa con una bolsa de residuos negra cortada por la mitad, incluso puedes aprovechar la cinta de las bolsas auto-cierre para atarla al cuello. Con tu maquillaje píntale la cara, un poco de delineador en los ojos, lápiz de labios rojo para simular sangre, un Pojo de ojeras y mucha palidez y tienes un Conde Drácula. (si tienes los colmillos, mejor).

Disfraz de Bruja: Viste al niño o a la niña con un vestido negro que ya no uses, zapatos negros, y con una cartulina negra cortada en forma de cono y enrollada sobre sí misma puedes fabricar un gorro de bruja. Puedes pintarle con cera blanca unas estrellas o la típica cinta de gorro de bruja. La peluca se hace con trozos de lana negra abrochados (con grabadora es más facil) en una cinta de papel del tamaño del contorno de la cabeza del niño. Para pintarle la cara, puedes tu maquillaje. No te olvides del lunar. Si tienes una escoba de bruja, es el complemento ideal.

Disfraz de momia: es muy sencillo. También con una sábana blanca vieja, la cortas en tiras y envuelves a tu hijo.

Para comer, puedes preparar unas galletas de pan de jenjibre cuya receta nos dan en Directo al Paladar. Y por supuesto, en Halloween no pueden faltar los dulces y las golosinas.

Por último, baja las luces de la casa, pon música lúgubre y... ¡a divertirse!

En Bebés y más | Dibujos de Halloween para colorear, Disfraces caseros para Halloween hechos con papel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos