Publicidad

Caras horripilantes de queso hechas por niños para Halloween

Caras horripilantes de queso hechas por niños para Halloween
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si hay algo divertido en la cocina es compartir un rato con los niños y hacerles participar en las distintas tareas. A veces el resultado no es perfecto, pero ver sus caritas de alegría mientras trabajan, siempre merece la pena. Así hemos hecho estas caras horripilantes de queso hechas por niños para Halloween que esperamos que os gusten.

Podéis hacerlas con ellos de la manera que ahora os cuento, o si lo preferís, también podéis añadirles una brocheta para hacerlas en formato piruleta. En todo caso serán estupendas para fomentar su creatividad y para ofrecerles un aperitivo o un picoteo casero, sano y sin aditivos.

Ingredientes para 4 personas

  • 4 puñaditos de queso rallado, 3 aceitunas negras, granos de maíz, queso gouda, cebolla crujiente

Cómo hacer caras horripilantes de queso hechas por niños

Ponemos un papel de horno sobre el plato giratorio del microondas y sobre él, colocamos unos montoncitos de queso rallado. Podéis utilizar parmesano, o si lo preferís también gouda o cualquier otro. A partir de ahí, los niños tienen que hacer su trabajo y ayudarnos a hacer y colocar los elementos de la cara.

Para hacer los ojos, cortamos aros de aceitunas negras o verdes haciendo rodajas y los rellenamos con unos granos de maíz. Las bocas las hacemos con medias rodajas de aceitunas, colocándolas de diferentes maneras para que las caras tengan distinta expresión. Como en casa teníamos unos ojos de caramelo que nos habían sobrado de cuando hicimos las magdalenas fantasmas de Halloween, también los usamos para una de las caras.

Antes de decorar los rostros horripilantes, metemos el plato en el microondas durante 1 minuto y medio a máxima potencia. Transcurrido ese tiempo, el queso se ha fundido uniendo unos con otros los distintos hilillos y las aceitunas se han pegado formando una cara estable. Con ayuda de un cuchillo, despegamos las caras del papel sin que se rompan y pasamos a la zona de "maquillaje y peluquería"

Con un poco de queso gouda rallado, podemos hacer melenas pelirrojas para algunas de las caras, decorando otras con pelo moreno hecho con cebolla frita crujiente. También podemos utilizar ketchup para hacer coloretes o decorar las caras horripilantes de Halloween como más nos guste, con otros ingredientes.

Caras Fantasmas Halloween 1

Tiempo de elaboración | 15 minutos
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Las caras horripilantes de queso hechas por niños para Halloween son geniales porque además de suponer una actividad divertida como trabajos manuales para compartir con nuestros hijos, son después una merienda crujiente que les divierte comer. Un bocado artesano que han hecho ellos mismos y que disfrutarán sin duda.

En Bebés y más | Magdalenas fantasmas de Halloween. Receta para hacer con niños
En Bebés y más | Cortezas del árbol de las brujas para picotear. Receta de Halloween

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir