Compartir
Publicidad

Aprueban en Estados Unidos el primer medicamento para la depresión postparto

Aprueban en Estados Unidos el primer medicamento para la depresión postparto
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La FDA, la Dirección de Medicinas y Alimentos de EE.UU. aprobó por primera vez un medicamento específicamente indicado para el tratamiento de la depresión postparto, la complicación de salud número uno durante y después del embarazo.

Se trata del medicamento brexanolona, que se venderá en ese país bajo el nombre de Zulresso. Se ha demostrado en ensayos clínicos que funciona en cuestión de horas para tratar los síntomas de la depresión postparto, una enfermedad mental grave que afecta a una de cada siete madres después del parto.

Un medicamento restringido

Sin embargo, no parece que sea muy accesible, al menos de momento. Su aplicación es una inyección por vía intravenosa en forma de goteo durante 60 horas, es decir dos días y medio, por lo que requiere el ingreso de la paciente.

Y otra barrera es el precio, ya que el tratamiento tendrá un coste de entre 17.000 y 30.000 euros, según Sage Therapeutics, la compañía que lo ha desarrollado.

Han informado también que el medicamento estará disponible a fines de junio en Estados Unidos, solo a través de un programa restringido denominado Programa de Estrategia de Mitigación y Evaluación de Riesgos (REMS) que requiere que el medicamento sea administrado por un proveedor de atención médica en un centro de atención médica certificado, dijo la FDA en un comunicado de prensa anunciando la aprobación.

“La depresión posparto es una enfermedad que, cuando es grave, puede ser mortal. Las mujeres podrían tener pensamientos que las lleven a hacerse daño a sí mismas o a sus hijos”, señaló en un comunicado Tiffany Farchione, directora interina de la división de productos psiquiátricos del Centro de Evaluación de Medicamentos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

Actúa en 48 horas

La ventaja del fármaco es actúa muy rápidamente, apenas dos días tras su administración, mientras que los antidepresivos tradicionales pueden tardar semanas o meses en hacer efecto. Entre sus efectos secundarios, observaron algunos muy leves, como dolor de cabeza, mareos o somnolencia excesiva.

La depresión postparto es más frecuente de lo que creemos. Son muchas las mujeres que conviven con un fantasma invisible que les impide sentirse felices después de dar a luz. Una afección que requiere mayor atención en las revisiones después del parto para identificar cualquier signo de alerta en la mamá reciente.

Esperemos que se siga investigando y se consigan desarrollar medicamentos más accesibles para aquellas mujeres que lo necesiten.

Vía | CNN

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio