Publicidad

El pequepuccino, el cappuccino de los más pequeños

El pequepuccino, el cappuccino de los más pequeños
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

No, no os asustéis que no vamos a dar café a ningún niño, pero podemos compartir con ellos nuestra afición al cappuccino preparando a nuestros hijos un cacao con espuma que recuerde al clásico café italiano. Os presentamos el pequepuccino, el cappuccino de los más pequeños de la casa.

La idea no es mía, lo reconozco. Caminando el otro día vi en una cafetería que ofrecían un preparado similar para niños, con otro nombre y otros ingredientes, pero me vino la inspiración y decidí llevarla a la práctica. Una vez testado con mis sobrinas, os lo recomiendo. El pequepuccino, les encanta.

Ingredientes para 1 pequepuccino

  • 1 vaso de leche grande, 1 cucharada de cacao en polvo o similar y otro poquito más para espolvorear

Cómo hacer un pequepuccino, el cappuccino para niños

Calentamos medio vaso de leche al fuego o en el microondas para que el pequepuccino esté luego a la temperatura idónea para que se lo tomen los pequeños. Añadimos la cuchada de cacao en polvo y la disolvemos removiendo.

Con el otro medio vaso de leche que tendremos bien fría, hacemos la espuma poniendolo al vapor o batiendo con batidora con varillas o con un espumador hasta conseguir una espuma firme como la de los cappuccinos.

Si tenéis una cafetera con salida de vapor, es cuestión de un minuto, si no, tendréis que batir un buen rato. Con ayuda de una cuchara, trasladamos la espuma que tendremos formada en la leche fría sobre la leche con cacao que tenemos calentita y lista para nuestros hijos.

Sobre la espuma, espolvoreamos un poquito más de cacao y lo llevamos corriendo a la mesa donde esperarán unas buenas galletas de mantequilla como las de ovejas que hicimos hace unas semanas y lo disfrutamos con los niños.

pequepuchino.jpg

Tiempo de elaboración | 6 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Para disfrutar del pequepuccino, el cappuccino de los más pequeños no hace falta ser menor de edad. Los padres y madres también disfrutarán de esta leche espumosa con sabor ligero a cacao. De todas maneras, ya sabéis cómo hacerlo si queréis prepararos un cappuccino de los de los mayores. Solo tendréis que añadir una taza de café espresso recién hecho antes de añadir la espuma.

En Bebés y más | Receta de Galletas de corazón para hacer con los niños
En Bebés y más | Rebaño de ovejas de galleta con cobertura de queso

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir