Publicidad

Las absurdas palabras de una madre de cinco que madruga para esculpir su cuerpo: "no hay excusa para no estar en forma"

Las absurdas palabras de una madre de cinco que madruga para esculpir su cuerpo: "no hay excusa para no estar en forma"
11 comentarios

Publicidad

Publicidad

Tiene 34 años, cinco hijos y se considera una mamá fitness digna de crear tendencia y, al parecer, de decir a las mujeres cómo se supone que tiene que estar su cuerpo después de tener hijos.

Se llama Simone Gately, vive en Halifax, North Yorkshire, y se ha ganado un montón de seguidores y detractores (sobre todo mujeres) al decir que si ella puede, las demás también: "no hay excusa para no estar en forma".

Se levanta a las 5 de la mañana

Su rutina diaria empieza a las cinco de la mañana, cuando hace ya una sesión de ejercicio; después da un largo paseo con su perro y deja una tercera sesión de ejercicio para otro momento del día, en muchas ocasiones haciéndola con sus hijos, a los que utiliza como ayuda.

Eight2

No trabaja, así que se dedica a cuidar de sus hijos y a ejercitarse en esos dos momentos del día, y por esto quiere mostrar a otras madres que no hay excusa para no deshacerse "de la grasa que provocan los embarazos".

Engordó mucho con su primer bebé

En su primer embarazo engordó bastante más de lo que habría deseado, así que hizo todo lo posible por recuperar su cuerpo y, según dice, en un par de meses estaba ya como cuando conoció a su pareja.

Eight3

Desde entonces ha tenido cuatro hijos más, y aunque su abdomen se ha ido dilatando y encogiendo con cada embarazo, está orgullosa de decir, en DailyMail, que todavía tiene "un 'eight pack' y el cuerpo de mis sueños".

Al parecer, no quiere dar envidia a nadie, sino ayudar a otras mujeres con su ejemplo, mostrando que no hace falta que vivan en el gimnasio ni dejar que el deporte domine sus vidas para tener un vientre plano y un buen tono muscular.

Quiere abrir un centro para ayudar a otras madres

Además del ejercicio que hace ha cambiado su dieta para hacerla más saludable y, según explica, sentirse más plena de energía con ambas estrategias: alimentación sana y ejercicio. Y todo ello sin hipotecar su vida como madre, pues hace ejercicio con sus hijos, que disfrutan mucho, y además aún le queda tiempo libre para estar con ellos.

Ahora tiene intención de abrir un centro para ayudar a otras madres y no madres a ejercitarse, a alimentarse saludablemente y conseguir sus sueños de tener el cuerpo que quieran.

Muy bien, Simone, pero...

Es genial que una mujer, madre de cinco hijos, pueda cumplir su sueño de tener un cuerpo escultural y pueda servir de ejemplo y motivación para otras mujeres que tengan ese mismo sueño o meta, pero de ahí a decir que "no hay excusa" hay un abismo.

Eight4

La diferencia es tanta que a mí me parece no sólo absurdo, sino insultante. ¿Acaso todas las mujeres que dan a luz tienen la imperiosa necesidad de estar en forma hasta el punto de parecer que no han gestado bebé alguno? ¿Sólo se está en forma si marcas abdominales?

Además, ¿todas podrán conseguirlo con el mismo esfuerzo que ella lleva a cabo? Porque así a bote pronto recuerdo a Taryn Brumfitt, una madre de tres que lo consiguió, pero a costa de vivir 24 horas pensando en su cuerpo y viendo como esa meta iba haciendo desaparecer a la madre, a la esposa e incluso a su buen humor y su capacidad de disfrutar de la vida. Al final decidió contar su caso para liberar a las madres de la presión de conseguir un cuerpo considerado perfecto por la sociedad.

Así que, ¿cómo que no hay excusa? Me paro a pensar en las épocas en que los días parecen acabarse demasiado pronto, días en que nos acostamos con un montón de cosas por hacer, y no puedo imaginar decirle a Miriam algo así como "¿te pongo la alarma a las cinco para que te pongas a hacer ejercicio?". Vamos, no puedo ni quiero, que me veo segundos después durmiendo en el sofá.

Vamos, suficientes presiones reciben ya las mujeres y madres, a las que la sociedad les pide injustamente que sean buenas madres, buenas esposas, que vayan siempre guapas, que trabajen y asciendan profesionalmente, que tengan independencia económica y sean buenas amas de casa como para que ahora, además, tengan que tener un cuerpo atlético cuando las prioridades pueden ser muy diferentes. ¿No creéis?

Fotos | Instagram de Simon Gately
En Bebés y más | Una modelo posa desnuda un año después de ser madre con la condición de no usar Photoshop, ¿Hay que disculparse por ser madre de tres hijos y estar estupenda?, Volver (o no) a recuperar la figura tras el parto

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir